Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Almanza revive sus 'Caídas'

Almanza revive sus 'Caídas'

SEMANA SANTA IR

Imagen del acto en el interior de la iglesia de Almanza. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Imagen del acto en el interior de la iglesia de Almanza. | MAURICIO PEÑA
Víctor S. Vélez | 20/04/2019 A A
Imprimir
Almanza revive sus 'Caídas'
Comarcas La Semana Santa de la villa volvió a estar protagonizada por la recreación de esta escena en la tarde del Viernes Santo
La villa de Almanza revivió de nuevo este Viernes Santo su popular recreación de ‘Las tres caídas’ que ha valido para que su Semana Santa merezca el reconocimiento de interés turístico provincial. Como es habitual en la tarde del Viernes Santo, la Iglesia de Santa Marina se llenó de fieles que quisieron presenciar esta escena de la Pasión en la que un nazareno viviente besa por tres veces el suelo del templo con sus pesadas cadenas a hombros. Descalzo, con la corona de espinas y sin otro acompañamiento que el implacable judío a su lado, este Jesús vestido con túnica púrpura cae tres veces antes de coger la pesada cruz sobre sus hombros.

En esta ocasión, tanto el nazareno como el judío de Almanza se estrenaron en el papel. Alberto Fuentes fue el encargado de realizar las tres caídas y Guillermo Medina le acompañó, lanza y corneta en mano, para ayudarle a levantar sus cadenas entre improperios varios.

A continuación, comenzó el cortejo procesional con las cofradías de Las Ánimas y La Soledad. Como en años anteriores, la Banda de Música de Cistierna acompañó a las tallas de la Oración del Huerto, La Dolorosa, La Soledad, el Cristo del Humilladero, San Juanín y la Urna. La procesión del Viernes Santo por la tarde hizo parada en la plaza de la localidad, en la que el coro parroquial entonó algunos cánticos tradicionales de la Semana Santa al tiempo que ‘se bailaban’ las tallas.

Por la noche, llegó el turno de la procesión del Santo Entierro. En ella, miembros de la cofradía de hombres pujaron por el Cristo del Humilladero desde la Iglesia hasta el cementerio municipal. Allí, como es tradición, el párroco recordó a los vecinos de Almanza fallecidos durante el último año. Hoy por la mañana se cerrará la Semana Santa con la procesión de ‘El encuentro’.
Volver arriba
Newsletter