Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

CARTELERA EN LEÓN | 'La habitación'. El Óscar se lo tenían que haber dado a Jacob Tremblay

CARTELERA EN LEÓN | 'La habitación'. El Óscar se lo tenían que haber dado a Jacob Tremblay

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 05/03/2016 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'La habitación'. El Óscar se lo tenían que haber dado a Jacob Tremblay
La crítica de la semana Su gran actuación es la que da verdadero sentido al laureado trabajo de Brie Larson
Tengo un recuerdo imborrable de la actriz californiana Brie Larson por un anterior trabajo que no tuvo la repercusión mediática que ha tenido el llevado a cabo en ‘La habitación’. Me refiero a su papel de joven que trabaja como supervisora en un centro de acogida para adolescentes en situación de precariedad en la espléndida película de Destin Cretton ‘Las vidas de Grace’, un personaje de aparente fortaleza que esconde en el fondo una gran vulnerabilidad y que se parece en esencia a la joven madre que vive confinada con su hijo de cinco años en un reducido habitáculo, en realidad una caseta, tras ser secuestrada y vejada por un extraño que la retiene contra su voluntad desde hace siete años. Esa maltrecha habitación se ha convertido en el único mundo conocido para el pequeño Jack, convencido de que no existe otra realidad más allá de las cuatro paredes de un cuarto cuya única ventana al exterior es una pequeña claraboya situada en el techo. En este recinto transcurre la primera mitad de una narración que se resiente de la manera poco creíble en que está planteada la huida del pequeño y el umbral hacia un mundo real que propiciará el intercambio de roles entre madre e hijo, donde el personaje más vulnerable pasará a ser una joven que tratará de reencontrarse a sí misma mientras el pequeño se abre al exterior con mayor normalidad. Película contenida y emocionante al mismo tiempo, se sustenta en la naturalidad del niño Jacob Tremblay y en la intensidad de la oscarizada Larson.

 
Volver arriba
Newsletter