Publicidad
Al largo camino hacia la plena accesibilidad aún le faltan pasos

Al largo camino hacia la plena accesibilidad aún le faltan pasos

ACTUALIDAD IR

El Defensor de las personas con discapacidad en León, José Manuel González. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El Defensor de las personas con discapacidad en León, José Manuel González. | SAÚL ARÉN
C. Centeno | 03/12/2021 A A
Imprimir
Al largo camino hacia la plena accesibilidad aún le faltan pasos
Sociedad Las personas con discapacidad celebran su día repasando lo que queda por hacer
Este viernes, 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las personas con discapacidad. Una jornada reivindicativa y de visibilización para alzar la voz y reclamar la plena inclusión en la sociedad. Hablar de personas con discapacidad es hablar de diversidad, pues son muchas las tipologías y muy diferentes las necesidades de cada uno de los colectivos. El camino hacia la accesibilidad universal está siendo productivo, pero es largo y aún quedan muchos pasos por dar.

A pesar de que la normativa establece la igualdad de oportunidades, siguen existiendo barreras a muchos niveles y «finalizando el 2021 se siguen haciendo las cosas mal», asegura el Defensor de las personas con discapacidad en el Ayuntamiento de León, José Manuel González Pozo. Reconoce que se ha avanzado «mucho», porque sufrió hace décadas los obstáculos de la calle. «Antes no podías entrar en ningún sitio», reconoce. Sin embargo, se mantienen dificultades que impiden el desarrollo autónomo de muchas personas con discapacidad.

Accesibilidad física

Una de las principales peticiones ciudadanas que llegan al Defensor de las personas con discapacidad a través de la aplicación móvil desarrollada por Cocemfe tiene que ver con las barreras arquitectónicas. Solicitan rebajes de aceras, facilitar los accesos a algunos edificios o cambiar de ubicación farolas u otros elementos urbanos que impiden la circulación. «A veces lo que se hace cumpliendo la normativa no nos sirve, como los nuevos sistemas de drenaje de agua en algunas calles, que son muy complicados de sortear en silla de ruedas o con un andador para personas mayores», apunta González. Por ello pide que se cuente con el colectivo cuando se realizan cambios.

También ocurre en edificios de viviendas. Cocemfe calcula que en España hay 100.000 personas con discapacidad «encerradas en su domicilio» a causa de las barreras físicas, una situación «extremadamente discriminatoria». Además, «todavía te encuentras baños accesibles mal diseñados, cuando la normativa es muy clara y los arquitectos deben cumplirla», apunta en esta línea el Defensor municipal del colectivo.

Organizaciones como la Once trabajan también en mejorar esta accesibilidad física que en su colectivo se extiende a la instalación progresiva de una red semafórica sonora además de plantear sugerencias específicas sobre obstáculos y riesgos a la movilidad a las instituciones a través de figuras como el Defensor de la discapacidad en el Ayuntamiento de León o el Observatorio de Ponferrada. El objetivo es diseñar «pueblos y ciudades para todas las personas», apunta la director de la Once en León, Alejandra Rodríguez.

Accesibilidad cognitiva

Además de las barreras físicas, muchas personas con discapacidad se enfrentan a obstáculos de tipo cognitivo. Sucede, por ejemplo, con el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). La accesibilidad cognitiva es «la gran desconocida», reconoce Ana López, gerente de Autismo León. En la asociación llevan 18 años trabajando con este colectivo y reivindicando que se reconozca su especifidad y haya un conjunto de servicios para el TEA. En este periodo «se ha notado el cambio en que atienden y comprenden mejor nuestras demandas», pero «queda un gran trabajo por hacer», asegura. «Hay muchos sitios en los que las personas con autismo o van acompañadas o no pueden tener la información de lo que ocurre a su alrededor», explica. La adaptaciones de los espacios a este colectivo pasaría por la instalación de simbología o pictogramas que tienen que estar validados, en lo que se está haciendo «un gran esfuerzo» en los últimos años. «Es el gran reto y la clave para que una persona con autismo se pueda mover en igualdad de condiciones», remarca.

«Hemos tenido que pasar por una pandemia para entender el concepto de señalética, ahora no parece mal hacer encaminamientos, señalar los puestos, colocar pictogramas... Si la accesibilidad física va lenta, de la cognitiva ni hablamos», incide también José Manuel González Pozo. «Lo mismo pasa con la auditiva», que en la última etapa se ha enfrentado además a una barrera añadida: las mascarillas.

Dentro de esta accesibilidad cognitiva se encuentra también la lectura fácil, a la que habría que orientar la documentación pública. «Hay que invertir y hacer cambios», pide Ana López. Algunas instituciones como el Ayuntamiento de León tienen algunos documentos adaptados como la declaración responsable, la instancia general o la hoja de reclamación o denuncia ante Oficina Municipal de Información al Consumidor (Omic), pero aún queda un largo recorrido por completar. Para lograr una accesibilidad cognitiva plena todavía hay «un gran trabajo por abordar», confiesa Ana López. Desde asociaciones como Autismo León realizan de forma constante propuestas para mejorarla.

Accesibilidad digital

Hoy en día, el acceso a la información a través de Internet resulta fundamental. Existen normativas para que las instituciones públicas y las entidades privadas que cuentan con financiación tengan sus páginas web accesibles. «En la sociedad actual internet es algo vital, muchos trámites tienen que realizarse ‘online’ y de ahí la importancia de trabajar esta accesibilidad», apunta Javier Herrero, coordinador del área de accesibilidad digital de Aspaym Castilla y León.

A través del programa ‘Javacoya’ la organización trabaja en el desarrollo de páginas web para hacerlas plenamente accesibles y también audita el cumplimiento de las ya existentes. Muchos usuarios con discapacidad requieren, además, de aparatología o aplicaciones de apoyo como teclados adaptados o lectores de pantalla. También desde la Once trabajan con aplicaciones como Beepcons o Navilens. En este sentido «hay mucho por hacer», lamenta Herrero refiriéndose por ejemplo a la dificultad de comprar ‘online’ o de hacer algo tan básico como adquirir un billete de avión de forma autónoma.

En este sentido, desde la Once hacen hincapié también en mejorar la accesibilidad en los productos de consumo, combinando la utilización de aplicaciones móviles con la mejora de los etiquetados.

Inserción y comprensión

Otro de los aspectos fundamentales para lograr la inclusión plena es la inserción al mercado laboral. En este sentido, desde Cocemfe León denunciaron recientemente el aumento de la pobreza entre el colectivo a causa de la pandemia, llegando a una de cada tres personas con discapacidad. Por ello piden medidas orientadas a la incorporación al mercado de trabajo, al aseguramiento de la obtención de ingresos, adecuadas prestaciones de servicios sociales y sanitarios, etcétera. Además ponen el foco en la factura de la luz ‘extra’ que tienen que pagar muchas personas al depender de tecnologías de apoyo y sistemas de domótica.

«Queremos un día a día como el de cualquiera» y sin desigualdades, reivindicaron ayer desde Cocemfe León, una federación en la que se integran asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica.

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad los diferentes colectivos reclaman avances para llegar a la accesibilidad universal y piden a las instituciones que cuenten con cada uno de ellos para implementar las medidas necesarias con las que caminar hacia la plena inclusión.
Volver arriba
Newsletter