Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Ana Cristina Rodríguez Guerra: "La montaña central vivió un clima de terror"

Ana Cristina Rodríguez Guerra: "La montaña central vivió un clima de terror"

CULTURAS IR

Foto de familia de los participantes en el curso de verano. Ampliar imagen Foto de familia de los participantes en el curso de verano.
Fulgencio Fernández | 28/07/2018 A A
Imprimir
Ana Cristina Rodríguez Guerra: "La montaña central vivió un clima de terror"
Memoria histórica El Curso de Verano sobre la II República, en Cistierna, tuvo este viernes su última jornada y antes del acto de clausura se presentó una ponencia sobre la represión franquista en la montaña central, donde se vivió un clima de verdadero terror
El curso de verano Historia y Memoria de la Segunda República fue caminando, ponencia a ponencia, por esta etapa de una historia reciente y la última ponencia, este viernes, ya entró en la llegada del franquismo, analizando la conferenciante  —Ana Cristina Rodríguez Guerra— ‘El final de la República: víctimas de la represión franquista en la montaña central leonesa’.  

Centró su ámbito geográfico al partido judicial de La Vecilla, donde «se empleó un sistema represivo sobre aquellas personas que habían mostrado una adhesión al sistema político republicano. Los municipios que conformaron este antiguo Partido Judicial vieron como en las zonas situadas al sur de la línea de combate y controladas definitivamente desde el 1 de agosto de 1936, se impusieron una serie de acciones violentas orientadas a castigar a aquellas personas que se habían opuesto abiertamente a la sublevación, aquellos que se mostraban tibios en su apoyo a la sublevación, a los principales sustentos sociales del sistema republicano. Para ello se puso en práctica un sistema legislativo orientado a la destrucción del contrario, generando una situación de terror absoluto que paralizase a la población, previniendo así las disidencias políticas futuras» .

Como ejemplo recordó que «en torno al 4,4% de la población de esta montaña sufrió algún tipo de proceso represivo, con más de 1395 víctimas registradas hasta el momento. Entre ellos los integrantes de las corporaciones municipales, obreros afiliados a partidos políticos y sindicatos de izquierdas, personas que jugaron un papel destacado en el período republicano, maestros comprometidos con el programa educativo republicano...».
Volver arriba
Newsletter