Publicidad
Un oro para confirmarse y reivindicarse

Un oro para confirmarse y reivindicarse

DEPORTES IR

Álex Lodos y Antonio Martínez, con las medallas al cuello y el trofeo de campeón en la pista donde jugaron la final. | L.N.C. Ampliar imagen Álex Lodos y Antonio Martínez, con las medallas al cuello y el trofeo de campeón en la pista donde jugaron la final. | L.N.C.
Jesús Coca Aguilera | 19/07/2022 A A
Imprimir
Un oro para confirmarse y reivindicarse
Balonmano Antonio Martínez entró en el siete ideal del Europeo y Álex Lodos fue MVP de la semifinal / Se suman a Molina y Jaime como oros 'leoneses' en Europeos sub'20 / "Nada de lo vivido es comparable a esto"
Sólo tres veces ha conseguido España proclamarse campeona de Europa sub’20 de balonmano. Y suele ser señal de que llega una generación muy potente de la que varios conseguirán colarse en la élite. En la primera que lo logró, en 2012 tras ganar 34-21 en la final a Croacia, estaba una ‘estrella’ mundial como Álex Dujshebaiev y jugadores como Pablo Cacheda, Aitor Ariño, Ferrán Solé o Juanjo Fernández. En la segunda, en 2016 venciendo 30-29 a Alemania en la prórroga en el choque por el oro, formaban Dani Dujshebaev, Aleix Gómez, Chema Márquez, David Fernández y Kauldi Odriozola.

Antecedentes que invitan al optimismo cuando formas parte de la columna vertebral de un logro así, como le ha sucedido a los dos leoneses que formaban parte del combinado nacional que este domingo se llevó el título en Portugal, siendo además titulares y jugando un papel clave en el triunfo.

En los 3 Europeos sub’20 de España hubo leoneses. En 2012 estaba Alberto Molina y en 2016 Jaime Fernández Se mantiene así la tradición de tener un leonés en todos los Campeonatos de Europa ganados por España, pues si en 1992 formaba parte de la plantilla el central Alberto Molina y en 1996 estaba en el equipo el extremo izquierdo Jaime Fernández, ahora son el extremo derecho Antonio Martínez y el lateral izquierdo (que con la selección jugaba en el derecho) Álex Lodos los que regresan a León con la medalla de oro colgada del pecho.

Un metal para confirmarse en el caso de Antonio Martínez, que a meses de cambiar por completo su rol en el Ademar pasando de uno secundario a uno principal tras la marcha de Gonzalo, fue el máximo goleador del equipo campeón y entró en el siete ideal torneo. Y también para reivindicarse en el de Álex Lodos, que tras una temporada sin apenas minutos y relegado al ostracismo pese al mal rendimiento de muchos de los que tenía por delante, fue la solución del técnico Nacho Moyano en defensa y en el lateral derecho, donde jugando a brazo cambiado fue MVP en el choque de semifinales.

¿Las reacciones tras el éxito? Coinciden en ambos en una frase, en que es «el mayor éxito de nuestras carreras hasta el momento, nada de lo vivido es comparable a esto».

Lodos: «Tenía claro desde el inicio que jugaría en el lateral zurdo y no hay problema, es bueno ser polivalente» «Es una sensación muy difícil de describir, todavía lo estamos asimilando porque yo creo que no somos conscientes de lo que hemos conseguido, es algo muy especial y una tremenda mezcla de sentimientos en el momento en el que señala el final», señala un Antonio que no se «esperaba» que el éxito colectivo viniera acompañado del individual de ser el mejor extremo zurdo del torneo y que lo ve «como un golpe a nivel de confianza, que es clave para un jugador y me va a impulsar, y también en cuestión de experiencia».

¿Cuándo vieron que las opciones de ganar eran muy reales? Pues Antonio «en el partido ante Portugal del grupo, que perdemos de uno pero vemos que podemos vencer a cualquiera»; mientras que Lodos ya «en los torneos de preparación, que dimos un buen nivel, aunque sobre todo una vez que pasan los partidos y ves cuál es el que puedes dar realmente en la competición».

Antonio: «Este torneo me va a impulsar a nivel de confianza y experiencia. No asimilé aún lo conseguido» El lateral, que agradece al técnico «que contara conmigo pese a no tener muchos minutos durante la temporada», jugó a mano cambiada, algo que «tenía claro que sería así desde el inicio y no tenía ningún problema, es positivo ser polivalente y puedo jugar donde se me necesite».

¿Demostró que estaba con ese nivel mostrado para haber tenido muchos más minutos en la pasada campaña con el Ademar? El lateral prefiere no entrar en polémicas y asegura que «no se sabrá, nos quedaremos con la duda», pero sí tiene claro sobre la cesión al Nava de cara a la próxima temporada que «lo necesitaba, para mí era imprescindible tener minutos y en León no iba a contar con ellos».

Quien sí tendrá más que nunca, al quedar como extremo titular tras la marcha de Gonzalo, es un Antonio que lo ve como «un rol diferente pero que afronto de la misma manera y con la misma ilusión que en campañas anteriores». Misma mentalidad, pero protagonismo muy diferente... que en Portugal demostró que está listo para tener.
Volver arriba
Newsletter