Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

CARTELERA EN LEÓN | 'La familia Bélier'. Un clan entrañable y las canciones de Sardou

CARTELERA EN LEÓN | 'La familia Bélier'. Un clan entrañable y las canciones de Sardou

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 25/04/2015 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'La familia Bélier'. Un clan entrañable y las canciones de Sardou
La crítica de la semana Por fin una comedia francesa en la que los personajes no se miran el ombligo
Por fin una comedia francesa donde los personajes no se miran el ombligo ni tampoco enfatizan a la hora de mostrar sus contrariedades, al contrario resultan muy naturales, entrañables, extrovertidos y queribles por parte de un público que pronto entra en el juego de sus limitaciones, pues tres de los cuatro componentes del clan son sordomudos y lógicamente se comunican a través del lenguaje de gestos, y de su modus vivendi en una granja de la campiña francesa, donde la hija adolescente, dotada con el don del habla y algo más que supone el eje central de la trama, les sirve de intérprete en el día a día de la vida de una pequeña comunidad que cuenta con personajes tan pintorescos como un alcalde en campaña de reelección, que tendrá como rival político al jefe del clan Bélier, y un profesor de música que trata de transmitir a sus alumnos su pasión por las canciones de Michel Sardou, lo que permite incorporar a la banda sonora canciones tan emblemáticas como ‘Je vais t’aimer’, que en la prodigiosa voz de la cantante y actriz Louane Emere marca el clímax emocional de esta genuina comedia, o ‘La maladie d’amour’, que forman parte de la memoria sentimental de varias generaciones. Una comedia muy bien equilibrada en aspectos como el humor, el naturalismo, la emoción, el humanismo y un cierto pintoresquismo que le viene francamente bien a la algo arriesgada propuesta del director Eric Lartigau, que se ha sabido rodear de un elenco artístico de primer orden. Para disfrutarla.


Volver arriba
Newsletter