Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Miércoles, 27 de marzo de 2019 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú

CARTELERA EN LEÓN | 'Bridget Jones' Baby'. Una cuarentona que no ha perdido su encanto

CARTELERA EN LEÓN | 'Bridget Jones' Baby'. Una cuarentona que no ha perdido su encanto

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 17/09/2016 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'Bridget Jones' Baby'. Una cuarentona que no ha perdido su encanto
La crítica de la semana Algunos diálogos ingeniosos y los secundarios ayudan a sobrellevar algo mejor esta comedia romántica de manual
Lo bueno de acudir a los festivales de cine es que te mantienen en forma. Este comentarista la perdió desde que dejó de asistir a las que durante años fueron citas ineludibles con San Sebastián (la que más echo de menos) y Valladolid. Me he vuelto perezoso y dubitativo a la hora de elegir cada viernes la película que después será objeto de este breve comentario y la verdad es que esta vez dudé entre ‘Tarde para la ira’, ‘Los hombres libres de Jones’ y la otra Jones, de nombre Bridget, por la que finalmente terminé decantándome sin que la elección pueda decirse que haya sido un desastre, aunque he vivido momentos mejores en la sala oscura y casi vacía, lo que viene siendo la tónica general de los últimos años. La verdad es que valoro más a la actriz que al personaje, pues mi descubrimiento de Renée Zellweger se produjo con ‘Chicago’ y no con ‘El diario de Bridget Jones’, donde el acomplejado personaje interpretado por la actriz texana (lo que en su día fue objeto de críticas, no por su trabajo sino por su procedencia) se divide sentimentalmente entre dos ‘gentleman’ como Hugh Grant y Colin Firth, dando origen a situaciones más o menos divertidas dada la torpeza del personaje en cuestión, una fórmula que se repite en esta tercera entrega con Firth resistiendo y el simpático Patrick Dempsey llenando el hueco dejado por el supuestamente ‘difunto’ Grant. Algunos diálogos ingeniosos y la siempre estimulante presencia de Emma Thompson ayudan a sobrellevar un poco mejor esta comedia de manual que parece cerrar definitivamente la trilogía comenzada con el cambio de siglo.


Volver arriba
Newsletter