Publicidad
Arizona Baby regresa este viernes a El Gran Café

Arizona Baby regresa este viernes a El Gran Café

CULTURAS IR

Ruben Marrón, Javier Vielba y Guillermo Aragón son los tres integrantes de la banda Arizona Baby. | L.N.C. Ampliar imagen Ruben Marrón, Javier Vielba y Guillermo Aragón son los tres integrantes de la banda Arizona Baby. | L.N.C.
J.R. | 09/01/2020 A A
Imprimir
Arizona Baby regresa este viernes a El Gran Café
Música Su último disco, 'Sonora', ha rejuvenecido el sonido de la banda vallisoletana y con el que aún piensan seguir itinerando hasta el verano
El 20 de diciembre de 2018 Arizona Baby iniciaba la gira de 'Sonora' en El Gran Café, en un doble concierto que sirvió como laboratorio de pruebas para los directos de su último álbum, considerado por los componentes de la banda vallisoletana liderada por Javier Vielba como el más satisfactorio de su trayectoria profesional. Este viernes regresan al mismo escenario (22:00 horas con entradas a 18 euros en taquilla y 15 euros en venta anticipada) curtidos por multitud de conciertos de su larga gira por España y Latinoamérica, que continuará algunos meses más mientras, en el caso de su guitarrista y compositor, da forma al nuevo disco con su otra formación, Corizonas, y aguarda a la pronta publicación del correspondiente a su proyecto más personal, El Meister. "La última vez que actuamos en León teníamos el disco recién publicado y todavía estábamos en el proceso de adaptarlo al directo e incorporando canciones. Ahora el repertorio de 'Sonora' está más integrado con las otras canciones y sobre todo muy rodado. Todo el material lo hemos tocado a lo largo del año pasado por toda España y también en México, y todo ha contribuido a afianzar mucho las nuevas canciones en el repertorio del grupo", comenta el líder de la banda, que considera que Arizona Baby vive actualmente su mejor momento, no solo de la gira sino de su trayectoria artística.

Javier Vielba comenta que de aquí al verano el grupo va a seguir girando con 'Sonora'. "Sí que tenemos algunos singles que hemos ido grabando durante el último año y que irán saliendo a lo largo de los próximos meses para seguir aderezando lo que queda de gira con nuevo material, aunque sea a cuentagotas y con formato de single. Mientras tanto sí que se inicia una nueva fase paralela con Corizonas, que estamos componiendo canciones nuevas y no falta mucho para que nos metamos en el estudio de grabación de cara a la publicación de un nuevo disco, posiblemente no para este año sino para el siguiente", declara Vielba, cuyo proyecto en solitario, El Meister, tiene a punto de publicar su próximo disco. "Espero que salga en primavera y ahí se retoma otro camino que también me ilusiona mucho. Me gusta recorrer los tres caminos de forma paralela; es verdad que El Meister es algo más personal, más experimental, luego los grupos tienen su identidad, donde yo soy una parte de esas formaciones. Al final tienes que esforzarte en hacer malabares", sostiene el músico vallisoletano, que reconoce que su principal oficio es el de compositor, más que el de cantante o guitarrista. "Me considero una persona creativa y en ese sentido sí que tengo que enfocar bien si estoy componiendo para un grupo o para otro. Sobre todo ahí sí que me adapto a los compañeros y ellos a mí, y de esa manera surge algo natural, que es honesto, que es auténtico, pero que no es lo mismo que cuando hago algo yo solo, está claramente diferenciado por los compañeros. En caso de Corizonas o Arizona Baby, lo que ellos aportan, cómo inciden e incluso cómo influyen es algo crucial para que sean proyectos distintos y con personalidades propias".

Javier Vielba considera que, aunque se trata de formaciones muy diferentes, las inspiraciones tanto musicales como literarias pueden llegar a coincidir en muchos casos. "No es lo mismo el Led Zeppelin que inspira a Arizona Baby que el Led Zeppelin que inspira a Corizonas. A lo mejor a Corizonas le inspira más el 'Physical Graffiti' y a Arizona Baby el 'Led Zeppelin III', por poner un ejemplo. Al final como ya llevamos tanto tiempo haciendo música, tanto en un grupo como en el otro, se va formando una química humana y creativa entre los distintos grupos, y el propio grupo ya tiene como un ente que te inspira una atmósfera que te lleva por un camino o por otro. A veces yo hago una canción aquí en casa y una vez que está hecha y poniéndome en la posición del oyente llego a la conclusión de que me pega más con Arizona Baby que con Corizonas, o al contrario. Yo me obligo a veces a componer de forma distinta. Para Arizona Baby suelo componer más con la guitarra acústica mientras que para Corizonas recurro a la guitarra eléctrica o al piano. Para El Meister muchas veces escribo primero la letra y luego hago una música para musicar esa letra, mientras que en el caso de los grupos suele ser al revés, primero compongo la música y luego hago una letra que se acomode a la partitura. Son formas de organizar tu cabeza, incluso con los métodos que empleas", reconoce Vielba.

‘Sonora’ es un disco que desde su lanzamiento satisfizo las expectativas de todos los miembros del grupo, un álbum maduro en el sentido de que es fiel reflejo de la evolución que ha experimentado la banda a lo largo de los años y al tiempo rejuvenecedor del estilo reconocible de la formación. "Así lo seguimos viendo, la verdad. Incluso en directo vemos que las canciones funcionan muy bien porque invitan a la alegría, al baile y a que la gente se implique y se deje llevar. En otros discos había canciones un poco más intimistas, pero en este caso es todo como muy optimista, muy alegre y vital. Y todo eso en directo se transmite y se amplifica yo creo", señala el guitarrista de Arizona Baby, para quien todo obedece a una decisión muy consciente. "De las 30 canciones de que disponíamos terminamos eligiendo las doce más enérgicas y luminosas y que en directo podían funcionar mejor", reconoce Vielba, que siempre ha sido un ferviente defensor de los ambientes que propician pequeños locales como El Gran Café. "Un lugar de pequeño aforo, como pueden ser El Gran Café o sitios así, son un lujo desde el punto de vista del público al poder tener al artista o al grupo que te gusta tan cerca. Pienso que es algo que la gente no se lo debe perder, tiene que aprovecharlo y disfrutarlo porque esos mismos grupos en festivales más multitudinarios no los vas a poder ver en las mismas condiciones. Como músico lo disfruto todo, pero como espectador al que gusta también acudir a conciertos yo valoro mucho ese pequeño formato y esa cercanía con los artistas".

A la hora de buscar fuentes de inspiración para sus canciones, Javier Vielba las ha encontrado en la literatura y el cine, del que siempre ha sido un gran aficionado. "Hoy en día reconozco que quizás no tanto. Últimamente me inspiran más las conversaciones de bar o las conversaciones en torno a unas cervezas con gente interesante. Me inspiran más esas filosofadas que te pegas a las tantas de la mañana en un bar con unas cervezas. Siempre me ha inspirado eso pero hoy más que nunca, porque en estos tiempos de tanta red social, tanta plataforma de streaming y tanto formato digital estamos tendiendo mucho a meternos en nuestra celdilla, en nuestra casita, en nuestra jaula de oro y salimos menos, nos vemos menos y nos juntamos menos con la gente. Desde hace ya tiempo estoy muy comprometido con no perder eso, con seguir yendo a los bares que me gusta ir, encontrarme con la gente, darte un abrazo, verte cara a cara y tener conversaciones interesantes, más allá de un whatsap o un comentario en redes sociales, poder charlar largo y tendido y saborear la conversación", asegura.

Preguntado por el diagnóstico que haría del momento social actual, el líder de Arizona Baby cree que atravesamos un momento de cierta confusión. "Hasta cierto punto es una época un tanto convulsa, quizás por eso la gente quiere también cosas que les reconforte. Necesitamos calidez, lugares y momentos familiares. Yo creo que todo eso sí está favoreciendo que se valore más la relación con los seres queridos y el querer estar un poco más cerca de lo que te reconforta. Por eso quizás hoy triunfa mucho la música revival, los espectáculos de nostalgia, lo que es más retro, el revivir cosas, tiempos pasados que se recuerdan con cariño y nostalgia. Gente muy joven ya está con la nostalgia de la década pasada. Y es normal. Quizás porque hay tanta incertidumbre en el futuro por temas geopolíticos, climáticos, sociales, económicos, de todo tipo, incluso las nuevas tecnologías que nos tienen un poco mareados y aún estamos aprendiendo a acomodarnos en este nuevo mundo digital, pienso que la gente tiende a ir más a lo seguro, a lo infalible. Esas son reflexiones que hacemos amigos músicos, que se dedican a programar conciertos o que cuentan con locales dedicados a la hostelería. Sí que se comenta mucho que la gente ahora sale menos, se quedan más en casa. A la hora de elegir su ocio van más a lo seguro. Quizás la música ya no se valora de la manera que se valoraba antes, como algo casi ceremonial, algo muy importante, central. Ahora es más un accesorio, está de fondo, ambienta. Supongo que son épocas, no lo sé".
Volver arriba
Newsletter