Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Carta abierta a Valentín Carrera

Carta abierta a Valentín Carrera

EL BIERZO IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 23/08/2017 A A
Imprimir
Carta abierta a Valentín Carrera
Medio Ambiente Por el comité de empresa de Cosmos
El pasado lunes, publicaba usted en la Nueva Crónica un artículo titulado ‘Arriba las ramas’, dando la que en su opinión, es la verdad sobre Cosmos y que para nada se asemeja a la realidad.

Leyendo su artículo nos hemos sentido atacados y tremendamente ofendidos como trabajadores de una empresa en la que, sinceramente, no «sembramos muerte en nuestra comarca», como usted afirma. Todos y cada uno de los trabajadores de Cementos Cosmos velamos diariamente por que se cumplan todas y cada una de las medidas en cuanto a seguridad y medio ambiente del proceso, y no pondríamos en riesgo ni nuestra salud, ni la de nuestras familias, ni la de nuestros vecinos.

Para empezar, somos una cementera, no una incineradora como usted se empeña en llamarnos, si usted, señor Carrera, tuviera el más mínimo conocimiento de ambas instalaciones, conocería las abismales diferencias entre ambas y sería consciente de la aberración de sus afirmaciones al identificarlas como iguales. Para nosotros esto es un intento claro de manipulación, o si lo prefiere, con lenguaje más sencillo, mentira.

Para mitigar esta carencia en cuanto al conocimiento de nuestra instalación y proceso, desde este Comité le invitamos a que nos visite; estaremos encantados desde la parte social de esta empresa, de mostrarle las distintas fases de fabricación de cemento, donde usted entre otras cosas, verá que las cenizas van a molienda como materia prima y no al horno. Para que así en sus próximos artículos ya pueda decir que conoce el tema sobre el que está escribiendo.

Nosotros, como trabajadores de Cosmos, no conocemos al propietario de ese ‘Goliat’ al que usted se refiere, somos mucho más pequeños, somos Daniel, Juan, Carlos, María, Miguel, Adolfo etc. y podemos mostrarle de primera mano a qué nos dedicamos nuestros compañeros y nosotros día a día y le aseguro que no es ni a «quemar residuos tóxicos», ni a «quemar sin autorización cenizas volantes de carbón».

No aceptamos que a nuestros 90 años de trayectoria se refiera como «siniestra historia». Le recuerdo que esta fábrica, ha sido un referente en cuanto a la creación de puestos de trabajo y desarrollo para esta comarca. Las nubes negras a las que usted se refiere, no las vemos salir de nuestra chimenea, sino que las vimos con cada uno de los cierres de empresas industriales en esta comarca y los que amenazan. La industria es y será vital para cualquier comarca, provincia o país que quiera salir de esta crisis, más pronto que tarde. Y por todos los medios, debemos ser capaces de hacer todos los sectores económicos compatibles, como ha sucedido hasta ahora.

En cuanto a la Fundación CEMA, de la que formamos parte los trabajadores a través de UGT y CCOO; le informamos que es la garante de que tengamos las herramientas necesarias para que las empresas y nosotros mismos, cumplamos a rajatabla las medidas ambientales y de seguridad que para estas instalaciones prevé la legislación, entre otras a través de los delegados de medioambiente. «Hay que tenerlos cuadrados» para decir que se ha leído los folletos que se le han enviado y luego llenársele la boca con la defensa del medio ambiente que se desarrolla en otros países Europeos como Suiza. Si los hubiera leído, sabría que en dicho país el nivel de sustitución de combustibles fósiles en cementeras, llamado valorización, está alrededor del 50%. Y en otros países, como pueden ser Austria, Alemania o Noruega, niveles de sustitución superiores al 60%, con fábricas situadas en zonas geográficas y con sectores agrícolas similares a los del Bierzo. Si ellos han sido capaces de compatibilizarlo, nosotros también.

Ya para terminar, sólo queremos pedirle que por favor, no generalice. Sentencia usted que «El Bierzo no necesita a Cosmos»; permítanos discrepar. Tal vez, no lo necesite usted, que hasta dónde nosotros sabemos, lo abandonó hace ya años; pero le aseguramos que tanto para nosotros, como para las más de 400 familias que vivimos de la fábrica, Cosmos no solo es necesario, es imprescindible en un Bierzo que laboralmente, agoniza.
Volver arriba
Newsletter