Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Borbusende, valle escondido

Borbusende, valle escondido

CULTURAS IR

Peña Chana y el valle de Luna desde el Alto de la Tijera. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Peña Chana y el valle de Luna desde el Alto de la Tijera. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 03/08/2018 A A
Imprimir
Borbusende, valle escondido
La ruta de la semana Entre Portilla de Luna y Sagüera se desarrolla la ruta de hoy, un recorrido entre bosques, matorral, praderas y pedregal ideal para el verano
En verano conviene buscar rutas con buena sombra que proteja de los rayos solares, por eso las rutas con bosques son más aconsejables en esta época. Y esta ruta va entre robles, pinos y hayas, viendo sabinas, algún que otro abedul y diferentes tipos de matorral. La zona que se propone se encuentra a pocos kilómetros de León y está señalizada por Cuatro Valles con varios carteles que aún se mantienen en pie.
 
En la ruta existen varias salidas, si se desea acortar, o bien es posible ascender al Alto de la Viesca o Peña Portilla, cuya ruta desde Piedrasechas se ha incluido anteriormente en estas páginas.
 

La ruta

El inicio de la ruta se encuentra en la hermosa localidad de Portilla de Luna, en cuya plaza existe un cartel de por dónde se va con el título de ‘Entre Portilla y Sagüera’. Se va por la calle que hay a la izquierda del cartel, saliendo de la localidad por una pista de tierra que poco después se bifurca con un camino a la derecha que baja entre rocas, hay que seguir por el camino de la izquierda, el de la derecha es el de vuelta. Luego se continúa hasta tener una buena vista de la localidad para desviarse por un camino más estrecho que sube hacia la collada de Sagüera, con excelentes vistas a Portilla y un bosque de robles a su izquierda.
 
Desde la collada de Sagüera comienza un descenso por el valle del arroyo Tejedillo, hasta encontrar la ermita de Sagüera y a continuación el pueblo, pequeño y escondido entre valles y montañas. Se cruza el pueblo saliendo por el lado opuesto donde poco después se encuentra una fuente y se sigue descendiendo hacia la Hoya de Villerma, donde se ven al fondo las grandes moles calizas del Alto de las Peñas y la Peña Cabrones, desde donde desciende el Arroyo Sierro Picón desde la Collada de la Espina, que baja hacia el embalse de Luna. El camino sigue de frente, sin desviarse hacia la izquierda, a no ser que se desee finalizar pronto la ruta. Se continúa por el camino que va parejo al arroyo de la Villerma, que poco después se cruza y se introduce en el bosque en una continua subida en amplias revueltas, que a veces se acerca a las rocas pero gana altura para salir al final a un pinar, desde donde se ve el camino, que luego se hace cortafuegos que va a Peña Chana y cresteando, al Nido de la Paloma, y a las Lombas, bajo cuya cumbre pasará después la ruta, sin disfrutar del valle de Borbusende.
 
El camino desciende y antes de comenzar la subida se ve un cruce donde sale un camino hacia la izquierda continuando el descenso hasta un lugar donde hay otro cruce de caminos, el de la izquierda baja dando un gran vuelta y el de la derecha baja directamente hacia el valle de Borbusende, donde hay una caseta en la que se puede descansar un momento. De nuevo cabe la posibilidad de finalizar rápidamente la ruta bajando arroyo abajo hacia Mirantes de Luna. Sin embargo la parte más interesante de la ruta y el más recóndito y hermoso  de todos es el valle de Borbusende, que se va a ascender a través del hayedo y con el arroyo al lado. Conviene en días de calor aprovechar las sombras en el caminar y escuchar los sonidos del arroyo. La ruta asciende por un buen camino y en un momento sale a una zona rocosa donde hay un camino a la derecha que va a los prados de las cumbres. Hay que seguir a la derecha llegando primero a un collado desde donde se ve el pantano de Luna y todo el valle de Borbusende. Tras bajar un corto tramo la subida se hace más fuerte hasta llegar a otra zona que se suaviza con la ladera hasta llegar bajo las Lombas, cuyo cortafuegos se ve y hay que seguir el camino en dirección contraria hasta llegar al Collado Tijero, desde donde se ve el alto de la Viesca, llamado por algunos Peña Portilla, donde hay un camino que puede subir hacia la loma que asciende a la cumbre. Sin embargo en este alto, sin subir hacia la loma sale un estrecho sendero que baja desde la Sierra Negra directamente por la loma hasta antes de un pequeño montículo bajo el que hay que seguir hacia el Oeste cruzando la alambrada que separa los dos pueblos y bajando por unas trochas de ganado que si hay barro son bastante resbaladizas, hasta llegar a un camino que baja hacia Portilla pasando al lado del arroyo hasta llegar a un estrechamiento entre las rocas donde hay una granjas y desde allí se vuelve al camino de ida siguiendo hasta Portilla donde finaliza la ruta.
 
Volver arriba
Newsletter