Publicidad
Andar, mover, hablar... reír

Andar, mover, hablar... reír

ACTUALIDAD IR

Sergio Jorge | 26/10/2016 A A
Imprimir
Andar, mover, hablar... reír
Sanidad Este miércoles es el Día Mundial del Daño Cerebral Adquirido, una enfermedad contra la que luchan y trabajan decenas de personas en centros como Aspaym
María Jesús Díez estaba comprando con su marido en el Mercadona. De repente, sin previo aviso, le llegó un dolor muy fuerte en la cabeza, perdió la visión y el oído y se desplomó. "Yo pensaba que era algo de cervicales, pero desde que entré en el Hospital no me acuerdo de nada hasta que un mes y pico después recuperé la noción", apunta. Lo que sufrió fue "un aneurisma de la arteria cerebral derecha, que le provocó una hemorragia subaracnoidea", explica el fisioterapeuta Víctor Ramos mientras le manipula su pierna izquierda, que al igual que toda esta parte del cuerpo, quedó severamente afectada tras esta crisis. También el habla y, como consecuencia de todo ello, su estado de ánimo.

Es uno de los casos que se engloban dentro de lo que se denomina daño cerebral adquirido, que celebra hoy su día mundial y que normalmente tiene a los ictus como los principales responsables de estas dolencias. Y es en centros como Aspaym donde se les ayuda a recuperarse de las lesiones que provocan estas crisis, en donde lo fundamental es el "tratamiento multidisciplinar y global", según especifica Víctor.

Son por tanto los fisioterapeutas los encargados de intentar recuperar las extremidades y "la marcha", la forma de andar de los pacientes, pero también es vital el trabajo de los logopedas, los terapeutas ocupacionales y los neuropsicólogos. Todos, en equipo, van trabajando con cada uno de los pacientes que acuden a la sede que Aspaym tiene en la avenida San Juan de Sahagún, en el barrio de La Palomera de la capital. Solo en este centro hay 60 personas con daño cerebral adquirido que se rehabilitan con la ayuda de profesionales como Víctor. "Primero analizamos cómo está el paciente, y luego empezamos el tratamiento adaptado a cada caso, para así pulir el problema", cuenta este fisioterapeuta mientras flexiona la rodilla de María Jesús para que poco a poco recupere la movilidad de antaño. "Nos marcamos objetivos pequeños", detalla.

Esta paciente acude de lunes a jueves a Aspaym, pero no siempre se pone en manos de un fisioterapeuta, ya que se combina con otros tratamientos. Laura Barreiro, una de las logopedas del centro, le ayuda a rehabilitar el habla y la deglutación tras el aneurisma, y la terapeuta ocupacional le apoya para ser autónoma, para poder realizar las labores diarias sin ayuda, una de las claves para que los pacientes mejoren su estado de ánimo, puesto que al valerse por sí mismas pueden recuperarse mucho mejor de la enfermedad en todos los ámbitos.

Lo primordial es que los pacientes sean atendidos en cuanto tienen la lesión para facilitar la recuperación
Otro caso es el de Juan Carlos Encinas, un usuario de Aspaym que tras pasar por varios centros, es en este en el que mejor se encuentra y donde más se está recuperando. Su lesión cerebral, que no ha sido etiquetada por sus nombres bajo ninguna nomenclatura pero que es muy parecida a un ictus, le afecta al habla, al equilibrio y a la parte izquierda de su cuerpo.

"Me va aumentando desde hace ocho años", señala Juan Carlos mientras Barreiro le anima a hacer diferentes ejercicios con la boca para que mejore su dicción. "No sólo afecta al hecho de que no pronuncien, sino también a cómo lo hacen, a la velocidad y al volumen de la voz", afirma la logopeda mientras el paciente confirma con rotundidad que su mejora es evidente, "sobre todo en el habla".

Con él también se intenta lograr su forma de vida autónoma, el objetivo que se busca con cada uno de los pacientes de Aspaym. Pero en el centro tienen otro fin muy trabajado: la prevención.Por eso este miércoles, a partir de las 19:30 horas, se ofrecerá una charla informativa sobre el código ictus, en el que el año pasado participaron 135 personas en toda la provincia y que no es otra cuestión que el procedimiento que hay que seguir cuando se tiene este tipo de lesiones, en el que lo más básico es la atención inmediata del paciente, ya que su posterior recuperación dependerá de si se le trata en el momento o pasa un tiempo indispensable para ello.
Volver arriba
Newsletter