Publicidad
Carlos Hugo: "La Cultural está trabajando muy bien para que la base dé un paso adelante"

Carlos Hugo: "La Cultural está trabajando muy bien para que la base dé un paso adelante"

DEPORTES IR

Carlos Hugo, durante un entrenamiento con el Celta. | M. MORALEJO (LA VOZ) Ampliar imagen Carlos Hugo, durante un entrenamiento con el Celta. | M. MORALEJO (LA VOZ)
Jorge Alonso Macía | 07/04/2021 A A
Imprimir
Carlos Hugo: "La Cultural está trabajando muy bien para que la base dé un paso adelante"
Fútbol / Segunda División B El técnico leonés, parte del cuerpo técnico de un Celta cuyo filial juega este fin de semana ante la Cultural, analiza al equipo y su visión del fútbol provincial
Este domingo la Cultural y Deportiva Leonesa afronta el primer partido de la segunda fase de competición en el Reino de León con la visita del filial del Celta de Vigo, un club con numerosas vinculaciones con la provincia. Un maragato, Felipe Miñambres, es el director deportivo del club y otro leonés, Carlos Hugo García Bayón, vive su segunda etapa en el cuerpo técnico del primer equipo, tras haber sido primero segundo entrenador con Eusebio, director de cantera durante cuatro campañas y ahora de nuevo como técnico ayudante de los diferentes entrenadores que han ido pasando por el banquillo celeste. Muy pendiente del fútbol de su tierra, valora para La Nueva Crónica su experiencia en el club, cómo ve a su filial y también a una Cultural en crecimiento.

–¿Qué balance hace de su trayectoria en el Celta?
–El balance es muy positivo, siento que soy parte de este club porque he vivido cosas muy importantes, el debut de jugadores que son seña de identidad del club como Iago Aspas, al que le hizo debutar Eusebio siendo yo su segundo, el de Hugo Mallo siendo juvenil... creo que todo el trabajo que se ha hecho con la cantera ha sido muy bueno y aunque también se ha sufrido mucho, como la pasada temporada, se ha reconducido la situación y ahora es muy buena.

–Esta es su segunda campaña como parte del cuerpo técnico en esta nueva etapa, ¿qué le llevó a cambiar la dirección de cantera por el banquillo?
–Yo siempre me he considerado entrenador, he hecho otras funciones como en el Ejido, donde también era el coordinador del club o en la Federación de Castilla y León también compaginaba la selección con la dirección técnica. Cuando me llamó el Celta fue para ser director de cantera, pero una vez que creía que ya había dado todo lo que podía solicité la salida y el club me pidió que me quedara en este nuevo puesto.

–¿Cuál es su función concreta en el cuerpo técnico del Celta?
–Va variando en función de cada entrenador, con Eusebio era el segundo con lo cual la implicación era directa, luego he estado con Unzué, Escribá, Óscar García y ahora el ‘Chacho’ Coudet, con los que hago diferentes tareas, tanto en el campo como en el análisis de rivales, un poco de todo lo que tiene que ver con aspectos futbolísticos.

«Siendo muy optimistas con nuestro filial, era muy osado pensar en poder ser primeros en la primera fase»–De hecho llegó a estar esta temporada circunstancialmente al frente del equipo, ¿cómo lo vivió?
–Pues encantado de estar en el campo, no es una sensación que me sea extraña porque al final conoces a los jugadores de muchos años, fue una semana de entrenamientos en la que creo que se trabajó muy bien, para eso estamos.

–¿Le permite esta función seguir estando cerca de la cantera?
–Tengo mucho contacto con todos, tanto el técnico del filial Onésimo como su segundo Diego Santos han trabajado conmigo y son amigos. El vínculo es grande y a mí siempre me ha encantado ver cómo trabaja la gente joven.

–Del potencial del filial habla sobradamente el número de jugadores con los que han contado esta temporada para el primer equipo
–Hay una mezcla muy interesante de jugadores de la casa y otros que se han incorporado, si quieres competir por lo que compite este equipo con los juveniles que salen es muy complicado hacerlo, eso solo se lo pueden permitir Barça o Madrid, que prácticamente son la selección española sub 19. Una apuesta por la cantera no es solo tener jugadores de casa, sino trabajar lo mejor posible para que crezcan y eso pasa muchas veces por tener jugadores alrededor que hayan salido de su casa, que vean las cosas con otra perspectiva y les puedan dar unas consignas, un ejemplo. Al final hay una estructura en la que hay algunos jugadores que pueden llegar al primer equipo y otros que van a trabajar para ayudar y, quién sabe tener la oportunidad de crecer en el club o en otro.

–Iago Aspas, Hugo Mallo, Denis Suárez, Santi Mina... jugadores muy importantes del actual Celta salieron de esa cantera, ¿cuál es la clave para lograrlo y para mantenerlos?
–Salen porque hay mucha gente que trabaja muy bien, se hace una labor de seguimiento muy grande, el 95% son gallegos y la mayoría de Pontevedra, aunque también hay por ejemplo algún leonés. Se hace una selección importante y un trabajo lo más concienzudo y organizado posible, la metodología pasa porque el jugador es lo más importante, obviamente con lo que supone estar dentro de un conjunto, pero no suben equipos enteros, sino un jugador o dos. Después, se quedan porque no tienen más que poner el cuello para arriba y ver que hay muchos jugadores que empezaron como ellos y ahora son muy importantes en el primer equipo.

–¿Esperaba el club una temporada como la que está haciendo el filial?
–Acabar primeros del subgrupo es un logro grandísimo, seguramente supera las expectativas que había siendo muy optimistas respecto a nuestros jugadores y cuerpo técnico. Sin embargo, había equipos de mucho nivel como para que fuera muy osado pensar en quedar primeros, pero ha ocurrido también porque la liga ha sido muy corta, las cosas cambian muy rápido y esa exigencia nos ha venido muy bien.

–¿Cómo definiría al Celta B?
–No me es fácil, es un equipo que ha conseguido enfrentarse a las dificultades con un aplomo impropio de un equipo joven. En la última jornada se enfrentó a un partido definitorio ante un rival de la ciudad como el Coruxo, con muchos jugadores de nuestra cantera con lo que eso conlleva y fueron capaces de remontar y acabar líderes.

–Ha hablado de su buena relación con el técnico del filial, Onésimo, al que muchos no ven precisamente como un técnico para ese tipo de equipos
–Onésimo es puro fútbol, hay jugadores diferentes y aquí le tenemos a él, a Iago, a Nolito... son especiales, diferentes, de la calle, auténticos, que disfrutan del fútbol porque es su vida y están 24 horas pendientes de ello. Desde ahí puede transmitir su ejemplo, ha estado en los equipos más importantes de España y tiene unas vivencias muy importantes que le hacen ser un gran formador.

–Desde fuera es difícil comprender, ¿pero qué supone que el filial deje fuera al eterno rival, el Deportivo, e incluso que le gane en Riazor?
–Depende desde la óptica que lo mires, como técnico pongo a todos los rivales a la misma altura, no tenemos que ganar más a este que a otro, pero para el aficionado es el rival de toda la vida, con el que siempre se ha peleado el primer equipo y por circunstancias de la vida se acaba dando esta situación.

Sigo mucho el fútbol de León, vi a la Cultural contra Unionistas y me pareció un equipo muy completo–Hablando ya de su tierra, ¿sigue el fútbol leonés?
–Claro que lo sigo, soy de León y estoy pendiente de lo que pasa. El domingo estuve viendo a la Cultural contra Unionistas y vi a un equipo muy completo, no nos vamos a acordar del juego preciosista que hizo en un campo de hierba artificial, pero aquí suman los puntos y supo aguantar muy bien los empujos de un rival correoso, dificilísimo porque nosotros nos enfrentamos a ellos y luego llega el gol de Mario Sánchez que justo había entrado por Samu a banda cambiada y le viene el balón a su pierna natural después de un jugadón de Héctor, nunca sabes qué puede pasar.

–De cara al domingo entiendo que se traslada el favoritismo a la Cultural
–Al final esas cosas no se valoran, vamos allí con la intención de sacar los 3 puntos y es un equipo que ha sido capaz de ganar en Riazor, donde obviamente si buscabas un favorito era el Deportivo, hay que saberse adaptar a todas las situaciones.

–Siendo un hombre de cantera, ¿cómo valora el desarrollo del club en ese sentido?
–Estoy encantadísimo con el trabajo que se está haciendo, echaba en falta que la base de León diera un paso adelante. Precisamente un día de estos mi hijo me preguntaba si había algún jugador leonés en Primera y es verdad que es un déficit, pero se está trabajando bien, con el juvenil en División de Honor arriba, el Júpiter peleando por el ascenso, hace años que no se veían esas cosas y sé de buena mano que se están haciendo las cosas bien, e incluso yo he participado con ellos en alguna formación.

–¿Siente que la cantera del Celta es un ejemplo en el que se miran clubes como la Cultural para crecer?
–Creo que estamos haciendo las cosas bastante bien, pero conozco muchas canteras del fútbol español y a su gente y por ejemplo la Real Sociedad, el Athletic, el Villarreal más allá de Real Madrid o Barcelona están haciéndolo de maravilla.
Volver arriba
Newsletter