Benidorm 28 - Ademar 27: 'El Benidorm le pone la puntilla al Ademar'

Benidorm 28 - Ademar 27: 'El Benidorm le pone la puntilla al Ademar'

DEPORTES IR

Gonzalo intenta lanzar pese a la defensa del Benidorm. | EDWIN VAN'T HEK Ampliar imagen Gonzalo intenta lanzar pese a la defensa del Benidorm. | EDWIN VAN'T HEK
Jesús Coca Aguilera | 07/05/2022 A A
Imprimir
Benidorm 28 - Ademar 27: 'El Benidorm le pone la puntilla al Ademar'
Balonmano / Liga Asobal Un gol sobre la bocina de Lignieres derrota a un equipo leonés que llegó a ir cuatro arriba en la primera parte y que dice adiós definitivamente a sus opciones de entrar en Europa
Europa ya es una misión imposible para el Abanca Ademar. Lo que mal empieza, mal acaba, y el retroceso en el juego de los leoneses en las tres últimas semanas ha impedido que pudieran arreglar en la segunda vuelta lo que habían destrozado en la primera.

Se consuma el fracaso de una plantilla conformada por presupuesto para pelear por el subcampeonato, que llegó a coquetear con la temporada estando ya en su ecuador con un descenso que dejó atrás tras elevar sus prestaciones, pero cuando mejor estaba ha encadenado tres partidos seguidos sin ganar que le dejan sin opciones reales de acabar entre los cinco primeros puestos pese a que aún restan tres jornadas.

Fue el Benidorm el encargado de ponerle la puntilla a los leoneses, poniendo de paso pie y medio en la competición europea, tras un encuentro en el que el equipo leonés llegó a ir cuatro arriba en la primera mitad, encajó un duro parcial de 11-4 entre el final de la misma y el inicio de la segunda que volteó el encuentro, y aunque consiguió rehacerse para devolver las tablas en el tramo final, cayó 28-27 víctima de un gol sobre la bocina de los alicantinos.

Un parcial de 11-4 entre las dos mitades convirtió la máxima ventaja leonesa (10-14) en la del Benidorm (21-18) Salió cruz en un final igualado en el que los leoneses, tras estar incluso tres goles abajo (23-20) a 15 minutos para el final, llegaban a empatar a falta de dos, cuando Malasinskas convertía uno de los siete penaltis sin fallo que transformó, y colocaba el 26-26.

La defensa ademarista no era capaz de frenar al pivote Oliver, que se hizo ‘grande’ ante la debilidad por el centro del 6-0 y volvía a poner por delante al Benidorm, pero devolvía las tablas el Ademar con la misma receta que el gol anterior: siete metros forzado por Jaime y convertido por Malasinskas para poner el 27-27.

Quedaban 48 segundos y el empate no le valía al Ademar, pero no se iba a una defensa abierta y agresiva sino que dejaba pasar el tiempo que aguantaba el Benidorm, que a falta de 20 y sin haberse avisado aún el pasivo pedía tiempo muerto, y que aguantaba la posesión hasta encontrar sobre la bocina a un Lignieres que no fallaba y daba los dos puntos a los locales.

Un penalti de Malasinskas empataba a falta de 48 segundos que los locales aguantaban hasta el final Cruel resolución para un encuentro que había empezado muy bien para el Ademar, que salía muy metido al encuentro y gracias a las paradas de un Bomastar muy enchufado bajo palos, y a los numerosos siete metros forzados (cuatro en los primeros siete minutos) se colocaba rápido tres arriba (4-7).

Reaccionaban los locales para devolver las tablas al marcador con un parcial de 3-0 y obligar a Cadenas a pedir un tiempo muerto que despertó a los leoneses, que apoyándose en que el meta serbio seguía en estado de gracia se disparaban en el marcador hasta coger su máxima ventaja de cuatro, que mantenían con el 11-15 a sólo tres minutos para llegar al descanso.

Ahí estuvo uno de los momentos claves del choque. De irse a vestuarios con una ventaja cómoda y la moral alta, pasó a marcharse tras encajar un parcial de 3-0 con un 14-15 que sabía mejor a los locales que a los leoneses.

El Ademar, liderado por Bomastar, nunca fue por detrás en una gran primera parte que cerraron mal Irían a peor las cosas, pues el ataque de Benidorm empezaba a ver puerta con facilidad y llegaba a ponerse tres arriba (21-18) y con balón para marcharse de cuatro, el cual se convertía en una contra que Gonzalo metía para dar aire a un Ademar que se mantenía en el limbo de esos tres goles de diferencia, que podían decantarse hacia romperse el partido o volver a igualarse.

Así estarían hasta un 23-20 que era seguido por un tanto de Malasinskas, otro de Liapis sin portero, un penalti detenido por un Panos que acababa de entrar en pista y un gol más de Santista para poner el empate (23-23).

Volvía a irse de dos Benidorm, pero un ‘trallazo’ de Boskos ponía al Ademar a uno, parando Panos el ataque siguiente y permitiendo esa nueva igualada que dio paso al citado final, de pésima resolución para un conjunto leonés que pone punto y final a sus esperanzas.
Volver arriba
Newsletter