Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

CARTELERA EN LEÓN | 'Felices 140'. El factor humano del cine de Querejeta

CARTELERA EN LEÓN | 'Felices 140'. El factor humano del cine de Querejeta

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 02/05/2015 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'Felices 140'. El factor humano del cine de Querejeta
La crítica de la semana La figura del padre ausente queda algo más difuminada en este nuevo trabajo de Gracia
Reconozco que ‘Felices 140’ está ligeramente por debajo de las expectativas que desde su debut con ‘Una estación de paso’ siempre ha despertado en este cronista la más que coherente filmografía de Gracia Querejeta, que hasta ahora se había articulado en torno a la ausencia del padre, un tema recurrente que la hija del desaparecido productor Elías Querejeta ha sabido reflejar con inusitada madurez a través de títulos como ‘Cuando vuelvas a mi lado’, ‘Héctor’ o ‘Siete mesas de billar francés’, entre otros. Con ‘Felices 140’ esa figura del padre ausente queda más difuminada, si bien las relaciones familiares y de amistad siguen vertebrando la obra de esta cineasta que vuelve a demostrar una vez más su buena mano para la dirección de actores, reuniendo en el caso que nos ocupa algunas de las presencias más estimulantes del cine español actual, como es el caso de Eduard Fernández y Antonio de la Torre en el caso de los hombres, y Maribel Verdú, Marian Álvarez y Nora Navas en el de las féminas. Tampoco falta la figura del adolescente, que en ‘Una estación de paso’, ‘Héctor’ o ‘15 años y un día’ alcanzaba un mayor protagonismo pero que siempre es utilizada por Querejeta como contrapunto del problemático cuando no corrupto mundo de los adultos.

A menudo artífice de guiones muy compactos y bien dialogados, el de ‘Felices 140’ no logra el mismo nivel de solidez y brillantez de los anteriores, aunque dé pie a un retrato bastante certero de la condición humana en su variante más hobbesiana que roussoniana del mismo.

Volver arriba
Newsletter