Publicidad
Apoyo a 90 familias en riesgo de desahucio

Apoyo a 90 familias en riesgo de desahucio

ACTUALIDAD IR

Las dependencias del servicio están ubicadas en el centro municipal de Padre Isla. Ampliar imagen Las dependencias del servicio están ubicadas en el centro municipal de Padre Isla.
Alfonso Martínez | 21/01/2015 A A
Imprimir
Apoyo a 90 familias en riesgo de desahucio
Municipal El servicio municipal cumple dos años con 23 ayudas extraordinarias para deuda hipotecaria
El servicio integral de apoyo a las familias en riesgo de desahucio del Ayuntamiento de León cumple dos años y es momento de hacer balance. Los datos que han sido facilitados a este periódico desde la Concejalía de Familia y Bienestar Social establecen un total de 90 usuarios durante este periodo.

La mayoría de los casos (86) vienen derivados del 012, que es el teléfono de la Junta de Castilla y León para recoger las primeras peticiones de ayuda de las familias que tienen problemas para hacer frente a su hipoteca, según detalla la concejala del área, Montserrat Gutiérrez. En esta estadística se incluyen 45 casos de interlocución, de los que 20 han derivado en un resultado positivo. A este respecto, el servicio municipal ejerce como 'mediador' entre las familias que están en riesgo de desahucio y las entidades financieras con las que se mantiene la deuda con el objetivo de proponer soluciones proporcionadas y adaptadas a su capacidad económica en estos tiempos de crisis. Se pretende por lo tanto hacer posible el pago de las cuotas y evitar la pérdida de la vivienda.

Otros 53 casos se han derivado a otros servicios centrados en la salud, el empleo o la vivienda en función de cada situación De forma paralela, ha habido 23 casos en los que el Consistorio ha acabado concediendo una prestación extraordinaria para hacer frente a estas situaciones de deuda hipotecaria. Se han derivado además 53 casos a otros servicios centrados en la salud, el empleo o la vivienda en función de la situación en la que se encuentre cada una de las familias afectadas. Finalmente, el balance del funcionamiento del servicio municipal da por cerrados 51 casos.

El servicio integral de apoyo a las familias en riesgo de desahucio del Ayuntamiento de León tiene su oficina en el centro municipal de Padre Isla, donde todos los lunes, de 9 a 14 horas, las personas con problemas de este tipo pueden ser atendidas por una asesora jurídica y una psicóloga.

Los objetivos


Las funciones de esta oficina local pasan en primer lugar por prestar información, asesoramiento y apoyo psicosocial a los ciudadanos en situación de insolvencia hipotecaria. También sirve para el desarrollo de planes de economía familiar y para recabar y estructurar la información para elaborar, llegado el caso, el plan de intervención de liquidación de deuda.

Valorar el posible riesgo de exclusión derivada de la situación de sobreendeudamiento e informar sobre el acceso a la citada prestación económica extraordinaria dirigida a impedir la pérdida de la vivienda habitual son otros de los objetivos del servicio. Tampoco se pueden dejar de lado las posibilidades de acceso temporal a las viviendas disponibles de promoción pública de titularidad autonómica.

En líneas generales, se ha atendido a unidades familiares formadas por parejas con algo más de 40 años y con uno o dos hijos a cargo En cuanto al tipo de usuarios que se registran en el servicio municipal, desde la Concejalía de Familia y Bienestar Social, dirigida por Montserrat Gutiérrez, destacan que se trata de un perfil "muy abierto", pero sí se pueden apuntar unas líneas generales sobre las familias atendidas.

Se trata de unidades familiares formadas por parejas con algo más de 40 años de edad y con uno o dos hijos a cargo. No obstante, existe gran variabilidad y se presentan casos de personas que viven solas, en los que la separación o divorcio han agravado las posibilidades económicas o situaciones de familiares avalistas de los préstamos que resultan también afectadas.

Generalmente, se trata de familias en las que todos sus miembros activos están parados. Se mantienen gracias a prestaciones por desempleo y cuando estas finalizan a través de subsidios y otras ayudas sociales destinadas a cubrir las necesidades básicas.

En todo caso, desde el Consistorio explican que puede emerger un nuevo perfil en el que alguno de los miembros activos mantienen un empleo, pero cuyos ingresos son insuficientes para cubrir necesidades básicas una vez detraídos los gastos de la hipoteca. Desde el punto de vista económico, los casos más habituales son las de personas que disfrutaban de rentas medias o bajas.

Cabe señalar además que el problema hipotecario suele aparecer junto con otras deudas. Antes de incumplir con las cuotas del préstamo se incurre generalmente en otros impagos relacionados con préstamos al consumo, tarjetas de crédito, pólizas de seguro e impuestos municipales ayudas de familiares o amigos.

El Ayuntamiento explica que puede emerger un nuevo perfil en el que alguno de los miembros mantenga el trabajo Los desahucios representan una problemática social que afecta a amplias capas de la sociedad que antes del comienzo de la crisis se encontraban en una situación de relativa solvencia económica y también en una posición de plena integración social.
Las oficinas de información e interlocución hipotecaria se integran en el ámbito de los servicios sociales con el objetivo de aportar una visión más completa a la hora de abordar el problema.

Las personas afectadas necesitan información, asesoramiento financiero y jurídico para poder afrontar la situación de quiebra sobrevenida. Pero, al margen del problema económico, no se puede obviar que los problemas de sobreendeudamiento y el riesgo de perder la vivienda pueden llevar a las personas a un elevado estrés o a un estado de shock, debido principalmente a que su proyecto vital y familiar se ve truncado de manera abrupta. Por ellos se precisa de apoyos sociales para el abordaje de este tipo de situaciones. Desde el Ayuntamiento de León se ha planteado durante estos dos años un enfoque integral del problema modelo de abordaje desde un enfoque integral.
Volver arriba
Newsletter