Publicidad
Alerta de plagas de bacterias y hongos en viñas y frutales del Bierzo por las tormentas y el calor

Alerta de plagas de bacterias y hongos en viñas y frutales del Bierzo por las tormentas y el calor

EL BIERZO IR

Racimos infectados por el hongo del black rot. | L.N.C. Ampliar imagen Racimos infectados por el hongo del black rot. | L.N.C.
D.M. | 01/06/2021 A A
Imprimir
Alerta de plagas de bacterias y hongos en viñas y frutales del Bierzo por las tormentas y el calor
Campo Las infecciones deben ser tratadas con producto específicos para evitar pérdidas graves en las cosechas
Las condiciones climatológicas de los últimos días están propiciando el riesgo de plagas en los cultivos del Bierzo. Según alerta la Estación de Avisos Agrícolas de la Junta de Castilla y León, se ha detectado proliferación de la  bacteria Erwinia amylovora  que causa la enfermedad de fuego bacteriano a los perales, membrillos y manzanos. 

Las previsiones meteorológicas para esta semana son de lluvias y tiempo cálido condiciones muy favorables para el desarrollo de infecciones de esta enfermedad. Informan desde la estación que son días propensos para observar fácilmente los síntomas en aquéllos árboles que están
infectados, con ramas secas, con hojas marchitas que no se desprenden y que toman un color pardo-negro en los perales, rojizo-castaño en los manzanos y membrilleros, con lo que se pide a los fruticultores que tomen las medidas preventivas de lucha contra las plagas y la fumigación en caso de detectarlas, para evitar que se extienda y cause la muerte de muchos árboles y graves pérdidas en las cosechas.

Lo mismo ocurre en el viñedo, en el que se ha detectado black rot y mildiu estos días. El black rot es una enfermedad causada por el hongo Guignardia bidwellii, que produce lesiones en todas las partes verdes de la vid, incluidos los racimos. En las condiciones meteorológicas previstas para los próximos días se podría producir  infecciones por ambas y generar muchas pérdidas de producción de uva este año.

Las sustancias bactericidas y fungicidas correspondientes en cada cultivo deben reaplicarse cuando hayan podido ser removido por la lluvia,  siempre que se mantengan las actuales condiciones de humedad y temperatura que faciliten riesgo de infección.


Volver arriba
Newsletter