Publicidad
Caminando por la zona de Gordón

Caminando por la zona de Gordón

CULTURAS IR

El Cueto de San Mateo es visible. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen El Cueto de San Mateo es visible. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 12/06/2020 A A
Imprimir
Caminando por la zona de Gordón
La ruta de la semana Una ruta circular muy entretenida que cruza valles y varias localidades gordonesas
La zona de Gordón pertenece a la cuenca del río Bernesga y es reserva natural de la Biosfera. Tiene un excelente entorno de cumbres con alturas inferiores a los 2.000 metros sobre el nivel del mar, valles y vegas surcadas por ríos y arroyos que desembocan en el río principal que pasa por la localidad de Pola de Gordón, que tiene la capitalidad de la comarca, aunque también cruza otras poblaciones como Santa Lucía, que ha sido importante en la época de la minería y ahora se encuentra en franca recesión.

En este entorno discurre la ruta que se propone, una ruta circular que recorre varias poblaciones y desde cualquiera de ellas se puede iniciar y finalizar. Generalmente se comienza en la localidad de Santa Lucía, bien en el entorno del cuartel de la Guardia Civil, ahora casi en ruinas, o en el centro de la localidad (lo que aumentaría la ruta en casi 3 km.). También en Vega de Gordón, donde existe un buen aparcamiento en el entorno de Casa Senén, o en Pola de Gordón, con buenos aparcamientos en las riberas del Bernesga. En esta propuesta se comienza en Beberino o en la cercana zona industrial con buenos espacios para dejar los vehículos.

Comienza la ruta en la localidad de Beberino, aunque también es posible, por el amplio aparcamiento, hacerlo en las proximidades de la gasolinera o del punto limpio. Desde Beberino hay que seguir con cuidado por la carretera pasando el pueblo y saliendo del mismo, hasta que del lado derecho se toma un camino asfaltado, restos de la antigua carretera, que hay que seguir hasta llegar a otro camino más amplio que va por la parte media de la ladera hacia la collada que se ve al fondo a la derecha y que conecta la vega con Vega de Gordón. Llegando al alto se desciende encontrando el cementerio de la localidad y más tarde una bocamina al modo de museo, Finalmente se entra en la localidad con la opción de hacer una visita a casa Senén para reponer fuerzas, o bien seguir hacia el Este, para encontrar una fuente desde donde se toma un camino en dirección Norte, muy deteriorado por las arroyadas recientes, que asciende entre muros rocosos y el reguero cercano.

A mitad de la ascensión el camino comienza a mejorar, sin huellas ya de las crecidas del arroyo y, más tarde, al abrirse el valle se gira a la derecha, vadeando el reguero y siguiendo en dirección Este. El camino sube durante un tramo en la misma dirección, hasta que se llega a una parte en la que ya se divisa el valle de Santa Lucía. Se sigue el camino en dirección Nordeste, entre genistas y con la vista al Cueto de San Mateo hacia el Sur. El camino, bien marcado va subiendo, bordeando las montañas hasta llegar a otro más amplio que baja hacia la zona de Chana Chuenga para continuar por las construcciones que preceden a la localidad de Santa Lucía, donde se entra poco después.

Al llegar a un cruce con un edificio rojo de varias plantas se encuentra una carretera que cruza. A la izquierda se va hacia el centro de la localidad, si se quiere, hay que tener en cuenta que eso puede alargar la ruta casi tres kilómetros, pero puede darse una vuelta por el centro y regresar, porque el camino a seguir es la carretera de la derecha que baja y se bifurca poco después. Hay que ir por el ramal de la izquierda hacia el cementerio y allí tomar un sendero que baja hacia el río y la vía, que hay que cruzar por debajo saliendo al área recreativa de Falla, cruzar después el puente sobre el Bernesga, tras el cual hay una fuente. Se sigue el camino para encontrar una bifurcación, tomando el camino de la derecha entre los prados y bosques de la ribera, bajo los farallones calizos que cruzan de Este a Oeste.

Siguiendo el camino se llega a un paso entre los farallones y se cruza una valla para el ganado. Hay una fuente casi escondida a la izquierda. Se sube por el sendero y poco después se encuentra un poste clavado en el suelo con las marcas blancas y verdes del sendero que se ha de tomar, cruzando un arrroyuelo hacia la derecha por una senda bien marcada y con muchas indicaciones del camino por medio de postes, pintura en las piedras y en los árboles así como montones de piedras o hitos. El sendero sube y se trata de la mayor pendiente de toda la ruta, con el Cueto de San Mato siempre a la izquierda. Cuando se alcanza una buena altitud se puede divisar la localidad de Santa Lucía al fondo del valle. El sendero alterna zonas arboladas y otras pedregosas con matorral y la vista mejora con la altitud.

Al final se llega a un alto entre los dos valles y la senda enlaza con otra de pequeño recorrido, con marcas blancas y amarillas que en adelante hay que seguir. Sube un poco para girar a la izquierda y tras cruzar una valla comienza a descender entre rocas calizas, encinas y praderas. Se llega más tarde a un pinar, tomando un camino que llega a otro donde un cartel indica que quedan 28 minutos para Pola. Siguiendo los carteles por sendas estrechas, siempre en descenso, se baja hacia el camping y las piscinas de Pola, se cruza el túnel bajo la carretera y se enfila la calle principal de Pola cruzando toda la localidad para, pasado el instituto, seguir por un ramal a la izquierda de la carretera paralelo al río, por el que discurre el camino del Salvador y pasa la vía por debajo para entrar en el polígono industrial de Pola y desde allí a Beberino por la carretera, donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter