Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

CARTELERA EN LEÓN | 'Snowden'. Investigación al ciudadano libre de toda sospecha

CARTELERA EN LEÓN | 'Snowden'. Investigación al ciudadano libre de toda sospecha

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 15/10/2016 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'Snowden'. Investigación al ciudadano libre de toda sospecha
La crítica de la semana Oliver Stone apuesta por la transparencia en el a menudo enmarañado y tecnicista subgénero de espionaje informático
Me gusta la claridad con que Oliver Stone ha abordado la historia de Edward Snowden, que puso en jaque a la Administración americana tras revelar al diario británico The Guardian los documentos clasificados sobre el programa de vigilancia mundial secreto de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional). Lo habitual en este tipo de narraciones es que uno termine perdiéndose en la maraña de tramas y subtramas que suelen acompañar al subgénero de espionaje informático, por no hablar de la jerga tecnicista que resulta ininteligible para el espectador no iniciado en el tema. Sin embargo, el guión de Oliver Stone y Kieran Fitzgerald renuncia a ambos aspectos para mostrar diferentes niveles de narración, el más próximo al suspense que transcurre en 2013 en Hong Kong y que vertebra toda la narración, y el que a través de medidos ‘flashbacks’ va mostrando la toma de conciencia del otrora conservador Snowden en torno a los desmanes de los servicios de inteligencia de su país, llámense CIA o NSA. Otro factor a favor de ‘Snowden’ es consustancial al cine de Oliver Stone y tiene que ver con la potencia visual y el ritmo que siempre imprime a sus películas, gracias al excepcional sentido del montaje que siempre ha demostrado el director de ‘JFK’ y del que su última propuesta no es una excepción, logrando que sus más de dos horas de metraje no pesen en el ánimo del espectador. También consigue extraer buenas interpretaciones de Joseph Gordon-Levitt y Nicolas Cage y un sorprendente cambio de registro del otrora comediante Rhys Ifans.


Volver arriba
Newsletter