Publicidad
Camponaraya: siempre en la memoria de los peregrinos

Camponaraya: siempre en la memoria de los peregrinos

ESPECIALES IR

Ampliar imagen
D.M. | 22/11/2020 A A
Imprimir
Camponaraya: siempre en la memoria de los peregrinos
Descubre tu provincia El Centro de Interpretación de la vid y el Vino, todo un eje vertebrador
Camponaraya se encuentra en la mitad de la etapa del Camino Francés que tiene por comienzo Ponferrada y termina en Villafranca del Bierzo. Es por ello que aparte de ser lugar de paso y abastecimiento se convierte un punto idóneo para peregrinos que quieran realizar trayectos más cortos o variaciones del recorrido original. Atención y servicios son nuestras señas de identidad. Conscientes de la importancia del Camino de Santiago, las personas que lo recorran encontrarán en nuestro municipio todo lo necesario para continuar su viaje o hacer un alto en el camino.

Hospedaje, hostelería, supermercados, tiendas, farmacias o servicios financieros se encuentran a lo largo del propio camino a su paso por Camponaraya o a escasos metros del mismo. Todo ello con una vocación de servicio para que bien el paso, bien la estancia, perdure en la memoria de los peregrinos.

El Camino de Santiago se cubre de viñas en esta etapa que recuerda a los peregrinos que se encuentran en tierra de vinos. La etapa comienza de forma espectacular, en Ponferrada, dejando atrás la iglesia de San Andrés y el Castillo de los Templarios. Tras pasar el Museo Nacional de la Energía se llega a Compostilla. Las viñas comienzan a hacer acto de presencia rodeando la iglesia de San Esteban y empiezan a asomar las primeras edificaciones de Columbrianos junto con la Capilla de San Blas y San Roque.

Un crucero con las figuras de Santiago Peregrino y el Cristo Crucificado da la bienvenida en Fuentes Nuevas. El camino continúa hasta Camponaraya donde, a la entrada, hay que cruzar el Arroyo de la Reguera de Naraya y se hace palpable que se camina por tierra de viñas. Las vides acompañan de forma ‘tranquila y amable’ a los peregrinos hasta Cacabelos.

Junto a la salida de Camponaraya, los peregrinos se encuentran con el Centro de Interpretación de la Vid y el Vino (CIVI), que se levanta en el Espacio Natural La Cuesta, un enclave privilegiado, donde pasado, presente y futuro de la viticultura berciana se aúna para hacer vivir a las personas que lo visitan una impresionante experiencia cultural.

El CIVI es el eje vertebrador de la experiencia Camponaraya - Camino de Santiago - Viticultura, ya que ejerce de piedra angular para aunar, potenciar y promover esta histórica relación. Es un espacio de conocimiento y disfrute de este gran valor cultural y económico que es la vitivinicultura en El Bierzo. Así como un centro de investigación científico y tecnológico conectado con otros similares de España y del resto del mundo. Un espacio donde bercianos y visitantes pueden descubrir la tradición y el presente de los vinos de la comarca. Una puesta en valor del la importancia que tuvo y tiene el cultivo de la vid y la elaboración y comercialización del vino en El Bierzo.

La herencia de la naturaleza, un lujo

Camponaraya posee un gran valor natural que integramos, mantenemos, cuidamos y respetamos como una de nuestras más preciadas herencias. El Bierzo, una hoya de unos 60 kilómetros de diámetro totalmente amurallada por montañas, marca los ecosistemas de la comarca y de nuestras localidades y las impregna de un valor natural único y digno de admirar.

Camponaraya se encuentra en esa zona central de la mencionada hoya con lo que nuestros inviernos, aunque intensos, no son tan fríos como en la parte montañosa. Esa característica, unida con unos veranos secos, cortos y cálidos, las precipitaciones y la humedad esculpen nuestra vegetación, definen la fauna y en definitiva, diseñan nuestros paisajes.

Unos paisajes que son un valor natural merecedores de contemplar por las personas visitantes. Estampas que conjuntan frutales con viñedos o robles con castaños, pinos, chopos o madroños. La presencia del río Naraya en este municipio hace que también se puedan admirar bosques de ribera acompañados de su vegetación característica como tojos, escobas, espino blanco donde además las regueras sirven de marco para espadañas y juncos. Un ecosistema rico y variado que como preciada herencia ponen en valor para poder seguir admirándola.
Volver arriba
Newsletter