Publicidad
Así cambiará León al amparo de su muralla

Así cambiará León al amparo de su muralla

ACTUALIDAD IR

Las primeras demoliciones de la ronda interior han concluido. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Las primeras demoliciones de la ronda interior han concluido. | MAURICIO PEÑA
Alfonso Martínez | 07/12/2021 A A
Imprimir
Así cambiará León al amparo de su muralla
Municipal Finalizan los primeros derribos de la ronda interior, que dará paso a la peatonalización de Los Cubos y Carreras. En 2022 se abrirá la Era del Moro y se acometerá el vial de Feve
Lleva años sobre la mesa, dibujada sobre los planos, pero ha sido ahora cuando ha empezado a hacerse realidad, cuando la piqueta ha cogido el relevo de los lápices. León está dando los primeros pasos para la que será su mayor transformación urbanística desde la peatonalización de zonas como el entorno de San Marcos, la calle Ancha y la plaza de la Catedral.

El objetivo fundamental pasa precisamente por alargar ese gran eje peatonal que ahora arranca en la plaza de Botines y que a lo largo del año 2023 se extenderá hasta la avenida Ramón y Cajal. Será entonces cuando culmine la reurbanización de la avenida de Los Cubos y de la calle Carreras y cuando estará al fin abierta la esperada ronda interior, el nuevo vial que comunicará la plaza del Espolón con la calle La Palomera y que servirá para eliminar el tráfico en el entorno de la muralla.

El Ayuntamiento de León acaba de finalizar la primera fase de las demoliciones necesarias para poder abrir esta nueva calle. Las máquinas se han llevado por delante una decena de edificios, aunque queda pendiente uno que se dejará para más adelante puesto que aún hay dos inquilinos.

La segunda fase corresponde a la expropiación de los inmuebles más cercanos a la plaza del Espolón y se encuentra aún en tramitación administrativa con el fin de que pueda ejecutarse en a finales del primer trimestre del año que viene. Posteriormente comenzarán las obras para construir el nuevo vial, que tendrá un carril por sentido. De forma paralela se iniciarán los trabajos de peatonalización de Los Cubos y Carreras, lo que obligará a reordenar el tráfico en la zona. El motivo es que una demora en su ejecución podría hacer que el Ayuntamiento de León perdiera la subvención que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha concedido en el marco del 1,5% Cultural.

Es preciso detallar que el coste de las expropiaciones de los edificios se sitúa en 3,4 millones de euros, mientras que el nuevo vial supondrá una inversión de 1,5 millones con un plazo de ejecución aproximado de diez meses. De forma paralela, el Ayuntamiento ha adjudicado ya las obras de peatonalización de Los Cubos y Carreras, que se llevarán a cabo con un desembolso de 1,2 millones de euros.

Todas estas actuaciones tienen ahora mismo la vista puesta en el año 2023, pero antes –previsiblemente a lo largo de la próxima primavera– se abrirá el nuevo paseo peatonal que discurrirá de forma paralela a la muralla en el tramo de la Era del Moro y que enlazará la plaza del Espolón con Ramón y Cajal. La inversión en este caso es de 700.000 euros y se ha respetado la parte de la edificación que aún pervive del Molino Sidrón, que era una antigua fábrica harinera y para el que ya se está redactando un proyecto de rehabilitación. La planta baja estará dedicada a hacer realidad la Casa de las Letras Leonesas, mientras que las plantas superiores se destinarán a vivero de empresas relacionadas con el turismo, la cultura y el ocio con el objetivo de impulsar el emprendimiento empresarial en estos sectores entre los más jóvenes de la ciudad.

Y frente a la salida del paseo peatonal de la Era del Moro en Ramón y Cajal está previsto el entronque con la nueva calle paralela a Renueva que se va a habilitar en el marco de la urbanización del entorno de la estación de Feve, que sigue pendiente de adjudicar y para la que se prevén 2,6 millones de inversión. En este sentido, para su desarrollo será necesario derribar el muro que separa esta calle de los terrenos de Feve, concretamente de la zona donde se encontraba la casa del guarda. Está previsto que las obras se inicien a lo largo del año que viene con diez meses de duración.

Otra de las actuaciones sobre las que se trabaja en la zona –y para la que ya se han solicitado fondos europeos de resiliencia– es la recuperación del entorno de la muralla en la avenida Ramón y Cajal. La inversión total se situaría en casi 1,3 millones y tendría como objetivos ampliar la zona de aceras, potenciar la iluminación ornamental de la muralla y colocar árboles.
Volver arriba
Newsletter