Publicidad
Aumentan los casos de abusos sexuales a menores que llegan a Adavas

Aumentan los casos de abusos sexuales a menores que llegan a Adavas

ACTUALIDAD IR

Adavas recibió en 2015 un total de 198 consultas por malos tratos. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Adavas recibió en 2015 un total de 198 consultas por malos tratos. | MAURICIO PEÑA
I. Herrera | 01/03/2016 A A
Imprimir
Aumentan los casos de abusos sexuales a menores que llegan a Adavas
Sociedad El despacho jurídico atendió 64 consultas en 2015 entre violencia sexual y malos tratos
La Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica de León (Adavas) veía incrementada su actividad en 2015, les llegaron más casos de violencia sexual y malos tratos. Sin embargo, no se atreverían a afirmar que se trata de un incremento de casos reales, sino más bien, de un mayor número de casos que salen a la luz, que dan un paso adelante para poner remedio a su situación.

Han visto incrementados, sobre todo, los casos de abusos sexuales a menores, y creen que es fruto de la labor de prevención que, gracias a las subvenciones, han podido llevar a cabo en centros educativos. En la memoria del pasado año recogen seis casos de violencia sexual de adolescentes de entre 12 y 18 años, todas chicas, atendidos en el gabinete psicológico, cinco de las cuales denunciaron los hechos. Dos habían sufrido abusos por parte de la pareja de su madre, y tres habían padecido agresiones puntuales por parte de un profesor, un vecino y un conocido respectivamente. La otra menor acudió en busca de ayuda a Adavas ante la sospecha de haber sufrido algún tipo de acoso en internet que no pudieron confirmar.

Y no sólo adolescentes, también hubo cinco víctimas infantiles: tres niñas que fueron pidiendo valoración al considerar que podrían ser víctimas de algún tipo de abuso sexual (dos de los casos estaban denunciados); una menor de nueve años que había sufrido distintos abusos, primero por la pareja de su abuela, y luego por la de su madre (había denuncia), y una menor de seis años –la consulta la hacían los padres– que podría estar sufriendo abusos por parte de un primo.

Además de estos casos en menores, recibieron a doce mujeres adultas, cuatro de las cuales pidieron ayuda psicológica para superar abusos en la infancia y otras coho por agresiones recientes. También llegaron hombres pidiendo ayuda como víctimas de violencia sexual, concretamente dos, uno por abusos en la infancia y otro por una agresión sexual reciente.

En total, el servicio de gabinete psicológico por casos de violencia sexual de Adavas impartió 101 sesiones terapéuticas, en las que participaron, además de las víctimas, familiares (sobre todo padres y madres de los menores).

Además del apoyo psicológico a víctimas de violencia sexual, Adavas ofrece asesoramiento y asistencia jurídica. En total, el pasado año atendieron 63 consultas que dieron lugar, en muchos casos, a que la asociación se personara como acusación.

Malos tratos


En lo referido a malos tratos, Adavas recibió un total de 198 consultas. A través del despacho jurídico, Adavas se personó en una decena de casos denunciados como parte y en casi 30 asesoró a los solicitantes de ayuda sobre los derechos ante una separación.

También para este tipo de violencia de género prestan asistencia psicológica, concretamente en 2015 atendieron a 65 mujeres de las que 24 denunciaron los hechos. De ellas, 25 habían sufrido malos tratos físicos y psíquicos, mientas que 33 fueron víctimas de maltrato psíquico y emocional.

Todos estos números hay que entenderlos en el marco de un proceso que, muchas veces, es tan largo que trasciende del año. Es decir, que durante 2015 siguieron viendo y tratando casos que se ‘contabilizaron’ en periodos anteriores, y que muchos de los que quedan registrados en el ejercicio anterior, seguirán precisando atención en el presente. Es la frialdad de las cifras que, al tiempo que ayuda a visibilizar la problemática, se queda corta en la secuelas de los hechos.

Estos serían los números que podrían dibujar el panorama de la violencia de género en la provincia de León, teniendo siempre muy presente que son los que se han comunicado a esta asociación de ayuda a las víctimas y que, sin duda, habrá muchos más al amparo del silencio. Pero desde Adavas se realiza una labor mucho más amplia y, en cierto modo, más necesaria de cara a erradicar esta lacra social, como es la prevención, los cursos de formación a profesionales, las charlas...

Además del equipo de profesionales que atiende el Servicio Asistencial y de Información Prevención (una coordinadora, una educadora social, tres psicólogas y dos abogadas), Adavas cuenta actualmente con 48 asociados, de los cuales diez ejercen el voluntariado activo, ya sea como responsables de la gestión de la Asociación –junta directiva– o bien, realizando las múltiples tareas necesarias para su funcionamiento.
Volver arriba
Newsletter