Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Aspirantes a algo

BLOGGINGIR

12/12/2014 A A
Imprimir
Aspirantes a algo
Desde que Francisco Nicolás no se aparta de los platós de televisión que le dan puerta abierta para decir que fue indispensable para llevar a cabo unos supuestos encargos que, de no ser ciertos, le van a costar muy caro, con cada perla y con cada sonrisa cínica que dedica a las cámaras, cada vez me recuerda más a un par de leoneses que no son padre e hijo pero tienen bastantes más genes en común entre sí que con sus respectivos.
Negociador para el desbloqueo de negocios y transacciones, secretario general de Faes, mediador del Gobierno en procesos territoriales, jefe de Defensa en la Casa Real o un ‘charlie’ del CNI son algunos de los impresionantes títulos que el pequeño Nicolás luce en su currículum y que dejan sin palabras a cualquiera; incluso a los que pueden presumir de algo más que su amiga «la pechotes» (y que conste que este apodo me parece tan gracioso como despectivo).
Nicolás me recuerda mucho a los dos J.M. que no han sido espías del CNI ni pajes reales pero en más de una ocasión cuentan aquello de que «gracias a mis gestiones se hizo la Transición en España tan bien», «mis consejos pesaron mucho para que el santo padre Benedicto renunciará a la silla de Pedro», «la primera llamada que recibió Letizia tras la coronación fue la mía» o «para hablar con Mariano nada más tengo que tocar mi iPhone», entre otras patrañas con las que todo aspirante a algo y agraciado con nada necesita fantasear alguna vez.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle