Publicidad
Cáritas de León duplica las personas atendidas durante la pandemia

Cáritas de León duplica las personas atendidas durante la pandemia

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Ical | 11/06/2020 A A
Imprimir
Cáritas de León duplica las personas atendidas durante la pandemia
Sociedad La cifra de personas atendidas durante los últimos meses supone un incremento del 58 por ciento respecto al mismo periodo de 2019
Cáritas Diocesana de León ha atendido durante los meses de la pandemia de la covid-19 a un total de 1.864 personas, de las que más de 1.300 acudieron al programa de Acogida y Atención Primaria así como a las distintas Cáritas Parroquiales, una cifra que supone un incremento del 58 por ciento respecto al número de personas atendidas durante el mismo periodo del año 2019.

Así lo apuntó la directora de Cáritas Diocesana de León, Beatriz Gallego Martín, quien explicó que además de cubrir “necesidades vitales como vivienda, alimentos o salud”, la entidad también recibió a muchas personas con “problemas, necesidades y preguntas derivados del agobio que se ha experimentado ante esta situación tan grave” y que ha sido atendido “a través d ellos trabajadores de manera telemática, mediante llamadas de teléfono, transferencias bancarias o con los vales aportados por las parroquias”.

Para hacer frente al incremento de personas atendidas, Cáritas León contó con “los recursos habituales, procedentes instituciones públicas y privadas”, a los que se sumó la sociedad leonesa, que “se ha volcado con todo tipo de donativos económicos, que han aumentado igual que las necesidades”,

En cuanto al perfil de las personas que han acudido a Cáritas durante la pandemia, Gallego explicó que “un alto porcentaje corresponde a las mismas personas que acudían ya antes, porque son las más vulnerables, que no tienen un colchón, por lo que en el momento que llega un golpe fuerte son las primeras en caer”. A ellas se han sumado otras personas que “en este tiempo se han encontrado sin trabajo, han recibido tarde las ayudas de ERTE, sobre todo en el campo hostelería, así como personas de empleo doméstico, muchas que no pudieron acudir al empleo y se quedaron sin cobrar y otras muchas que están en economía sumergida o ejercen la venta ambulante”. Así, más de 300 personas se han dirigió por primera vez a la entidad debido a la pandemia y han acudido también muchas personas que hacía años que no venían a Cáritas y se han visto obligadas a hacerlo ahora.

Balance 2019


La directora de Cáritas Diocesana de León, Beatriz Gallego Martín, cifró en 4.526 las personas atendidas durante el año 2019, lo que supuso “una disminución del ocho por ciento en relación a 2018”, mientas que el número de intervenciones fue 47.315, un 47% más que el año pasado, “lo que indica que la dificultad para solucionar los temas cotidianos demanda una mayor necesidad de apoyo y consultas, un síntoma claro de la dureza e intensidad de la exclusión”.

El programa de Acogida y Atención Primaria, tanto desde la sede de Sierra Pambley como desde las Cáritas Parroquiales, que gestiona las necesidades básicas de las personas en aspectos como atención social, alimentación, vivienda, suministros o salud, benefició a 3.315 personas, repartidas en 1.337 hogares, con un total de 12.671 acciones.

En cuanto a la forma de adquirir productos de alimentación, limpieza e higiene, continuó funcionando el Economato, en el que 629 familias se beneficiaron a través de los correspondientes carnets. De igual manera, se reforzó el sistema de vales y se impulsó en varias parroquias el uso de tarjetas bancarias, “un sistema que permite una mayor normalización en la adquisición de productos de primera necesidad” y gracias al que “se ha podido facilitar el acceso a productos de primera necesidad de una forma integral y normalizada también en el tiempo de la pandemia”.

En el programa de Personas Sin Hogar, aumentó en un seis por ciento el número de personas atendidas, un total de 417, y en el de Atención a Toxicomanías el aumento fue del diez por ciento, con 160 personas, lo que para Beatriz Gallego supone “un indicador más del agravamiento de la brecha social y del aumento en la intensidad de la exclusión”.

En cuanto a la Migración y movilidad humana, se llevaron a cabo 1.256 acciones con un total de 604 personas atendidas, 90 de ellas comunitarias y las 514 restantes extracomunitarias. Por su parte, el programa de Casas de Acogida “siguió realizando la gran labor de atención a personas en situaciones de vulnerabilidad grave y proporcionando un espacio de acogida, convivencia y atención sociolaboral previo a la búsqueda de empleo”, con 14 mujeres, ocho niños y tres plazas para hombres.

Respecto al Programa Penitenciario, Cáritas Diocesana León, con 306 personas atendidas y 2.281 acciones, continuó con atenciones individuales y talleres dentro del Centro Penitenciario, la Casa de Acogida de permisos, el programa de paquetería y el programa de Trabajos en Beneficios de la Comunidad, así como con el trabajo con menores infractores de 14 a 17 años.

La atención a la Infancia apoyó la adquisición de material escolar a 57 familias, acogiendo a 68 menores en las ludotecas y ofreciéndoles la oportunidad de disfrutar de diferentes actividades durante el verano. Por su parte, el programa de Acompañamiento a Mayores Caminando Juntos contó con 248 jóvenes y 150 mayores acompañados.

Por otro lado, el Programa de Formación y Empleo contó con la participación de 1.398 personas, de las que 263 se atendieron en el servicio de intermediación laboral y de ellas 127 consiguieron trabajo, lo que supone un porcentaje de inserción del 47 por ciento.
Volver arriba
Newsletter