Publicidad
Álex Cooper: "Como fan del grupo y editor ha sido una experiencia alucinante"

Álex Cooper: "Como fan del grupo y editor ha sido una experiencia alucinante"

CULTURAS IR

Imagen promocional de la emblemática banda catalana Los Salvajes. | CHELSEA EDICIONES Ampliar imagen Imagen promocional de la emblemática banda catalana Los Salvajes. | CHELSEA EDICIONES
Joaquín Revuelta | 13/06/2020 A A
Imprimir
Álex Cooper: "Como fan del grupo y editor ha sido una experiencia alucinante"
Música El músico y editor leonés lanza este lunes a través de su sello Chelsea Ediciones el libro ‘Es la edad’, en el que Delfín Fernández relata con un lenguaje directo y coloquial sus experiencias como batería del emblemático grupo de rock de los sesenta Los Salvajes, conocidos como los Rolling Stones españoles
'Es la edad. Tocando los tambores con Los Salvajes' es el nuevo título de Chelsea Ediciones que el próximo lunes sale oficialmente al mercado y cuya autoría se debe a Delfín Fernández, batería del grupo catalán que irrumpió con fuerza en la Barcelona de la primera mitad de la década de los sesenta y hasta su disolución en 1970 cosechó un gran éxito, siendo considerados los  Rolling Stones españoles.    

Álex Cooper, editor del libro a través de su sello Chelsea Ediciones, se declara un fan incondicional de la banda de rock catalana. «A diferencia de Los Brincos o Los Bravos, que eran bandas dirigidas de alguna manera por sus casas de discos, Los Salvajes iban a su bola y fue como la identificación más clara de un grupo español con lo que había en Inglaterra en aquel momento, los que más se parecían a los Rolling Stones, a The Who, a The Kinks, a ese tipo de música», señala el músico y editor leonés, que de pequeño era muy fan de Los Salvajes y en su etapa con Los Flechazos no dudó en rendir un homenaje expreso a la banda con la canción ‘No voy a cambiar’, cuya letra decía: ‘Cuando llegó la explosión, me pellizcaba el brazo para ver si estaba soñando. Sé que todo pasó. Aunque en mi tocadiscos los Salvajes sigan sonando’. «En el primer Lp de Los Flechazos ya hacíamos una versión suya y cuando celebramos el décimo aniversario del grupo invitamos al solista de Los Salvajes, a Gaby Alegret, a que cantara con nosotros un par de canciones en la fiesta de Madrid y en el concierto que dimos en la sala Oh! León. Habíamos tenido mucha relación con Los Salvajes de siempre», reconoce Álex Cooper, que también quiere destacar que la conexión  de Los Salvajes con León está muy presente a través de la banda Los Platillos Volantes, que debe su nombre a una canción del grupo de rock catalán.

El editor de Chelsea destaca que Los Salvajes, a pesar de su radicalidad y de ir por libre, si se compara con otras formaciones españolas del mismo periodo, tuvo un enorme éxito y eran frecuentes sus apariciones en la  televisión de la época. «Sus versiones de los Rolling Stones tuvieron muchísima repercusión», destaca Cooper, que justifica el éxito de la banda en que supo conectar con la gente joven. «Los años sesenta es una época en la que hay muchísima gente joven y en un movimiento global como el beat, la respuesta española tuvo diferentes facetas, era como un prisma con diferentes lados y la parte más agresiva y más inglesa de Los Salvajes también lo demandaba el público más joven».  

Álex Cooper sostiene que la formación catalana tiene varias canciones propias que se han convertido en himnos generacionales. «Una se llama ‘Es la edad’, como el título del libro de su batería, Delfín Fernández. Otra se titula ‘Soy así’, y son canciones que reflejaban exactamente lo que vivían los chavales de Barcelona, de Madrid, de cualquier lado en ese momento. Yo no viví los años sesenta, pero de tanto estudiar ese periodo y de tanto interesarme por ello te das cuenta de que llegaban muchas cosas, no solo a través de los turistas que acudían a Torremolinos o a la Costa Brava, sino en las tiendas de discos, etc.Se estaba creando una tradición y todo eso necesitaba grupos que representaran ese nuevo espíritu y Los Salvajes lo hizo a la perfección», asevera el músico y editor.

El grupo catalán nunca llegó a actuar en León durante su etapa de mayor éxito, sí lo hicieron en Galicia y en Asturias, acudiendo años después de su disolución a una de las ediciones del Purple Weekend. «De hecho me invitaron a cantar con ellos un tema», recuerda Cooper, que también cuenta que Francecs Miralles, miembro fundador del grupo, por la noche en la sala Tropicana se emocionó tanto ante los halagos de los allí presentes que le dio un amago de infarto y tuvo que regresar de urgencia a Barcelona. «Han actuado en otras ocasiones. El cantante Gaby Alegret intervino en otro Purple Weekend acompañando a Los Platillos Volantes y tocando todo el repertorio de Los Salvajes», comenta el músico leonés, que reconoce que los siete años que estuvo activa la formación fueron especialmente intensos para Delfín Fernández, el miembro más joven de la banda, que tenía 22 años cuando ésta decide disolverse. «El libro, a través de sus recuerdos y testimonios, refleja muy bien una época, donde por primera vez ser joven, ser ‘teenager’, es algo en España. Antes se pasaba de la infancia a la edad adulta sin esa transición. Se pasaba de estar en el colegio a trabajar. Y de repente, a finales de los cincuenta y en los años sesenta, existe esa posibilidad de alargar un poquito más el sueño hasta ingresar en la edad adulta, y Delfín Fernández tuvo el mejor instrumento en un grupo como Los Salvajes», señala Cooper, que explica que al tratarse del miembro más joven de la banda barcelonesa no tuvo la responsabilidad de otros componentes de la formación y se dedicó a ser un acompañante del viaje con los ojos muy abiertos para poder contarlo bien.

Para Cooper el tono que ha imprimido Delfín Fernández al libro es muy directo y coloquial. «Él habla de sus recuerdos personales de una manera muy distendida y el libro está relatado como si se tratara de una entrevista con declaraciones suyas contando la historia del grupo de manera cronológica y relatando los episodios más relevantes. También tiene gran importancia en el libro la parte gráfica, donde se recupera un montón de documentos que estaban perdidos, hasta el punto de que los miembros del grupo se han visto sorprendidos al ver el libro de la cantidad de material que se ha podido reunir en lo que ha sido un trabajo muy interesante», reconoce el editor leonés, que tuvo la suerte de que el autor guardaba en su casa mucho material en forma de fotos personales, partituras, postales promocionales, fotos del día a día y sesiones a cargo del que fue el fotógrafo de cabecera de la banda, Horacio Seguí, que también lo era del Barça en los años sesenta. «Para mí como editor fue lo más emocionante. Todo su material está cedido al Archivo Nacional de Cataluña, por lo que hice la petición de que me dejaran revisarlo y con una súper lupa que parece sacada de una película de Sherlock Holmes estuve eligiendo las fotos que queríamos incluir en el publicación. Aquello fue como entrar en la cueva de Ali Babá. Ha sido una labor de descubrimiento muy interesante, entre otras cosas porque también tuve acceso a las hojas de contabilidad que el padre de Delfín había hecho sobre el grupo, donde existía mucha información sobre dónde habían sido las actuaciones, cuánto les habían pagado, cómo viajaban a los conciertos en Seat 600, haciendo la ruta Barcelona-Sevilla y regresando por la noche porque tenían grabación al día siguiente. Descubrir todos esos pequeños entresijos y con el batería de la banda al lado viendo y comentando todas las fotos en su casa ha sido como fan del grupo y como editor una experiencia alucinante».

Álex Cooper destaca que se ha trabajado en el libro alrededor de un año y medio y que la idea inicial era haberlo sacado durante el mes de marzo. «Se ha retrasado un par de meses pero se encontraba muy perfilado. Lo teníamos prácticamente terminado a la espera de ir a imprenta cuando empezó todo el asunto del coronavirus», recuerda el responsable de Chelsea Ediciones, que ya tenía apalabradas las presentaciones en Barcelona y Madrid y ahora está a la espera de poder reprogramarlas cuando se den las condiciones para hacerlo. «Toda la distribución está hecha porque el libro sale a la venta oficialmente el próximo lunes 15 de junio, y nos gustaría hacer algo también en León a finales de año, probablemente coincidiendo con la celebración del Purple Weekend y coordinados con la dirección del festival», destaca Cooper, que ha hecho una tirada de 700 ejemplares de ‘Es la edad. Tocando los tambores con Los Salvajes’, que considera muy meritoria en unos tiempos que no invitan a demasiadas alharacas. «Tal como se está vendiendo ya, tengo la sensación de que va a haber una reedición muy pronto», asegura el responsable de Chelsea Ediciones.  
Volver arriba
Newsletter