Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Bilbao Athletic 1 - Cultural 0: 'Sin resaca, pero con el mismo cuerpo'

Bilbao Athletic 1 - Cultural 0: 'Sin resaca, pero con el mismo cuerpo'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso Macía | 26/01/2020 A A
Imprimir
Bilbao Athletic 1 - Cultural 0: 'Sin resaca, pero con el mismo cuerpo'
Fútbol / Segunda División B El equipo leonés merece mejor suerte pero cae en Lezama víctima de un gol en los que fueron sus mejores minutos y de su ineficacia en el área rival / Dioni se retiró lesionado
Hay resacas que van de cara, que te de dejan claro desde el principio lo que te va a tocar pasar. Pero sin duda las peores son las que te atacan cuando menos te lo esperas, creyendo que lo peor ya ha pasado y has salido triunfador, te dejan en la lona. No es que la Cultural sufriese este domingo  la resaca que podría esperarse tras la gesta copera ante el Atlético de Madrid, porque el equipo estuvo bien física y futbolísticamente durante muchos minutos, pero los efectos fueron los mismos y de la misma forma que si le hubiese llegado a deshora.

Porque cayó el equipo leonés en Lezama ante un Bilbao Athletic que le empata a puntos en la clasificación y lo hizo de una manera a todas luces inmerecida, ya que como mínimo fue el empate el resultado más justo que podía dejar lo que se vio sobre el cuidado césped vizcaíno. Y es que en un partido muy abierto, tremendamente igualado, se llevó los puntos el único equipo que fue capaz de acertar con la portería rival.

Tuvo el balón el filial, pero sin duda las ocasiones más claras fueron para los leoneses, que pecaron de falta de eficacia en el área bilbaína y se llevaron el golpe del gol en los que fueron sus mejores minutos, que coincidieron con los últimos del partido.

Con el once esperado, en el que aparecieron nada menos que ocho jugadores que no estuvieron de inicio entre semana en la Copa del Rey, le costó a la Cultural controlar el centro del campo en el que Prados y Vencedor mandaron y eso le permitió al Bilbao Athletic jugar buena parte del tiempo en campo leonés aunque sin generar peligro. Porque no pareció importarle la circunstancia a los leoneses, que a la primera que tuvieron a la contra pudieron adelantarse por medio de un Dani Pichín que tuvo un gran día en todo lo que no tenía que ver con la definición. A los dos minutos dispuso el madrileño de su primera ocasión del partido, un mano a mano contra Iru que no supo resolver deteniendo el portero el lanzamiento sin mayores problemas.

Tardó 20 minutos el filial en crear su primera ocasión clara de peligro, un cabezazo de Artola a centro de Zarraga que se marchaba por poco fuera de la portería de Leandro. Llegaron a partir de ahí los mejores minutos de un Bilbao Athletic que hizo correr a la Cultural detrás del balón y que a punto estuvo de tener una clara ocasión con Morcillo solo ante el guardameta culturalista si Iván González no corta en última instancia la carrera del extremo. La sensación de peligro sobre la portería leonesa era constante, pero lo cierto es que las ocasiones no se materializaban y que, de hecho, con el descanso asomando, fue de nuevo Dani Pichín el que pudo adelantar al conjunto culturalista. Una buena jugada de Dioni por banda permitía al malagueño poner un balón atrás para que el extremo apareciese solo en el punto de penalti para mandar su disparo muy desviado.

La entrada de Eric Montes cambió el partido para los leoneses, que tuvieron varias ocasiones para marcarPedía el partido más control a la Cultural en la segunda mitad si no quería sufrir y lo cierto es que hasta la hora de juego el guión se mantuvo. Dioni remataba alto un centro de Aitor tras la reanudación, Menudo remataba centrado desde el balcón del área y Prados tenía la más clara para los ‘cachorros’ tras tocar con la punta del pie un centro desde la izquierda que se perdió por muy poco con Leandro fuera de la portería.

Sin embargo, el encuentro cambió con la entrada de Eric Montes por un desacertado Sergio Marcos. El catalán fue capaz de controlar el centro del campo recuperando balones y jugándolos con criterio y eso le dio otro aire a la Cultural. Pronto se notó el cambio, con una batería de ocasiones claras para la Cultural que veía como Dioni se quedaba solo ante Iru y mandaba fuera por centímetros el mano a mano ante el guardameta. Poco después el propio Eric demostraba que también tiene llegado y a punto de quedarse solo de nuevo, pero controlaba mal el balón, Kawaya mandaba al lateral un disparo que a punto estaba de colarse y Dani Pichín no podía resolver un balón demasiado escorado tras una buena combinación con Menudo.

Eran grandes minutos del equipo leonés que, eso sí, dejaban la mala noticia de la salida del campo de Dioni echándose la mano a la pierna precisamente en la ocasión que tuvo para marcar. La entrada de Sergio Benito, que tuvo una buena ocasión que detuvo Iru, no cambió el guión y de hecho Rodas en un córner y de nuevo Pichín con un balón botando dentro del área que mandaba fuera hacían que el empate pareciera incluso escaso.

Pero el fútbol no entiende de justicia y cuando mejor y más cerca de la victoria estaba la Cultural, llegó el tanto del Bilbao Athletic. Un rechace en la frontal le caía a Zarraga para que ajustase su disparo a la cepa del poste y que Leandro no llegase a evitar un gol que era todo un jarro de agua fría para los leoneses.

Pudo empatar la Cultural hasta prácticamente el pitido final, en el que Castañeda se quiso poner de nuevo el traje de héroe para rematar un córner que se perdió por milímetros por encima del larguero.

Cayó cruz para la Cultural, que viendo el vaso medio lleno puede salvar su aventura copera si gana el domingo al Logroñés a un punto del líder y con un mínimo de 6 puntos de ventaja sobre el quinto clasificado. A partir de ahí, el tiempo dirá hasta dónde llega este equipo.
Volver arriba
Newsletter