Publicidad
CB denuncia el "lamentable " funcionamiento de internet en Trabadelo

CB denuncia el "lamentable " funcionamiento de internet en Trabadelo

EL BIERZO IR

Maraña de cables de conexión telefónica en Trabadelo, en pleno Camino de Santiago, difundida por CB. Ampliar imagen Maraña de cables de conexión telefónica en Trabadelo, en pleno Camino de Santiago, difundida por CB.
D.M. | 21/07/2021 A A
Imprimir
CB denuncia el "lamentable " funcionamiento de internet en Trabadelo
Medio Rural La formación reprocha que a las empresas de telefonía se les consienta "cualquier barrabasada" de cables en el Camino de Santiago, frente a las exigencias de Patrimonio a cualquier vecino o a la administración local
Coalición por el Bierzo (CB) denuncia  lo que considera un" absoluto estado de abandono" de la red de telefonía e internet de alta velocidad en el medio rural berciano. 

En este caso, se trata del municipio de Trabadelo, donde el portavoz de este partido, Carlos Gómez, reprocha "megaestructuras de cables sin uso suspendidos en el aire y no retirados, otros a ras de suelo entre la maleza y muchos fijados con métodos artesanales", con "la complicidad  de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León". 

Y es que, según explica,  mientras las administraciones locales y los ciudadanos y los deben someterse “de forma rigurosa” a la ley de especial protección del Camino de Santiago a la hora de emprender obras nuevas y reformas, a las empresas de telefonía se les permite "cualquier barrabasada”.

Todo esto, además, con un resultado "lamentable” de funcionamiento de la red de internet, "tan necesaria" en el pueblo para poder asentar población de personas con posibiliddes de teletrabajo o teleformación o realización de cualquiee tipo de trámites 'on line.'

Explica Gómez que en cuestiones de conectividad e intertet rural, lo único que se encuentra Trabadelo  son “promesas vacías de contenido” por parte de las administraciones superiores. “Mientras nuestra factura mensual reza que pagamos alta velocidad, la realidad es que nuestra conexión se asemeja a la velocidad de un tren de cercanías”, concluye.
Volver arriba
Newsletter