Publicidad
Carmen y Ramón, los últimos clientes de San Marcos

Carmen y Ramón, los últimos clientes de San Marcos

ACTUALIDAD IR

Susana Martín | 15/12/2017 A A
Imprimir
Carmen y Ramón, los últimos clientes de San Marcos
Patrimonio El Parador de San Marcos cerró este viernes para acometer la reforma integral de sus instalaciones. Volverá a abrir sus puertas en marzo de 2020
A las 11:52 de este viernes salían del Parador de San Marcos de León Ramón y Carmen, los últimos clientes del establecimiento antes de que acometa una reforma que lo mantendrá cerrado al menos hasta marzo de 2020. Un taxi esperaba a la pareja madrileña, clientes habituales del Hostal, para llevarlos a la estación de tren, desde donde regresaron a su domicilio en Madrid.

Carmen Centeno y Ramón Profitós fueron despedidos en la puerta del Hostal de San Marcos por el director del Parador de León. A la despedida quisieron sumarse también algunos trabajadores del establecimiento, que los dijeron hasta pronto cariñosamente y los acompañaron hasta que el taxi partió.

"Volveremos, no sé cuándo pero volveremos a este Parador que tanto nos gusta", contaba Carmen a su salida del Hostal. "De momento, nos vamos a Alcalá", dijo antes de subirse al taxi.

"Volveremos, no sé cuándo pero volveremos a este Parador que tanto nos gusta", contaba Carmen a su salida del Hostal de San Marcos. "De momento, nos vamos a Alcalá", dijo antes de subirse al taxi Aunque el departamento de Prensa de Paradores prohibió a los periodistas la entrada al recinto para tomar imágenes del último día antes de que comenzaran las obras de rehabilitación del inmueble, finalmente la paciencia hizo posible captar desde el exterior la salida de los últimos clientes del Hostal en esta etapa.

Desde el mediodía de este viernes, el Hostal Parador de San Marcos de León tiene colgado el cartel de cerrado para acometer trabajos de rehabilitación en el emblemático edificio, que se convertirá en un par de años en uno de los grandes alojamientos hoteleros de todo el país.

De momento, la clausura de las instalaciones se anuncia hasta el 1 de marzo de 2020, aunque el plazo de ejecución de las obras en esta primera fase es de 18 meses. La inversión prevista para las obras de esta fase, la primera de las dos en que consta el proyecto, alcanza los 21 millones de euros.

La reforma de San Marcos comienza casi una década después de que el entonces presidente de Paradores, el leonés Miguel Martínez, anunciase en julio de 2008 una renovación del edificio, con un plazo previsto de tres años, y la construcción de un centro de convenciones. Año y pico después se situaba en la primavera de 2011 una adjudicación superior a los 40 millones y su conversión en Parador Museo. Ya en 2012, tras aclarar que el proyecto no estaba cancelado, se confirmaba que se acometería “de forma más austera, cuando lo permita el ajuste presupuestario”. A mediados de 2014, la presidenta y consejera delegada de la cadena hotelera pública, Ángeles Alarcó, declaró que Paradores consideraba “prioritaria” la reforma, que finalmente arrancará a principios de 2018.

Tras la rehabilitación, el número de habitaciones del edificio pasará de 26  a 52, todas diferentes Tras la rehabilitación, el número de habitaciones del edificio histórico pasará de 26 a 52, todas ellas diferentes, respetando la singularidad del edificio. En esta primera fase, las reformas afectarán también a la recepción, cocinas, restaurante, y a los grandes salones de la primera planta y los del sótano, así como a las instalaciones.

«El edificio reformado combinará el legado histórico de su monumentalidad con las nuevas exigencias del cliente, que busca vivir experiencias singulares», informaron desde Paradores, donde aseguraron que con este proyecto «redoblan la apuestan que han mantenido siempre de forma decidida por la ciudad de León y acometen una de las mayores inversiones de la empresa pública».

UPL exige un inventario


UPL lamenta que el año de capitalidad gastronómica León se quede sin el único establecimiento 5 estrellas Por otra parte, desde UPL reclaman a Paradores que se haga un inventario de las obras de arte de San Marcos y que en su reapertura vuelvan a su ubicación original. A través de una nota de prensa, los leonesistas muestran su preocupación en relación con las obras artísticas que el Parador alberga.

«Si bien se afirma que serán guardadas hasta la reapertura del Parador, mucho nos tememos que algunas de ellas puedan acabar en otros Paradores, y ya no vuelvan en la reapertura a su ubicación original, por lo que consideramos imprescindible el que se haga un inventario». Además, «sin perjuicio de considerar necesarias las obras», desde UPL lamentan que el año en que León será capital gastronómica «nos quedemos sin un centro hostelero emblemático y el único con cinco estrellas».
Volver arriba
Newsletter