Publicidad
Burgos 2 - Cultural 1: La Cultural vuelve a hacerse el ‘harakiri’

Burgos 2 - Cultural 1: La Cultural vuelve a hacerse el ‘harakiri’

DEPORTES IR

Castañeda y Zubiaurre se lamentan en el suelo tras el gol con el que el Burgos le dio la vuelta al marcador. | JESÚS J. MATÍAS (DIARIO DE BURGOS) Ampliar imagen Castañeda y Zubiaurre se lamentan en el suelo tras el gol con el que el Burgos le dio la vuelta al marcador. | JESÚS J. MATÍAS (DIARIO DE BURGOS)
Jesús Coca Aguilera | 20/02/2021 A A
Imprimir
Burgos 2 - Cultural 1: La Cultural vuelve a hacerse el ‘harakiri’
Fútbol / Segunda División B El equipo leonés se adelantó con un gol en propia y perdonó el 0-2, pero en la segunda parte el Burgos aprovechó otro error grosero en defensa, remontó en 4 minutos y fue superior
Seis días después de que Samu Araujo adelantara al Valladolid B tras meterse un gol en propia al rematar un centro en el que no tenía ningún rival cerca, la Cultural repetía error grosero y surrealista digno de recopilatorio de los goles más tontos del fútbol.

Centro lateral desde la izquierda y Castañeda, en el área pequeña y sin rivales alrededor, la deja muerta con el pecho, yéndole el balón a las botas del leonés Claudio Medina, que tras frotarse los ojos con el regalo tan inesperado que se encontraba, lo aprovechaba y fusilaba a Zubiaurre para darle la vuelta a un partido que se le había puesto a los leoneses de cara.

Era el 2-1 que ya no se movería, que daba al Burgos un triunfo que le deja virtualmente en la Segunda B Pro y hace saltar las alarmas en una Cultural que se volvía a hacer el harakiri, y que irá a Soria con una creciente necesidad tras haber ganado uno de sus cinco últimos partidos y después de dejar ayer una pésima imagen en la segunda mitad.

De los centros de Berjón, que fue una pesadilla para un horroroso Mario, llegaron los goles y casi todo el peligro Y es que, aunque los leoneses se adelantaron en la primera parte gracias a un gol en propia puerta y tuvieron un mano a mano al filo del descanso para haber puesto el 0-2, en apenas cuatro minutos de partido vieron cómo el Burgos la daba la vuelta al choque, siendo de ahí al final muy superiores los locales y estando mucho más cerca el tercero de la sentencia que el del empate, pues la Cultural no fue capaz de generar ni una sola acción de peligro hasta el tiempo de descuento, donde al menos achucharon a su rival y tuvieron su mejor oportunidad con un tiro de Pipo, tras rechazar la defensa un centro de Sergio Marcos, que se iba por muy poco a la izquierda de Barovero.

No pudo llegar esta vez la igualada milagrosa en el último suspiro de una Cultural que tampoco lo había merecido, y que estuvo condenada por la autopista que fue de principio a fin su banda derecha, por donde uno de los mejores jugadores de la categoría, Saúl Berjón, hizo lo que quiso y ‘bailó’ una y otra vez a un Mario que, como en cada partido ante un rival de entidad y que exija, estuvo espantoso, siendo sorprendente su alineación por parte de Idiakez pero también la ausencia de reacción desde el banquillo para intentar corregir durante el partido la situación que se estaba convirtiendo en condena.

Elguezabal cabeceó a la escuadra de su portería un centro de Dioni, que falló un mano a mano con el 0-1 Porque de jugadas por la banda izquierda llegaron los dos goles, pero también la mayoría de ocasiones, incluidas las dos que tuvo el Burgos para haberse adelantado con 0-0.

En una Navarro, dentro del área y tras ir con más fe y fuerza a por un balón dividido que le ganaba a Sergio Marcos, soltaba un ‘zapatazo’ que se estrellaba en el larguero. Y justo en la acción siguiente, en ese mismo ataque, en una de las decenas de veces en las que Berjón se fue de Mario, soltaba un tiro con efecto que se iba fuera por milímetros.

Sin embargo, la suerte que había castigado a la Cultural en las últimas semanas, parecía ponérsele de cara esta vez para permitirle adelantarse. Porque al intentar despejar un centro al área de Dioni, Elguezabal cabeceaba el balón hacia su propia portería, metiéndolo por la escuadra y subiendo el 0-1 al marcador pese a las protestas por un supuesto fuera de juego de Bravo que, pese a estar en situación incorrecta, no era en ningún caso con las nuevas normas.

Se le había puesto el partido de cara a los leoneses y pudo hacerlo aún más en la última acción de la primera parte, la que hubiera podido cambiar por completo la historia del partido. Porque en una rápida transición Dioni le ganaba la carrera por velocidad al central, pisaba área y, aunque con el defensor encima, se quedaba solo ante el portero, intentando cruzársela con el exterior pero sacando un pie salvador Barovero.

Pudo ser el 0-2, pero no llegó y en 10 minutos de segunda mitad el Burgos ya se había puesto por delante. ¿El empate? Se producía, cómo no, tras un centro desde la izquierda al que llegaba incorporándose desde atrás Álvaro, que tiraba fuerte pero desviado, con la fortuna de que el esférico iba hacia la posición de Juanma, que reaccionaba a la perfección y con la espuela lo acababa convirtiendo en el 1-1. Un jarro de agua fría que pasó a ser helada cuando acto seguido llegó el regalo de Castañeda.

Juanma empató y, en el 2-1, Castañeda dejó con el pecho un balón muerto en el área pequeña y Claudio no falló Había tiempo de sobra aún así para reaccionar, pero nunca lo hizo la Cultural, que si llegó viva al final fue gracias a que el árbitro no señaló un posible penalti por mano de Montes dentro del área; a que, en otro centro de Berjón, Alarcón libre de marca en el punto de penalti cabeceaba fuera por milímetros; y a dos buenas intervenciones de Zubiaurre, que demostró que bajo palos es mucho más fiable que en las salidas, y primero sacaba una buena mano abajo ante el disparo solo ante él de un Juanma que se había ido por velocidad de Casteñeda, y después despejaba el tiro de Momo desde la frontal.

¿Y por la Cultural? La nada. Una falta en una situación ideal al borde del área, que Luque pegó mal y se fue muy arriba; varias jugadas a balón parado de las que, como viene siendo habitual, no sacaron nada; y la citada llegada de Pipo en el minuto 92.

Escaso bagaje para sacar premio y cura de realidad dada la inferioridad.
Volver arriba
Newsletter