Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Cangas 23 - Abanca 29: 'El Ademar no entiende de parones'

Cangas 23 - Abanca 29: 'El Ademar no entiende de parones'

DEPORTES IR

El Ademar festeja el triunfo con la afición desplazada. | CARLOS GARCÍA Ampliar imagen El Ademar festeja el triunfo con la afición desplazada. | CARLOS GARCÍA
Jesús Coca Aguilera | 02/11/2019 A A
Imprimir
Cangas 23 - Abanca 29: 'El Ademar no entiende de parones'
Balonmano / Liga Asobal Tras una igualada primera parte Slavic echó el cierre tras el descanso y, al encajar un gol en 15 minutos, lideró el despegue de un conjunto leonés que suma su noveno triunfo seguido
Como si el parón no hubiese existido, el Abanca Ademar reanudó la competición de la misma manera en la que la había cerrado: superando con solvencia y claridad a su rival para sumar una nueva victoria.

23-29 se impusieron los leoneses al Cangas, en un partido en el que los gallegos mandaron durante gran parte de una igualada primera mitad, pero se atascaron en ataque tras el descanso, permitiendo el despegue de un Ademar que liderado por un sensacional Slavic permitió un único gol en casi 15 minutos, aprovechándolo para poner siete goles de renta (15-22) que dejaban visto para sentencia el choque.

Final tranquilo para un choque que no había comenzado bien para los leoneses, que en 12 minutos habían sufrido ya dos exclusiones (un total de seis tuvieron) y visto cómo el Cangas cogía dos goles de renta (con el 7-5 los tuvieron por última vez) gracias al acierto en el lanzamiento exterior, con David Iglesias de protagonista ante la falta de acierto de un Patotski que había salido de inicio bajo palos.

Pedro fue finalmente baja y Cadenas volvió a recurrir como central a un Jaime que brilló en la dirección Hubo que esperar hasta el minuto 23 para ver por primera vez por delante al Ademar, con el 10-11 y el inicio de dos de las claves ofensivas de los leoneses. Porque, con Pedro Martínez vestido pero sin poder jugar, por lo que se unía en la lista de bajas a Acacio, Mosic y Lodos (Vieyra regresó, pero jugando únicamente en dos minutos en los que David Fernández estuvo excluido), Cadenas regresó en ese momento a esa opción que tan buen resultado le había dado hasta la llegada del argentino, que era colocar a Jaime Fernández al mando de unas operaciones de las que ya no se retiró hasta el final.

Respondió de nuevo el leonés, que movió a la perfección al equipo y conectó con otro de los grandes protagonistas de la tarde, un Marchán que sigue sacando petróleo de todo lo que le llega a seis metros, y que tras un inicio sin brillo metía en esa primera ventaja ademarista su primer gol y sumaría otros cuatro más, además de varios siete metros y exclusiones forzadas.

De hecho suyo fue el tanto de pizarra que sobre la bocina, teniendo siete segundos desde el saque de centro y un hombre menos (Jaime fue excluido durante cuatro minutos por protestar una jugada en la que clarísimamente le blocaban pero los árbitros señalaban puerta y el Cangas metía a la contra), lograba encontrar el Ademar para irse por delante (13-14) al descanso.

El Ademar, cuya mayor desventaja fue de 2 goles, no se puso por primera vez por delante hasta el minuto 23 Sobrevivió a esa inferioridad el Ademar en un inicio de la segunda parte lleno de pérdidas, ampliando aún más su renta (13-16) y llegando a partir del 14-16 la exhibición defensiva y el arranque del carrusel de paradas de Dino Slavic, que incluso marcaba un gol a portería vacía tras una de sus intervenciones.

Diez minutos sin marcar estuvo el Cangas desde el 15-17, castigándolo entre Lucin y David Fernández (los más acertados de una primera línea en la que también estuvo bien Feutchmann) con lanzamientos lejanos y endosándoles un 0-5 definitivo.

El  Ademar se puso 7 arriba   en el ecuador de la segunda parte con un parcial de 0-5 y la diferencia ya no bajó de cuatro Buscó el Cangas atacando sin portero y con siete jugadores el milagro que ya en esos momentos era la remontada, pero aunque llegó a ponerse a cuatro (21-25) nunca pasó de ahí, pues cada pérdida o error pasó a ser un gol a portería vacía de Mario López (máximo goleador con seis tantos y ningún fallo desde los siete metros) o Carrillo.

O Gatañal, prácticamente lleno y muy animoso, se debía rendir a la evidencia, porque la racha de un Ademar que no entiende de parones sigue viva. Van ya nueve triunfos consecutivos, siendo cinco de los seis últimos por más de seis goles de diferencia. El viernes contra la revelación de la liga, el Nava de Dani Gordo, se buscará la décima.
Volver arriba
Newsletter