Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Big Red Machine - Big Red Machine

Big Red Machine - Big Red Machine

ENREDABAILES IR

Ampliar imagen
J. Alonso | 29/10/2018 A A
Imprimir
Big Red Machine - Big Red Machine
Discos Reseñas de libros, discos y series en la sección cultural que La Nueva Crónica ofrece cada domingo a sus lectores: 'Enredabailes'
Big Red Machine es una de las ramas del proyecto en común de dos personas detrás de bandas referentes en el panorama internacional, Bon Iver y The National. Justin Vernon, alma del primero y Aaron Dessener, el hombre para todo en la segunda, viven por y para la música y además de tocar también se encargan de organizar el festival Eaux Claires en la localidad natal del primero o formar parte del equipo de contratación del People Festival en Berlín entre otras muchas cosas. Pero hablando en concreto de este Big Red Machine que lleva también por nombre el disco que recoge las canciones compuestas en ese tiempo compartido por ambos, quien lo afronte bajo la suposición de «me gusta Bon Iver, me gusta The National, ¿qué puede ir mal?» se llevará seguramente una decepción. Porque Big Red Machine no es ni lo uno ni lo otro, aunque obviamente es imposible no pensar en ambos cuando por ejemplo algunas guitarras se grabaron en sesiones de las que salió el ‘Sleep Weel Beast’ de The National. Sin embargo, si a algo se acerca más es al Bon Iver de ‘22, a Million’, poniendo Vernon la voz a los temas de un disco en el que han metido mano muchos más amigos del dúo como componentes de Arcade Fire y que es precisamente eso, un disco por el gusto de grabar un disco que viniendo de quien viene, asegura ya merecer la pena.
Volver arriba
Newsletter