Publicidad
CHD mantiene las multas a los regantes de la Valduerna

CHD mantiene las multas a los regantes de la Valduerna

ACTUALIDAD IR

Los regantes de La Valduerna utilizan un sistema de pozos tradicionales que se recargan desde el río. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Los regantes de La Valduerna utilizan un sistema de pozos tradicionales que se recargan desde el río. | MAURICIO PEÑA
D.L. Mirantes | 13/12/2018 A A
Imprimir
CHD mantiene las multas a los regantes de la Valduerna
Campo Los usuarios de los pozos denuncian incumplimientos
Los regantes de La Valduerna denuncian los "incumplimientos" por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) sobre varios asuntos relacionados con la utilización de los tradicionales pozos de riego. Según los regantes consultados, pese al compromiso adquirido por parte de CHD sobre la retirada de las sanciones emitidas a varios usuarios por utilizarlos, a su juicio, de manera irregular, las sanciones siguen vigentes. Según explican los afectados, en los últimos días han recibido las mismas sanciones que recibieron en su momento sin verse reducida la cuantía de la penalización económica y sin mayores indicaciones para su posible anulación. Como ya hicieran anteriormente, los sancionados han vuelto a recurrir las multas, a la espera de poder mantener una nueva reunión con los responsables de la gestión de los recursos hídricos en la zona. Una petición que, según explican, ya realizaron en el pasado mes de septiembre y a la que todavía no han recibido contestación alguna.

Precisamente, la falta de contactos entre las instancias superiores del órgano de cuenca y los regantes es otro de los incumplimientos que denuncian los valdorneses. Los agricultores afectados consultados por este periódico explican que hasta la fecha el diálogo se refiere casi de forma exclusiva a la regulación del agua del Duerna.

Explican que en el mes de agosto "se cortó el agua" y se les requirió el establecimiento de un sistema de turnos. Cumplido el trámite, los regantes pudieron volver a utilizar el agua hasta el final del año hidrológico (30 de septiembre), con algunos desencuentros puntuales. Sin embargo, en lo que respecta a la legalización de los pozos "no se han producido avances".

La maraña burocrática que rodea el proceso es uno de los principales obstáculos para los regantes La maraña burocrática que rodea el proceso es uno de los principales obstáculos para los regantes y así se lo han hecho saber a CHD, que hasta el momento, según los regantes, no ha aportado otras soluciones.

Por otra parte, en las tomas del río Duerna ya se encuentran instalados los caudalímetros exigidos y personal del órgano de cuenca inspecciona de forma periódica las zayas y otras infraestructuras utilizadas para el riego para comprobar que no se produzcan irregularidades. Sin embargo, los regantes denuncian que tampoco han recibido noticias del estudio hidrogeológico que CHD encargó al Instituto Geológico y Minero en la primavera pasada para detallar las condiciones de los ríos Duerna y Peces. Entre los puntos que debía abordar el estudio se encontraba la forma en la que el Duerna recarga el Peces y los pozos, la razón por la que los regantes desvían agua de un cauce a otro. Sin embargo, hasta la fechan no han recibido noticias de ese estudio.

A pesar de la situación administrativa, sobre el terreno, la abundancia de agua de la pasada campaña, con precipitaciones en momentos claves para los cultivos, facilitó la gestión de los pozos y la armonía entre la administración y los productores. "El mejor verano en 60 años", matizan los agricultores que temen volver a sufrir sanciones, cuyo mayor coste, explican, sería tener que dejar de regar.

En este sentido, como ya manifestaron en su día, en la manifestación que reunió en Valladolid a medio millar de vecinos de la zona y miembros de las OPA, transformar en secano las cerca de 4.000 hectáreas de maíz, patatas, alubias, remolacha, trigo y cebada.
Volver arriba
Newsletter