Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

CARTELERA EN LEÓN | 'Yo, él y Raquel'. Una comedia dramática revestida de cinefilia

CARTELERA EN LEÓN | 'Yo, él y Raquel'. Una comedia dramática revestida de cinefilia

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 10/10/2015 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'Yo, él y Raquel'. Una comedia dramática revestida de cinefilia
La crítica de la semana Director y guionista rivalizan sanamente por ser el más brillante e imaginativo
Uno no puede por menos que empatizar con una película como ‘Yo, él y Raquel’ en la que sus dos principales artífices, el guionista Jesse Andrews y el director Alfonso Gómez-Rejón, rivalizan sanamente por ser el más brillante e imaginativo sin que, por esta vez, se resienta el conjunto. Y digo que no puedo por menos que saludar efusivamente esta propuesta indie bendecida en Sundance con el premio especial del jurado y el premio del público porque en todos y cada uno de sus fotogramas se respira cinefilia, la que sus dos jóvenes protagonistas profesan hacia clásicos del cine europeo que van desde la nouvelle vague hasta las películas inglesas del tándem Powell-Pressburguer pasando por los delirios épicos de Werner Herzog con su ‘enemigo íntimo’ Klaus Kinski, algo que en principio puede sorprender tratándose de dos adolescentes inadaptados cuya afición es realizar sus propias versiones de estos clásicos donde el ingenio reside más en los títulos de sus películas caseras que en los contenidos de las mismas, de los que el espectador nunca tiene plena constancia. Pero ‘Yo, él y Raquel’ no se queda en un simple ejercicio cinéfilo sino que habla del difícil tránsito de la adolescencia a la madurez, como lo hacía aún con mayor simpleza y rebajando considerablemente la franja de edad de los personajes la estupenda ‘Mi chica’, de Howard Zieff. Una propuesta en fin que no deberían perderse los que buscan aire fresco en el a menudo encorsetado cine americano.


 
Volver arriba
Newsletter