Publicidad
Algo faltará en Armunia cuando salgas

Algo faltará en Armunia cuando salgas

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 17/05/2020 A A
Imprimir
Algo faltará en Armunia cuando salgas
Patrimonio Villa Felicitas (1917) se ha ido en medio del silencio de estos días de ruido. Llegaron las máquinas, derribaron el edificio y uno de los edificios más conocidos de Armunia pasó a ser escombros
«No gozaba de ninguna de protección y no hay excesiva documentación sobre ella pues pertenecía al Ayuntamiento de Armunia y no se conserva nada». Con estas palabras explica Juan Carlos Ponga, gran conocedor del urbanismo de la ciudad, la realidad de un conocido edificio de este barrio leonés que hace tan solo unos días se vio reducido a un montón de escombros después de que las máquinas le metieran la piqueta y acabaran con él.

Y después de recordar que se trata de un edificio sin protección como patrimonio añade Ponga: «Pero se trataba de una construcción muy interesante, una casa tradicional en las afueras de la ciudad, que fue uno de aquellos hotelitos de familias acomodadas, después fue casa de vecinos y también un bar bastante conocido por su situación estratégica para quienes entran y salen de la ciudad y también lugar de encuentro de los obreros de las industrias cercanas».

Yal hablar de estas industrias le viene a la memoria a Juan Carlos Ponga —autor de un significativo libro El León perdido, al que tendrá que añadir esta Villa Felicitas—otro edificio singular, muy cercano a la villa derribada. «A muy pocos metros, sin ningún cartel, hay otro edificio muy parecido en cuanto a construcción, sin nombre pero de una vieja fábrica, que bueno sería ponerse la venda antes de tener la herida pues podría correr el mismo destino que Villa Felicitas».

Entre los elementos más significativos del edificio construido en 1917, como se podía leer en la fachada, señala, además de su llamativo color amarillo, «el remate en chaflán, que le aportaba cierta gracia y emparentaba con la arquitectura típica de el ensanche».

En definitiva, que algo faltará cuando los vecinos de Armunia salgan y para los viajeros que lleguen y salgan de León por este barrio.
Volver arriba
Newsletter