Publicidad
CARTELERA EN LEÓN | 'Los muertos no mueren'. Si George A. Romero levantara la cabeza... la perdería

CARTELERA EN LEÓN | 'Los muertos no mueren'. Si George A. Romero levantara la cabeza... la perdería

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 29/06/2019 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'Los muertos no mueren'. Si George A. Romero levantara la cabeza... la perdería
La crítica de la semana Jim Jarmusch se estrella en su primera incursión en el cine de zombies
Uno se imagina lo que hubieran podido hacer los Coen con ‘Los muertos no mueren’, que en manos de Jim Jarmusch se convierte en uno de los ejercicios de abulia cinematográfica más sorprendentes que este comentarista recuerda en muchos años. Nada funciona en ‘Los muertos no mueren’, ni tan siquiera como homenaje al padre del cine de zombies, hoy tan de moda por su pretendido carácter metafórico de la sociedad que nos ha tocado vivir, George A. Romero, creador de esa pieza incontestable que sigue siendo ‘La noche de los muertos vivientes’ y de otras secuelas que, con mayor o menor fortuna, contribuyeron a la vigencia de este subgénero hasta la llegada de series como ‘The Walking Dead’ o películas como ‘Guerra mundial Z’. Jarmusch se ha rodeado de amiguetes para dar supuesto empaque a una propuesta insignificante, que discurre cansinamente por territorios trillados dentro del género, a lo que tampoco ayuda la reiteración de las expresiones verbales que el otrora poético director de ‘Paterson’ pone en boca del personaje que interpreta Adam Driver, protagonista precisamente de esta última citada. Bill Murray pone cara de ‘lost in translation’ y el resto de comparsas se limitan a hacer su cometido, llámense Selena Gómez, la ‘rarita’ Tilda Swinton, Steve Buscemi, Danny Glover, el muy cafetero Iggy Pop o Tom Waits en un personaje relator que probablemente sea el más elaborado de la película y que conecta de alguna manera con el buscador de oro de la última película de Joel y Ethan Coen, ‘La balada de Buster Scruggs’, cuyo homenaje a la esencia del western tiene mucho más sentido y brillantez que lo que el ‘indie’ Jim Jarmusch ha pretendido hacer con esta variante del género de terror que sublimara desde el punto de vista poético Jacques Tourneur en aquella inolvidable ‘Yo anduve con un zombie’.

Volver arriba
Newsletter