Publicidad
Balatonfüredi 30 - Abanca Ademar 27: 'Un mal día para tener un mal día'

Balatonfüredi 30 - Abanca Ademar 27: 'Un mal día para tener un mal día'

DEPORTES IR

Ampliar imagen
J. A. | 17/11/2019 A A
Imprimir
Balatonfüredi 30 - Abanca Ademar 27: 'Un mal día para tener un mal día'
Balonmano / Copa EHF Los leoneses deberán remontar tres goles en el Palacio de los Deportes tras caer ante un Balatonfüredi que se le atragantó al conjunto leonés, muy desacertado todo el partido
El final del partido de este domingo en Hungría es un perfecto resumen del mal día que vivió el Abanca Ademar en Balatonfüred. El conjunto leonés fue a remolque todo el encuentro, sin encontrarse cómodo en ningún momento y con la sensación de que incluso el equipo local podía romper la eliminatoria a su favor. Sin embargo, unos buenos minutos finales permitieron recortar distancias a los de Manolo Cadenas, que habían perdido hasta por 4 goles, para llegar al último minuto con un hándicap de solo 2.

Lograba una buena defensa el equipo leonés en ese teórico último ataque magiar y tenía la oportunidad de correr uno de los pocos contraataques de todo el partido para volver a León teniendo que remontar un único tanto. Sin embargo, Jaime Fernández mandaba fuera su lanzamiento solo ante Bösz y dejaba aún unos segundos para que Németh anotase sobre la bocina y pusiese la cifra de goles a remontar el próximos sábado en León en nada menos que tres.

Un mal día para tener un mal día el que eligió el Abanca Ademar, que deberá encomendarse a la magia del Palacio para jugar la fase de grupos de la Copa EHF superando a un rival que dejó claro ayer que tiene argumentos de sobra para superar a cualquier equipo. Se le atragantó el Balatonfüredi al equipo leonés, que rindió muy por debajo de lo habitual en defensa y estuvo tremendamente desacertado en ataque.

El Abanca Ademar anotó los dos primeros goles del partido en la que sería su única ventaja en el marcadorTodo ello le llevó a tener que remar contracorriente a los de Cadenas prácticamente desde el inicio. El primer ataque leonés dejaba ya claras las cosas al Ademar, con David Fernández anotando el primer gol y Shynkel propinándole un fuerte golpe en la cara que le costó la exclusión y, de haber sido en otro momento del partido más avanzado, seguramente la roja. Aún no lo sabía el Ademar, pero los dos tantos del lateral zurdo para abrir el encuentro supusieron la única ventaja de la que disfrutarían los leoneses en todo el encuentro.

Fue un espejismo ese 0-2 inicial, porque un parcial de 5-0 con el Balatonfüredi castigando el centro de la defensa ademarista una y otra vez con Topic obligaba a Cadenas a parar el partido ante el atasco ofensivo que sufrían los leoneses.

Y salvó esa primera crisis el Abanca Ademar de la mano de Feuchtmann, que canalizó el ataque ademarista y permitió reducir la ventaja a solo un gol (7-6) a pesar de que la defensa aún no terminaba de funcionar.

La conexión húngara con el pivote fue un quebradero de cabeza para los leoneses, que dependían además de ‘chispazos’ individuales en ataque para anotar sin poder correr ningún contraataque. La aparición de Ando bajo palos, que se convirtió en un muro para el Ademar, volvió a disparar la ventaja local hasta los cuatro goles (11-7) de la mano de la primera línea con Zdolik y Mathe con los leoneses sin ser capaces de anotar durante casi 10 minutos.

Solo la exclusión de Topic pareció darle un alivio al equipo leonés, que sudaba sangre para ver portería sin encontrar ni en Lucin ni en Pedro Martínez una solución para el ataque. Sin embargo, la aparición de David Fernández (que no había vuelto a anotar desde el inicio) en los minutos finales permitió a los leoneses dejar el hándicap al descanso en dos tantos que casi dejaban como mejor noticia de la primera parte ese resultado (15-13).

Jaime pudo dejar en solo un gol el hándicap, pero falló el último ataque y los locales anotaron sobre la bocinaHablaba a las claras esa sensación de lo que estaba ocurriendo en el partido y lo cierto es que no cambiaría demasiado el guión en el inicio de la segunda parte. Con la ventaja estable en esos dos o tres goles, la recaída de Zdolik en los locales (que jugaba ya tocado) apenas la notó el Balatonfüredi ya que Shynkel tomó la responsabilidad en esa potente primera línea. Patotski tampoco encontraba acierto bajo palos con la defensa incapaz de parar el físico húngaro y eso llevaba al conjunto magiar a recuperar los cuatro goles de renta (23-19) con un Ademar en el que David Fernández asumía junto a Feuchtmann la responsabilidad de manterse en el partido y casi en la eliminatoria.

Era incapaz el equipo leonés de reducir la renta hasta la aparición de Mosic, que regresó con buenas sensaciones tras su lesión y con un par de cañonazos acompañado por otro tanto de David Fernández ponía a tres al Abanca Ademar y obligaba a Csoknyai a pedir tiempo muerto. Pedro Rodríguez y Luisfe Jiménez se convertían entonces junto a Topic en los referentes ofensivos del Balatonfüredi, que mantenía el nivel en portería con Bösz manteniendo así la renta de cuatro goles que tampoco recuperaba la defensa abierta ademarista.

Una nueva exclusión de Topic permitía al Abanca Ademar ponerse a tres (29-26) con un tanto de Lucin y recuperar un balón que a minuto y medio del final permitía a Cadenas pedir un tiempo muerto para intentar reducir la ventaja al máximo posible de cara a la vuelta. Feuchtmann marcó y los leoneses defendieron bien el ataque magiar, permitiendo a Jaime Fernández correr el contraataque a falta de 15 segundos para dejar la eliminatoria en un gol. Su lanzamiento se fue al palo y Németh aún tuvo tiempo de lanzar y batir a Patotski sobre la bocina para dejar finalmente la desventaja en tres goles que prometen ser una dura montaña que escalar en León.

Necesitará el Abanca Ademar un Palacio metido de lleno desde el principio el sábado (19:00 horas) para buscar la remontada y sobre todo limpiar rápido la mente para afrontar otro partido muy importante en liga ante Cuenca – que se dio un paseo en su compromiso europeo – y además del resultado recargar confianza para seguir creyendo en que es posible jugar la fase de grupos de la Copa EHF.
Volver arriba
Newsletter