Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Ayuntamientos mancomunados

Ayuntamientos mancomunados

OPINIóN IR

21/09/2015 A A
Imprimir
Ayuntamientos mancomunados
La mancomunidad de municipios Mansurle ha renovado parte su junta directiva con repetición de varios de sus cargos para los próximos cuatro años. Pepe Jiménez sigue de presidente con el voto unánime de todos los representantes de los 25 municipios de esta mancomunidad. Jiménez hubiera repetido como presidente aunque los vocales de la oposición votaran a otro candidato, pues la mayoría de las corporaciones locales de Mansurle están gobernadas por candidaturas del PP, aunque gusta la unanimidad en estos casos. La Mancomunidad del Sur de León viene demostrando desde hace años, al igual que otras de la provincia leonesa, como se debe atender a los vecinos de sus pueblos dentro de las posibilidades económicas y otras de que dispone en cada legislatura, siempre salvando algunos fallos puntuales propios del funcionamiento de estas entidades. Dicho esto, reitero lo apuntado en columnas anteriores: El sentido común apunta a que sobran muchos ayuntamientos en León y en España y que si se quieren llevar a cabo recortes económicos en la Administración de verdadero calado se está demorando mucho la decisión de los hasta ahora partidos mayoritarios para reformar el apartado de administraciones locales y eliminar pequeños ayuntamientos que pueden funcionar como las mancomunidades de municipios: En la comarca de Valencia de Don Juan debe existir un solo ayuntamiento con alcalde y veintiocho concejales elegidos a razón de uno por cada localidad, excepto Valencia de Don Juan y Valderas, que contarían con mayor número a tenor de sus habitantes. Esta reforma debería realizarse en todas las comarcas de España si de verdad se quieren llevar a cabo recortes que permitan un ahorro efectivo, aunque puedan suponer la desaparición de muchos funcionarios. Mientras no se lleve a cabo esta reforma muchos ayuntamientos continuarán con apuros para pagar a secretarios y aguaciles y el dinero ahorrado en sueldos de concejales dedicarlo a mejorar los servicios en cada pueblo. Y si hablamos del Senado, su lógica desaparición aportaría a las arcas de Hacienda un montante económico muy a considerar y lo mismo ocurriría con la supresión de entidades que duplican sus dedicaciones. ¡Para luego es tarde!
Volver arriba
Newsletter