Publicidad
Bayón niega que la deuda de Navatejera sea de su mandato

Bayón niega que la deuda de Navatejera sea de su mandato

ACTUALIDAD IR

La pista cubierta del polideportivo de Navatejera, construida durante el mandato de García Bayón. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen La pista cubierta del polideportivo de Navatejera, construida durante el mandato de García Bayón. | DANIEL MARTÍN
Sergio Jorge | 09/01/2021 A A
Imprimir
Bayón niega que la deuda de Navatejera sea de su mandato
Área metropolitana El expedáneo exige a Berta Llamazares que rectifique o presentará "una querella", y recuerda que de 2007 a 2011 pagó todas las nóminas
La crítica situación que vive la Junta Vecinal de Navatejera, con varios de sus trabajadores en Erte y con otros sin que se les abonen las nóminas desde hace meses, ha levantado otra polémica. Después de que la actual pedánea, la socialista Berta Llamazares, asegurara en este periódico que la deuda de esta entidad menor sea heredada del mandato de Lázaro García Bayón, el actual concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Villaquilambre exige a la también edil en este Consistorio a rectificar durante la próxima semana, o de lo contrario, presentará «una querella criminal contra el derecho al honor o por difamación». De hecho, asegura que su abogado ya está preparando esta acción judicial y esperará a que Llamazares «dé los datos que tiene sobre la deuda», que asciende a 1,8 millones de euros.

Según relata García Bayón, durante sus cuatro años de mandato se pagaron «todos los servicios y suministros, y también a todos los empleados». Además, en los cuatro ejercicios se presentaron los presupuestos y se llevaron al Tribunal de Cuentas. «Ni soy culpable ni soy responsable de la deuda que hay actualmente», apunta el ahora concejal de Leonesistas por Villaquilambre.

Otro aspecto importante sobre su mandato son todas las obras que se realizaron y que, a excepción de la colocación de las placas solares junto al polideportivo de Navatejera, no fueron ni proyectadas ni ejecutadas en esos cuatro años, sino que ya estaban iniciados los procesos cuando en 2007 llegó al poder tras las elecciones locales de ese año.

Según especifica, las placas solares fueron ideadas por él y fueron abonadas en un 80 % de su coste. «El resto no porque algunas no funcionaban, y por eso no se certificó la obra», explica haciendo memoria de aquellos años, ya que detalla que las cifras concretas no las recuerda puesto que no se llevó «ningún papel» de aquella época. De todas formas, esos trabajos fueron abonados en un 40 % con una subvención, con lo que el otro 40 % sí que salió de los fondos propios de la Junta Vecinal.

Hubo otras actuaciones y sentencias judiciales que se desarrollaron durante su mandato pero que venían de épocas anteriores. Una de ellas es el acuerdo para abonar 1,9 millones por el centro comercial de ‘los franceses’, que en un primer momento reclamaban 6,8 millones y se logró reducir la cantidad, pagada con dos terrenos de la Junta Vecinal. «Los abogados hicieron una gran labor y pedían que se abonaran 350.000 euros por estos trabajos, pero les dije que no había ningún acuerdo ni contrato previo, por lo que no se podía pagar esa cantidad», apunta Lázaro García Bayón.

Otra acción fue la de cubrir el frontón del polideportivo, ya adjudicado cuando llegó a la Junta Vecinal, por lo que solo tuvo que acometer el acerado de la zona, que supuso unos 12.000 euros, abonados con los fondos propios.

«Posteriormente llegó un arquitecto de Palencia al que se había adjudicado el proyecto y la dirección de obra de una residencia de mayores, pero se le pagó el 80 %, porque el resto era por la dirección de obra, que no se hizo», agrega el concejal leonesista, que añade que durante sus cuatro años de mandato no vendió ningún terreno para así sufragar otros servicios.

De hecho, además de tener que hacer frente a otra demanda por no pagar unas obras en el frontón, que se rebajó de 400.000 a 200.000 euros el coste porque realmente no se arregló, así como por la reforma de la cafetería del polideportivo, García Bayón hace énfasis en la reducción de las pérdidas de esta infraestructura. «Cuando llegué en 2007 tenía un déficit de 190.000 euros al año, y en 2011 era de 110.000 euros», apunta el ahora concejal de Hacienda.
Volver arriba
Newsletter