Publicidad
Cabañas: "Este mandato la deuda se ha reducido en 14 millones y esto ya se nota en las calles"

Cabañas: "Este mandato la deuda se ha reducido en 14 millones y esto ya se nota en las calles"

ACTUALIDAD IR

La alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, durante la entrevista. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen La alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, durante la entrevista. | SAÚL ARÉN
David Rubio / Alfonso Martínez | 15/05/2022 A A
Imprimir
Cabañas: "Este mandato la deuda se ha reducido en 14 millones y esto ya se nota en las calles"
Área metropolitana Entrevista a la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo
A poco más de un año para las elecciones municipales, valora la gestión desarrollada durante este mandato y los retos de futuro del tercer municipio de la provincia. En clave orgánica, no se ve defendiendo otras siglas y anuncia que no agotará el mandato como alcaldesa si no es reelegida este viernes al frente de la Agrupación Local del PSOE.

– ¿Cuál es su valoración de estos tres años de mandato?
– El elemento fundamental en todas las administraciones ha sido la gestión de la pandemia. Sin embargo, el balance es muy positivo. En el discurso de investidura dije que queríamos poner los pilares del cambio y del resurgir que necesita San Andrés del Rabanedo y los datos están ahí. Ha habido un aumento significativo de los contratos realizados en este mandato. Ha habido una gestión muy importante en materia económica. En diciembre, si hacemos otra amortización, hablaremos de 14,1 millones de euros de reducción de la deuda en este mandato. Es un dato muy importante si tenemos en cuenta de dónde veníamos. Había que hacer muchas actuaciones en materia interna y económica, pero se están dando los pasos y eso se está empezando a ver en las calles. Más de un millón de euros en asfaltado, contenedores… Y en este próximo presupuesto planteamos un millón de euros para la renovación de parques y jardines… Pese a la pandemia, ha sido un mandato de muchísima actividad y de volver a coger esa inercia que no habíamos tenido en los últimos años. En cualquier caso, la pandemia marcó el presupuesto de 2020 y nos obligó a reorientar las prioridades. De un día para otro era necesario atender cuestiones de limpieza o de mantenimiento de los servicios y aspectos organizativos internos que no estaban planteados. Nadie imaginaba algo así. Y en nuestro caso, con el hándicap de que a mí me pilló de baja por enfermedad. Ha sido complejo.

– ¿En cuánto quedará la deuda municipal dentro de un año?
– Cuando entramos, estaba en 59,5 millones de euros. Cuando acabe este mandato, estaremos hablando de 45,4. Es una reducción importante. Es cierto que todavía es una deuda bastante alta, pero no tiene nada que ver con el escenario que manejábamos entonces.

– ¿Cuáles son sus objetivos para este año que queda por delante?
– Hay un objetivo fundamental para este mandato y para el día a día de la casa ahora y en el futuro. Es la cuestión del personal. Eso es algo que no se luce en la calle, pero la ciudadanía debe ser consciente de que es lo que les resuelve el día a día. Si tenemos una administración que sea más ágil, si evitamos la conflictividad social y si podemos hablar de esa Relación de Puestos de Trabajo (RPT) tan necesaria, habremos alcanzado un objetivo importante. Debemos seguir reduciendo la deuda. Es fundamental. Aunque haya grupos a los que no les la deuda con los bancos les molesta especialmente, es algo que tenemos ahí y debemos seguir reduciéndola. Seguiremos con el plan de asfaltado, que habrá llegado casi a la totalidad del municipio cuando termine el mandato. Quedarán algunas calles pequeñas, pero las principales actuaciones ya estarán hechas y habremos renovado también todos los contenedores. En cuanto a los grandes proyectos, está la apertura del vial de San Juan de Dios y conectarlo con la licitación de la segunda fase para que, si no al final de este mandato, al inicio del próximo, los cuatro carriles sean una realidad. Tenemos el 23 de mayo una reunión con el Ministerio de Transportes para abordar también la integración ferroviaria, pero este es otro de los temas que tenemos que analizar. Ahora mismo está pendiente de ciertas cosas que debe rematar Adif y de perfilar desde el punto de vista jurídico y económico el convenio que tenemos que firmar con ellos. Calculamos que en esa reunión tengamos una fecha aproximada para abrir el vial, porque nosotros somos los principales beneficiados, aunque en este momento la apertura no depende de nosotros. Hay gente que piensa que ya nos lo han entregado y que ya podríamos abrirlo, pero todavía quedan flecos.

– Pero cuando se abra no estará ensanchada aún la calle que une la polémica rotonda del vial de San Juan de Dios y que llega a la del Ayuntamiento…
– Ese enlace y la discrepancia sobre la famosa rotonda forman parte de la segunda fase. Ya hemos licitado el proyecto para abordar esa ampliación. Y esa rotonda se suprimiría para poner fin a esa problemática. Cuando se abra, será como está ahora. Se abrirá de forma temporal y se buscarán medidas para acotar la velocidad en ese tramo. Si vemos que la apertura del vial supone un problema, se volverá a cerrar hasta que tengamos cuatro carriles en todo, que es el objetivo que se persigue para este nudo de comunicación.

– ¿Qué planteamiento llevará a esa reunión sobre la integración ferroviaria?
– Es un tema que lleva tres años en agenda, pero ahora se habla mucho más de ello. El AVE debe seguir hacia Asturias y tiene que pasar por Trobajo del Camino. Necesitamos una solución. Estamos viendo que en otros sitios hay soluciones de integración del ferrocarril y queremos que se apliquen aquí también. Si no se puede en la totalidad del proyecto inicial, al menos en la pasarela y el puente de Párroco Pablo Díez. En la reunión de febrero la sensación fue buena a la hora de plantear un proyecto y los anuncios en otros sitios de soluciones similares a las que pedimos nosotros demuestran que aquí también podría hacerse y esa es nuestra petición.

– ¿Se hablaría por tanto de un pequeño soterramiento?
– Sí. Se está buscando en una integración del ferrocarril. Hay múltiples opciones. Se ha hablado del soterramiento, de una solución de trinchera... Tenemos que empezar a ver otras posibilidades y a olvidarnos del planteamiento inicial, porque las circunstancias son diferentes, pero la clave es la integración del ferrocarril.

– ¿Se abrirá por fin Araú?
– Tenemos que ponerlo ya en funcionamiento. Estamos con la activación de los sistemas, los permisos y otras cuestiones que no venían cuando nos entregaron la obra. Cuando quisimos abrirlo, nos dimos cuenta de que el único permiso que tenía era el del sistema de luz, pero queda ventilación, calefacción, fontanería… Llevamos tiempo hablando del libro técnico del edificio. Lo abordaremos a través de fondos europeos y autonómicos.

Planteamos alegaciones a 34 afiliaciones que llegaron al cerrarse el censo porque vimos cosas sospechosas– ¿Hay alguna novedad sobre la obra del centro de salud de Pinilla?
– Desde que fueron las elecciones autonómicas hemos estado defendiendo que estos procesos no pueden retrasar la solución al problema que ha surgido en el tema del centro de salud de Pinilla. En la última reunión que tuvimos con el gerente de Atención Primaria nos dijeron que la empresa ya había mandado por escrito la renuncia a continuar con la obra y que esto permitía seguir avanzando en la modificación del proyecto para abordar la deficiencia que se ha encontrado en la estructura. Esto no afecta en ningún caso a que se pueda mantener en pie el edificio, pero sí era necesario acometer ese modificado. Espero y deseo que desde un punto de vista técnico se siga trabajando. Cuando el proyecto estaba desbloqueado, cuando ya había presupuesto y cuando se había logrado un acuerdo con San Juan de Dios, que surja esto y se demore el proyecto es algo que paga la ciudadanía y que pagan también las arcas de la Junta a través del alquiler. Es cierto que la ciudadanía está bien en San Juan de Dios, porque se encontró esa solución como alternativa a los barracones a los que nos negamos, pero lógicamente queremos nuestro centro de salud.

– Hablaba antes de la política de personal. ¿Pasa la solución por la RPT o hace falta contratar a más gente?
– La solución pasa por hacer una RPT, pero abordar la cuestión del convenio es también fundamental. La hoja de ruta la tenemos en los reparos sistemáticos de la nómina. Hay una serie de cuestiones que debemos hacer y en el momento en que podamos desbloquear la RPT, desaparecerán algunas de las cuestiones que limitan la posibilidad de ampliar plazas. Hay servicios que están muy mermados para las necesidades que tenemos. Estoy pensando en limpieza, en recogida de basura o en jardines. También tenemos que ampliar en informática, porque solo tenemos un trabajador, y en materia jurídica. Si consiguiéramos que desde dentro se entendiera lo vital que es aprobar la RPT, podríamos hablar de un aumento de contratación en los próximos años.

– Este viernes es la asamblea de la Agrupación Local del PSOE de San Andrés del Rabanedo, en la que usted aspira a ser reelegida. Parece que el secretario provincial no descarta una alternativa y eso suele llevar a que finalmente la haya…
– Realmente, escuchando al secretario provincial, no es que no descarte una lista alternativa. Él dice es que cada militante, conforme a nuestros estatutos, puede presentarse. Y eso es así. ¿Que se descarte o no se descarte? Bueno, poco importa si llega el momento y hay una alternativa. No tiene mucho que ver que estatutariamente se pueda hacer para que moralmente se deba hacer. Son cosas muy distintas. La legalidad es una cosa y la ética y la moral son otra. Al igual que en León, aquí hay un trabajo y una gestión. No es necesario ni vinculante que el secretario general de la Agrupación Local del PSOE sea el candidato a la Alcaldía. No tiene nada que ver y hay ejemplos en los que no es así. Pero sí es muy importante, y ahí es donde está el matiz, que el secretario general tenga buena relación o al menos no tenga intención de torpedear al equipo de gobierno. Normalmente, se personaliza demasiado por rencillas derivadas de no ir en el puesto que alguien quiere. Por estas cuestiones que sí que se gestionan con quien está al mando, se perjudica a todo un equipo de gobierno y al trabajo que han hecho. En este caso, aunque no es necesario, sí es muy adecuado. Es muy difícil gestionar el Ayuntamiento cuando tienes una ejecutiva que está en tu contra. Y cuando se plantean este tipo de listas, a veces se hace porque es necesaria una renovación. Y eso es muy sano. Yo siempre he defendido que los debates internos en las agrupaciones son muy positivos. Tener un cortijo de gente que te dice sí a todo... malo. Es importante que en las agrupaciones haya un sector crítico. Si no, si todo el mundo aclama, algo no se está haciendo bien. Siempre tiene que haber un sector crítico y debatir absolutamente de todo. Pero un sector crítico no es orquestar una candidatura con el único fin de derrocar a alguien que en teoría no lo está haciendo mal. Y digo en teoría porque eso no es algo que tenga que valorar yo, sino que en principio no parece que se esté haciendo mal.

– El alcalde de León fue tajante y dijo que no sería candidato por el PSOE si perdía el liderazgo orgánico, pero usted parece que deja la puerta abierta…
– No. Digo que no tiene por qué ser vinculante. En mi caso concreto, si yo no soy secretaria general de la Agrupación Local del PSOE de San Andrés del Rabanedo, entiendo que mi partido –teniendo en cuenta que puede presentarse cualquiera y que se da el caso de que soy la alcaldesa– no quiere que siga en mi cargo orgánico, pero tampoco en el institucional. Aunque son cosas que no tienen por qué ir juntas, en mi caso concreto se da esa circunstancia. Yo obviamente no tengo intención de ir con otras siglas, porque las mías me gustan y me identifico con ellas. Si no soy secretaria general, no agotaré el mandato como alcaldesa.

Esperamos que el día 23 ya haya una fecha aproximada para abrir el vial de San Juan de Dios de forma temporal– Dentro de esta extraña política que parece haber puesto en marcha la dirección provincial del PSOE, en el caso de León, la polémica llegó a cuenta de unas acusaciones de afiliaciones irregulares. ¿Le consta que en San Andrés del Rabanedo pase algo similar?
– Si nos ponemos escrupulosos en lo que dicen nuestros estatutos, Ferraz me ha contestado que no, pero nosotros presentamos alegaciones a 34 fichas que aparecieron en nuestra agrupación al cierre del censo a través de por internet. Es perfectamente legal, pero encontramos alguna cosa que sí era un poco sospechosa. Hicimos alegaciones a esas fichas. Una de las afiliaciones era de una exconcejala que se pasó al grupo mixto y que estatutariamente no puede volver a ser militante. Otras dos afiliaciones corresponden a personas que habían concurrido en listas de otros partidos. Tampoco se puede. Estas en principio se aceptaron en Ferraz, pero luego hemos hecho otras reclamaciones en los mismos términos y no nos las han aceptado por ser extemporánea. Tengo mis dudas al respecto. Y tuvimos otro caso perfectamente legal, pero es de un trabajador que no tendría mucho sentido que se afiliara en una agrupación de la que soy secretaria general, porque hay una denuncia por acoso laboral de por medio y casualmente se ha afiliado. Es cierto que esas 34 afiliaciones estaban todas muy dirigidas hacia un sector, pero no se puede decir que son ilegales desde un punto de vista técnico. Tenemos 220 militantes y 198 pueden votar en esta asamblea. Y sería un incremento de 34 en ese momento. Es un porcentaje importante.

– ¿En qué punto está esa denuncia por acoso laboral?
– Este caso está suponiendo un daño muy importante desde el punto de vista personal. No lo oculto y lo sabe todo el mundo. Es un tema de muy atrás, aunque públicamente ha salido recientemente. Lo habían intentado antes. Cuando me presenté a las elecciones, me encontré con periodistas a la puerta en mi primera declaración. Había habido una filtración. Es un tema que nos gustaría que se circunscribiese al ámbito local, no solo a mí, porque hay otro trabajador, pero también entiendo que es muy goloso el hecho de que sea la alcaldesa. Pero desgraciadamente hay otros intereses. Si hay algo que se ciñe a lo puramente laboral y algo que debe juzgarse porque ha podido haber un caso de acoso laboral, no tiene mucho sentido que luego se entremezcle lo político y se hable de esta persona y de su círculo como integrantes de posibles candidaturas. Estamos pendientes de la fecha del juicio y el fiscal el sobreseimiento. Espero que pase lo antes posible y que se resuelva bien. Pero lo triste es que esto no es novedoso. Todos los alcaldes se han sentado por procedimientos de estas características y muchos concejales han vivido este tipo de situaciones y esto nos tiene que hacer ver que la judicialización de la actividad municipal en San Andrés está a la orden del día. No es sorprendente, pero sí es triste.
Volver arriba
Newsletter