Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

CARTELERA EN LEÓN | 'Al final del túnel'. Perros, niños y la sombra alargada de Hitchcock

CARTELERA EN LEÓN | 'Al final del túnel'. Perros, niños y la sombra alargada de Hitchcock

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Joaquín Revuelta | 13/08/2016 A A
Imprimir
CARTELERA EN LEÓN | 'Al final del túnel'. Perros, niños y la sombra alargada de Hitchcock
La crítica de la semana Rodrigo Grande firma un sólido thriller que pone su acento porteño en la psicología de los personajes
Leonardo Sbaraglia co-protagonizó junto a Walter Donado el mejor episodio de ‘Relatos salvajes’, una de las más atractivas propuestas del cine argentino llegadas a nuestras pantallas y vinculadas a un género como el thriller, al que también pertenece ‘Al final del túnel’, de Rodrigo Grande, que tiene a mi juicio algunos aciertos significativos, como convertir el atraco a una entidad bancaria en un simple ‘mcguffin’ para poner el foco en los personajes de la trama, una referencia a Hitchcock donde el carácter voyeur de su inválido protagonista remite inevitablemente a ‘La ventana indiscreta’, aunque finalmente el relato adopte por momentos el ritmo y la tensión de ‘Con la muerte los talones’, aunque, repito, el guionista y director Rodrigo Grande opta por desarrollar la psicología de los personajes que le permitirá introducir variantes tan interesantes como la niña que ha sido víctima de abusos sexuales y cuya situación tendrá un papel relevante en el desenlace de la historia, o la inteligencia demostrada por el protagonista al recurrir a la vieja fórmula de sembrar la desconfianza entre el grupo de atracadores ocasionando ese ‘fuego cruzado’ tan del gusto de Tarantino, que también quedaría muy complacido de la secuencia más tensa y violenta de la película protagonizada por un aterrador Pablo Echarri. Mención aparte merece el gran Federico Luppi, al que los años parecen haber hecho mella físicamente pero que sigue manteniendo el magnetismo del intérprete de ‘Tiempo de revancha’.


Volver arriba
Newsletter