Publicidad
Andanzas y escabechinas del oso 'llocu'

Andanzas y escabechinas del oso 'llocu'

LNC VERANO IR

Fulgencio Fernández | 06/08/2020 A A
Imprimir
Andanzas y escabechinas del oso 'llocu'
Naturaleza El oso loco le llaman a un ejemplar que ha matado a más de once animales, sobre todo vacas, en el Parque Natural de Redes; hace unas semanas otro ejemplar atacó a un vecino en Villablino. Los expertos insisten en que no es un animal peligroso para el hombre ni suele hacer esas matanzas
Dicen los expertos que el oso es un animal con gancho periodístico, que las noticias que protagoniza son muy seguidas pues, en muchas ocasiones, tienen hasta un componente de ternura. Esas imágenes de oseznos abandonados que acaban en un centro de recuperación en medio de muchos cuidados, otras de ‘familias’ caminando por los bosques... incluso, la noticia habitualmente negativa, que han bajado a las colmenas y las han destrozado tienen ese matiz del oso goloso; y hasta se recuerda a personajes como Enrique Zapico que tenía colmenas «para poder ver al oso de cerca cuando iba a la miel». Incluso la última noticia relacionada con ellos es la escultura del oso gigante que se ha colocado en las inmediaciones de la Cueva de Valporquero, en lo que podría ser su hábitat natural.

Cierto que a los apicultores no les hacía tanta gracia.

Aunque la noticia de la escultura del oso no es la última, realmente la última y que además está causando un gran revuelo en Asturias son las andanzas del que han bautizado por los ganaderos de la comarca de Caso como «el oso llocu» (el oso loco); un, se supone, enorme ejemplar al que se hace responsable de la muerte de numerosos animales en el Parque Natural de Redes. SAsí lo contaba La Voz de Asturias: «Aseguran que es un ejemplar ‘anormalmente agresivo’, que está atacando la cabaña ganadera, con un celo extraordinario, que acecha rebaños y mata reses prácticamente a diario», hasta atribuirle más de una decena de muertes de vacas, entre otras.

El ganadero Miguel Capellín, al que mató una vaca y 4 terneros, y le contaba a Alex Fuente en El Comercio cómo lo encontró de frente: «Tengo a los animales en Redes. Allí me llevé el susto de mi vida, porque me encontré de frente con un oso que había matado y devorado varias cabezas. Estaba a casi 30 metros de distancia. Lo primero que hizo fue ponerse en pie; era enorme, más de dos metros. Y después vino corriendo hacia mí. No sé muy bien si acudió por los ladridos de los perros, pero fueron ellos -dos ‘border collie’- los que finalmente lograron espantar al plantígrado. Creo que fue eso lo que me salvó».

La tensión crece pues no falta quien duda de las escabechinas del oso llocu, pero los ganaderos lo tienen muy claro y varios de ellos, del Concejo de Caso, han acudido al Seprona para solicitar protección para su ganado.

Y aunque los expertos insisten en que es muy difícil que un oso ataque a un humano, como relataba Capellín, resulta que no hace mucho, el 22 de junio, un vecino de Villablino, José Manuel Rodríguez, de 5 años, denunciaba una situación similar en Cazavisión+ y Laciana Digital: «Paseaba por un camino bastante transitado, el Fontanal, cuando el oso apareció en mitad del camino, los dos quedamos inmóviles mirándonos. Él emitió un gran rugido y se lanzo a por mí, menos mal que logré saltar hacia una zona espesa de árboles, me parapeté detrás de unos raíles de hierro y subí a un roble mientras daba golpes enfurecido a los raíles. Cuando se cansó se fue».

Y para completar la lista de comportamientos anómalos habría que recordar un espectacular vídeo que la Fundación Oso Pardo dio a conocer, del 20 de mayo, en el que se ve el primer caso documentado en la Cordillera Cantábrica de un oso macho que mata a una osa durante un intento de infanticidio y posteriormente se alimenta de ella. La muerte se produjo mientras la osa peleaba en defensa de su cría, nacida en enero de este año».
Volver arriba
Newsletter