Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Viernes, 22 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

CARTELERA EN LEÓN | 'La verdad'. Los 70 son un recuerdo en el oficio de informar

CARTELERA EN LEÓN | 'La verdad'. Los 70 son un recuerdo en el oficio de informar

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 31/10/2015 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'La verdad'. Los 70 son un recuerdo en el oficio de informar
La crítica de la semana A diferencia de la mítica película de Pakula, el ‘mensajero’ termina aquí siendo la víctima
Más allá de la piel acartonada del ‘mal envejecido’ Robert Redford y de que Cate Blanchett me recuerda cada día más a Marisa Paredes, ‘La verdad’ es una buena película sobre periodistas, que casi constituye un subgénero cinematográfico que ha dado excelentes títulos, cítese por ejemplo ‘El cuarto poder’, de Richard Brooks, y que estuvo muy en boga en la década de los setenta gracias al éxito de ‘Todos los hombres del presidente’, que destapaba el escándalo Watergate gracias a las investigaciones de dos intrépidos reporteros del Washington Post encarnados en la pantalla por Robert Redford y Dustin Hoffman. Precisamente el primero vuelve a la carga como veterano presentador del informativo de la cadena CBS ‘60 minutos’, si bien es verdad que el mayor protagonismo de esta historia y personajes reales recae en Cate Blanchett como la productora de informativos de la cadena que se embarca en la investigación sobre el entonces candidato a la Presidencia de los Estados Unidos, George W. Bush, que se libró de servir a su país en Vietnam entrando por enchufe en la Guardia Nacional. El muy bien estructurado guión de James Vanderbilt sigue los pasos de la investigación a la manera que también lo hacía la mítica película de Pakula, con la diferencia de que esta vez el ‘mensajero’ termina siendo la víctima por su defensa de la verdad contra un poder que ha aprendido la lección del pasado y que sabe cómo desactivar desde dentro las acciones del hoy muy devaluado ‘cuarto poder’.


Volver arriba
Newsletter