Publicidad
Así será la desescalada sanitaria en el Hospital de León

Así será la desescalada sanitaria en el Hospital de León

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
L.N.C. | 09/06/2020 A A
Imprimir
Así será la desescalada sanitaria en el Hospital de León
Sanidad De manera progresiva y coordinada se va retomando el pulso habitual de la asistencia sanitaria en la provincia leonesa, pero siempre con la prudencia de que existe el riesgo de un posible brote de coronavirus
En concordancia con la desescalada diseñada por la Consejería de Sanidad para que los centros de Castilla y León recuperen su actividad habitual, teniendo siempre en mente un posible rebrote de la COVID-19; el Complejo Asistencial Universitario de León ha iniciado su propio Plan de Desescalada con dos objetivos fundamentales: garantizar la asistencia de la población y evitar la diseminación de la enfermedad.

El gerente del Caule señala que la vuelta a la normalidad debe de realizarse con las máximas garantías de seguridad, tanto para los profesionales como para los pacientes. En este sentido, de forma escalonada se está reorganizando la actividad hospitalaria con circuitos y áreas diferencias de COVID y no COVID (lo que se llama zona limpia-sucia). Esto implica extremar las medidas de prevención, impulsar la detección rápida de los casos, incrementar la capacidad de control de contactos estrechos, y disponer de un sistema de información que permita extrae datos estructurados y su volcado automatizado.

En esta propuesta de nueva reestructuración, el Edificio Princesa Sofía alojará a pacientes no covid de todas las especialidades médico-quirúrgicas, mientras que el edificio Virgen Blanca y el Monte San Isidro albergarán los ingresos de pacientes Covid positivos, sospechosos y aquellos que tengan clínica compatible con la enfermedad. En estos momentos, aunque puede modificarse en función de la demanda, queda para pacientes de Covid la tercera planta del Monte San Isidro y la planta segunda y cuarta del Virgen Blanca, en concreto.

Quirófanos y pruebas diagnósticas

La situación actual posibilita la apertura progresiva de quirófanos con el objetivo de incrementar la cirugía de procesos oncológicos, urgencias y cirugía programadas con prioridad a otras especialidades, siempre dejando un margen para posibles repuntes que pudieran darse. A día de hoy, son 16 los quirófanos para estas intervenciones.

En este contexto, se recomienda limitar al máximo el número de profesionales en el interior del quirófano, facilitar la programación quirúrgica de tarde, favorecer las cirugías ambulatorias siempre que sean posibles (así no se expone ni a pacientes ni a familiares) y mantener un sistema de triaje con los pacientes entre 3 y 5 días previos al acto, preguntando si han tenido síntomas en los últimos 15 días y realizando una PCR previa a la intervención.

En cuanto a las consultas externas y las pruebas diagnósticas, el objetivo es recuperar la actividad anterior a la pandemia de forma progresiva y coordinada con Atención Primaria, fomentando la telemedicina, que mejora los tiempos de respuesta y reduce las listas de espera. “Puede reducir el número de pruebas duplicadas y prestar una atención integral y continua sin perder la calidad en ningún eslabón dela cadena de atención médica”. Asimismo, se potenciarán las teleconsultas a través de las cuales se valorará la historia clínica del paciente y se adoptará la decisión según sus necesidades de tratamiento y nivel de cuidados apropiados. Y se incrementarán las consultas no presenciales, las lecturas telemáticas de pruebas radiológicas y los ejercicios de fisioterapia online.

Para todo ello, en el servicio de admisión elabora agendas con horarios que eviten las aglomeraciones en las salas de espera y se reduce el número de acompañantes de un paciente.

Urgencias

El Caule mantiene dos zonas de admisión de urgencias: ha retomado las urgencias generales en la actual zona de urgencias respiratorias y establece la urgencia Covid en lo que era la antigua urgencia pediátrica (que se mantiene en la entreplanta del Edificio Virgen Blanca).

De manera general, el Caule ha extremado la limpieza en todo el Complejo Asistencial, ha limitado el aforo en los ascensores, facilita información mediante cartelería estableciendo circuitos de acceso y movimiento de los pacientes para evitar masificaciones, garantiza el stock de Equipos de Protección Individual (EPIS) y ha redimensionado su plantilla teniendo presente la posibilidad de un nuevo repunte y convivencia con la COVID-19.
Volver arriba
Newsletter