Publicidad
Andrea Martínez: "Me veo con posibilidades, España va a Miss Universo con los deberes hechos"

Andrea Martínez: "Me veo con posibilidades, España va a Miss Universo con los deberes hechos"

CULTURAS IR

La leonesa Andrea Martínez con la corona de Miss Universo España, que logró en el mes de noviembre. | JOSÉ URBANO Ampliar imagen La leonesa Andrea Martínez con la corona de Miss Universo España, que logró en el mes de noviembre. | JOSÉ URBANO
Rosa Álvarez | 12/05/2021 A A
Imprimir
Andrea Martínez: "Me veo con posibilidades, España va a Miss Universo con los deberes hechos"
Sociedad La leonesa representará a este país en el concurso internacional que se celebrará el domingo en Florida. Su objetivo es conseguir una corona que solo ha lucido una española hasta el momento, Amparo Muñoz, en 1974
Cuando le propusieron presentarse a Miss Universo España la leonesa Andrea Martínez dudó. «Tenía la idea que tiene la mayoría de la población española de estos concursos, de que una miss era una pose, una foto y una corona», dice, pero «estaba completamente equivocada». Lo supo cuando empezó a investigar y fue consciente de que «los certámenes han evolucionado de la misma forma en la que está evolucionando la sociedad». Ahora asegura que «son grandes plataformas que ayudan a impulsar a las mujeres, buscan abrirnos puertas, demostrar al mundo lo que valemos, buscan la inclusión, luchan por causas sociales…». Aceptó tras saber esto y en el mes de noviembre ganó el concurso nacional que le abrió las puertas al internacional, que se celebrará este domingo 16 de mayo en Florida.

En los últimos seis meses reconoce que no ha sabido lo que son los días de descanso. Representar a España en Miss Universo es para ella un reto exigente, «significa ser un ejemplo para muchas jóvenes, por lo que la preparación ha estado más orientada hacia la proyección personal, el empoderamiento y saber aguantar la presión en cualquier circunstancia (además del trabajo obvio de gimnasio, cuidado de la alimentación, pasarela…)».

La lista de objetivos era larga, y aunque admite que ha tenido «muy poquito tiempo», ha logrado «optimizar cada segundo» hasta verse «con posibilidades» reales de ganar y hacerse con una corona que solo ha lucido una española hasta el momento, Amparo Muñoz, en 1974. «España va con los deberes hechos», subraya, por lo que tras la gala confía en que el siguiente paso para ella sea ir a Nueva York a trabajar como la nueva Miss Universo. En este tiempo ha descubierto también que le gusta mucho el mundo de la televisión, por lo que no descarta seguir el camino que tomaron antes otras misses y «probar suerte» en ella sabiendo que cualquiera de estas vías la apartan de su ciudad natal. «En el plano laboral no me veo mucho en León. A mi ciudad vuelvo para estar con mi gente, recargar pilas, disfrutar y desconectar. La familia siempre es un plan de diez», reconoce.

"León es bonita a rabiar"


Cerca o lejos, nunca pierde la oportunidad de ‘vender’ su tierra. «Lo primero que destaco es su gente, cómo somos los leoneses. Después no puedo evitar imaginarme haciendo una ruta de tapas por el Barrio Romántico y el Húmedo. Es ahí donde aprovecho para poner los dientes largos al que me escuche. Qué decir de la cecina y la morcilla de León... ¡Son de otro planeta! León es una preciosa ciudad de montaña, es especial y bonita a rabiar», asegura.

Desde que se metió de lleno en la dinámica de Miss Universo la leonesa explica que ha intentado «demostrar el enorme trabajo que hay detrás y las grandes exigencias y sacrificios que requiere la preparación al certamen», así como hacer ver a la población que «las misses somos mucho más que un físico. Estamos preparadas académica y profesionalmente, tenemos conocimiento de idiomas y una gran empatía con las causas sociales». Haber sido elegida como Miss Universo España en noviembre le ha permitido, por ejemplo, empezar a trabajar para dar voz y apoyo a los que, como ella, sufren o han sufrido bullying en su etapa escolar. Para poder hacerlo ha creado junto a su hermano la app #RaiseYourVoice, ya disponible en Android, aunque destaca que «necesita aún que después del certamen sigamos remodelándola para que pueda ser más servicial». El objetivo, resume, «es poder dar herramientas, conocimiento y ayuda a las personas que puedan estar pasando por episodios de bullying o a personas cercanas a dichos casos». Además de con la Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar (AEPAE), colabora también con grandes organizaciones como Aldeas Infantiles o la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), entidades a las que, según dice, «damos visibilidad para que los usuarios afectados puedan entrar en contacto directo e inmediato con ellas si así lo necesitan».

El mensaje de Andrea Martínez es claro, Miss Universo es una puerta abierta al mundo que quiere atravesar trabajando, ayudando y rompiendo ideas preconcebidas. Por eso, a quienes creen que los concursos de belleza se han quedado anclados en el pasado les lanza un reto: «que se sienten cinco minutos y elijan al azar escuchar a una candidata. Estoy completamente segura de que cambiará su opinión. Yo soy feminista, yo busco la igualdad y soy Miss Universo España», dice. Un título que este domingo le permitirá competir por la corona definitiva, por ser la ganadora del concurso internacional.
Volver arriba
Newsletter