Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Caídos del cielo, mirando al cielo

Caídos del cielo, mirando al cielo

LUCHA LEONESA IR

La Mata de Curueño (izquierda) y Sahechores (derecha), dos citas habituales del calendario a las que ‘el cielo’ ha llevado a unirse. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen La Mata de Curueño (izquierda) y Sahechores (derecha), dos citas habituales del calendario a las que ‘el cielo’ ha llevado a unirse. | SAÚL ARÉN
Fulgencio Fernández | 21/09/2019 A A
Imprimir
Caídos del cielo, mirando al cielo
Lucha leonesa La Mata de Curueño y Sahechores acogen este fin de semana dos corros 'nuevos' pero pendientes de la posibilidad de lluvia
Uno de ellos fue aplazado por la lluvia, La Mata de Curueño, y el otro cayó llovido del cielo, Sahechores, pues no estaba en el calendario oficial por un problema de fechas pero recapacitaron y han decidido hacerlo este domingo. Pero el cielo marca ambas citas pues las previsiones meteorológicas amenazan con lluvias el fin de semana —especialmente este sábado— y esto podría alterar el normal desarrollo de los corros, como ya ocurriera hace unos días en la Romería de las Manzanedas, donde finalmente fue suspendido después de una larga espera y alguna polémica. Si ha servido de ejemplo...

Si el cielo lo permite las dos citas está anunciadas para las cinco de la tarde y en ambos casos también será solamente en categoría masculina, en la que ya se conocen tres de los cuatro campeones de Liga: Víctor Llamazares, Moisés Vega y Tomasuco González, quedando solamente por conocerse el nombre de campeón de pesados aunque todo apunta a que sería una gran sorpresa si éste no fuera Abel Isaí Cabero, que saca 33 puntos al segundo clasificado —Morín de Riaño— cuando sólo quedan 50 puntos en juego, lo más normal sería que se haga con el título este fin de semana, si el cielo quiere.

Así las cosas es esta recta final el momento propicio para las sorpresas o para luchadores que prueban en otras categorías, como ya han hecho Tomasuco o Rodri. Además hay un par de subcampeonatos bastante disputados que pueden propiciar buenos momentos de lucha, como son los casos de ligeros y semipesados. En ligeros Busi y Santi El Míster, dos luchadores muy diferentes, están separados por solamente cinco puntos. Un enfrentamiento entre ellos tendría mucho gancho.

Y en semipesados está el excelente final de temporada de Rodri y la persecución desde muy cerca de otro luchador capaz de todo en sus buenos días, y de mucha clase, Rubo Fierro. El combate entre ellos también será de los que «paga el viaje».
Volver arriba
Newsletter