Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Carrillo: "Quiero poner fin a la pesadilla, que quede perfecto y volver a disfrutar"

Carrillo: "Quiero poner fin a la pesadilla, que quede perfecto y volver a disfrutar"

DEPORTES IR

Carrillo intenta superar al meta del Wisla Plock durante un encuentro de ‘Champions’. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Carrillo intenta superar al meta del Wisla Plock durante un encuentro de ‘Champions’. | MAURICIO PEÑA
Jesús Coca Aguilera | 17/04/2019 A A
Imprimir
Carrillo: "Quiero poner fin a la pesadilla, que quede perfecto y volver a disfrutar"
Balonmano El extremo del Abanca Ademar dice adiós a la temporada y estará 4 meses KO al tener que operarse otra vez de un tendón de aquiles "en el que seguía con muchos dolores"
Primero fue Juanjo Fernández y ahora es José Mario Carrillo el segundo jugador del Abanca Ademar que dice adiós por lesión a la temporada. Y es que el extremo leonés deberá volver a pasar por quirófano para operarse de nuevo el tendón de aquiles, después de que la operación realizada a finales del 2018 no arreglara sus problemas y los dolores se mantuvieran.

En aquel momento la intervención se realizó en León pero esta vez se llevará a cabo, curiosamente como la de Juanjo Fernández, en la Clínica Cemtro de Madrid y a manos del equipo médico del doctor César Flores.

Será una operación más agresiva que le tendrá en torno a cuatro meses de baja, por lo que regresaría recién iniciada la pretemporada de la próxima campaña, confiando el jugador en que sirva «para poner fin a la pesadilla, dejarlo perfecto y poder volver a disfrutar del balonmano, algo que en los últimos meses se ha hecho difícil».

«Tras cada entreno tenía que parar en casa, con hielo y el pie en alto, porque los dolores eran muy fuertes» Y es que «tras cada entrenamiento o partido tenía que parar en casa, con hielo y el pie en alto porque los dolores eran muy fuertes, no dejaban ni hacer vida normal», reconocía José Mario Carrillo, al que por supuesto le afectaba «en el rendimiento, porque lo notaba en cada acción, al ir a hacer un sprint, un salto, en la confianza en tus propios movimientos...».

Una situación que ya tenía a principios de año, «porque las molestias empezaron en octubre y los dolores cada vez eran más fuertes», y que no se solucionó tras la primera operación, «porque las molestias siguieron y aunque a mí me decían los médicos que eran normales, empezaron a subir de intensidad otra vez y cuando hicimos una resonancia en el parón vimos que todavía quedaba alguna estructura dentro del tobillo, que el tendón de Aquiles no se había regenerado».

«Va a ser una recuperación más larga y dura, la otra era más de guardar reposo, pero esta vez van a actuar sobre el tendón de aquiles directamente, así que será algo mas dolorosa, pero confío en quedar bien y con el trabajo de verano comenzar a tope la nueva temporada», añadía el extremo del Ademar, que se siente «fastidiado e intentando limpiar la cabeza» pero se lo toma «de la única forma que puede hacerse ante algo así, no viniéndome abajo, siendo positivo, pensando en lo que viene por delante e intentando resetear a nivel mental y físico».

«Va a ser una recuperación más larga, dura y dolorosa puesto que actuarán sobre el tendón directamente» Porque en cualquier caso Carrillo ahora considera que lo importante es «que el pie quede bien, no sólo para el deporte sino para la vida diaria, y volver a poder competir tras una temporada que ni mucho menos se ha dado como esperaba».

¿Sobre el momento del equipo en sí? El extremo le ve ya «recuperado mentalmente del palo copero, con gran actitud para pelear por una plaza europea y con la ventaja de que el parón ha impedido que pudiéramos arrastrar esa mala sensación que quedó».

«No hay que pensar si el objetivo es quedar segundo, tercero o cuarto, hay que ir pensando en los partidos uno a uno y escalando posiciones. Si los rivales no fallan quedaremos en esa cuarta plaza que nos dará Europa y si lo hacen ya se verá hasta dónde podemos subir», concluía Carrillo.
Volver arriba
Newsletter