Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Alavés B 1 - Cultural 1: 'De punto deseado a punto insípido'

Alavés B 1 - Cultural 1: 'De punto deseado a punto insípido'

DEPORTES IR

Sergio Marcos en una acción en Ibaia. Ampliar imagen Sergio Marcos en una acción en Ibaia.
J. A. | 10/11/2019 A A
Imprimir
Alavés B 1 - Cultural 1: 'De punto deseado a punto insípido'
Fútbol / Segunda División B La Cultural no puede pasar del empate en su visita al Alavés B en un partido que jugó con uno más desde el minuto 4 y en el que se adelantó, pero echó de menos a su zaga titular
Dadas las circunstancias, casi cualquier aficionado de la Cultural y muchos dentro del propio equipo leonés hubieran firmado el empate de los suyos en su visita al Alavés B. Y es que entre agua, viento, frío y algún copo de nieve que se escapaba, ni las condiciones del campo eran las mejores, ni las de la propia Cultural tampoco, contando con la ausencia de su eje de la zaga titular al completo al quedarse en León Héctor Rodas e Iván González.

Sin embargo, según transcurrió el partido, el sabor que se lleva la Cultural con ese punto logrado es mucho más insípido de lo que se esperaba y es que lo tuvo casi todo de cara el equipo leonés para volverse a casa con mayor botín.

Porque no habían transcurrido ni cinco minutos de partido cuando el filial del Alavés se quedo con 10 jugadores en una de esas acciones inexplicables. Abdellahi llegaba tarde a una disputa con Alfonso, le dejaba la planta del pie y el colegiado catalán Godia Solé, a pesar de sus 21 años y sus pocos partidos de experiencia en la categoría, demostraba personalidad para no pensarse ni un segundo la roja directa al futbolista mauritano.

Cambiaba mucho el guión del partido, aunque sobre el césped ese jugador de más no se notase demasiado hasta pasados muchos minutos. Y es que el estado del campo impidió que la Cultural pudiera mover el balón con rapidez y redujo mucho los esfuerzos de un Alavés que, bien cerrado y dando un paso atrás, buscó sus opciones al contraataque.

Una durísima entrada de Abdellahi a Alfonso, que se tuvo que retirar lesionado, dejó al Alavés en inferioridad Tuvo opciones la Cultural para adelantarse en el marcador en la primera mitad, la más clara de un Alfonso que remató alto el rechace de un córner botado por Dani Pichín que se envenenaba, si bien el centrocampista andaluz tuvo que abandonar el terreno a la media hora de juego ‘tocado’ tras la acción de la expulsión local. Además, Gonzi salvó a los suyos salvando en la escuadra un disparo de Kawaya desde el pico del área.

En los locales, todo el peligro lo solventó sin demasiados problemas Leandro en ocasiones que partieron más de la necesidad de los vitorianos de acabar las jugadas en sus salidas que de peligro real sobre el área culturalista.

Fue la Cultural dominadora absoluta del balón, sabiendo que el césped ni mucho menos estaba para jugarlo como lo intentó el equipo leonés, pero sin sufrir tampoco en defensa esperando que en la segunda parte las condiciones mejoraran y al menos se pudiera jugar a algo similar a fútbol.

Y despejó el cielo sobre Ibaia en la segunda mitad, lo que fue más sorpresa es que quien lo aprovechara fuera el Alavés. El filial babazorro salió con una marcha más de los vestuarios y sometió a la Cultural en la reanudación. 15 minutos de muchos apuros para los leoneses, que se encomendaron a Leandro para evitar el tanto rival. Y es que fue ahí cuando el equipo leonés comenzó a echar de menos a Héctor Rodas e Iván González. Si bien Castañeda cumplió incluso con nota en ese centro de la zaga, Theresin fue superado una y otra vez por Elejalde en una situación que no trajo consecuencias inmediatas, pero sí posteriores.

Y es que el ariete local le ganó la partida al francés por primera vez para quedarse solo ante Leandro, sacando éste una mano salvadora en el uno para uno. No sería la última vez que tendría que intervenir el portero, que poco después salvaba un disparo de Perera cuyo rechace le caía de nuevo a Elejalde sacando su disparo a puerta vacía un defensor leonés. La Cultural era incapaz de pasar del centro del campo y parecía que eran los de Aira los que contaban con un jugador menos sobre el terreno de juego.

Pero reaccionó el equipo culturalista de nuevo desde el banquillo. Gudiño entró por Dani Pichín y le dio otro aire al ataque leonés, haciéndose de nuevo con el balón y aprovechando el mejor estado del césped para poder, por fin, hacer sufrir al Alavés tras aguantar su arreón.

Menudo adelantó a la Cultural con un golazo, pero Virgil cometió un penalti que devolvió el empateEl propio Gudiño lanzaba por fin a portería con una hora de juego ya cumplida, pero sería Menudo el protagonista en los siguientes minutos. El sevillano volvió a hacer gala de buena forma avisando primero con una falta peligrosa forzada por Roberto Fernández que se perdió por poco. Prácticamente en la siguiente jugada el mediapunta aprovechó una mala salida del Alavés para encontrarse un balón en la frontal y soltar un derechazo inalcanzable para Gonzi. Quinto gol de la temporada para él y un partido que tomaba el color magenta que vestía la Cultural en Ibaia.

Porque parecía que el que se adelantara en el marcador tenía mucho ganado, pero con lo que no contaba la Cultural es con recuperar los errores defensivos que parecían ya olvidados. El protagonista fue un desacertado Virgil, que en una acción que parecía ya solventada, atropelló a Paulino dentro del área cometiendo un claro penalti. El propio Paulino no fallaba desde los once metros y devolvía el empate al marcador solo tres minutos después de adelantarse la Cultural.

Restaba más de un cuarto de hora y la lluvia volvía a Ibaia, pero los leoneses buscaron el gol e incluso lo encontraron... sin que subiera al marcador. Primero Dioni tuvo una clara ocasión de nuevo generada por Gudiño, quedándose el ariete solo ante Gonzi, evitando este el gol con el pie. Pocos minutos después Menudo lograba un gol olímpico que el colegiado anulaba por una dudosa falta de Kawaya sobre el guardameta del filial.

Se abría más de lo debido el partido, con algún disparo también para el Alavés sin peligro real, pero el marcador ya no se movería más, regresando la Cultural a casa con un punto que fue buscado de inicio, pero terminó sabiendo a poco a pesar de que supone sumar en el campo de un equipo al que nadie ha ganado aún en su feudo y que mantiene la distancia con el quinto clasificado a cinco puntos.
Volver arriba
Newsletter