Publicidad
"Ahora no tengo oferta de la Cultural, pero sería a los primeros que valoraría"

"Ahora no tengo oferta de la Cultural, pero sería a los primeros que valoraría"

DEPORTES IR

Menudo celebra junto a Gudiño el gol que ponía a la Cultural 2-1 frente al Sabadell. | CYD Ampliar imagen Menudo celebra junto a Gudiño el gol que ponía a la Cultural 2-1 frente al Sabadell. | CYD
Jesús Coca Aguilera | 04/08/2020 A A
Imprimir
"Ahora no tengo oferta de la Cultural, pero sería a los primeros que valoraría"
Fútbol / Segunda División B El mediapunta Juan Carlos Menudo se siente "decepcionado por no cumplir el objetivo del club, la ciudad y el mío al fichar", pide "perdón a la afición" y cree que fue "un palo terrible"
Pudo haber sido el gran héroe del ascenso de la Cultural, pues revolucionó al equipo con su salida en el partido ante el Yeclano y con un golazo a cuatro minutos para el final frente al Sabadell parecía dar el pase a la última eliminatoria. Sin embargo, el mazazo de los penaltis hizo olvidar sus buenas actuaciones. Es Juan Carlos Menudo, que se ha quedado libre al terminar contrato y analiza lo que ha dado de sí el año, esa fase de ascenso y su futuro en una entrevista en La Nueva Crónica.

–Más de una semana después, ¿se le sigue dando vueltas a ese encuentro frente al Sabadell?
–Intento olvidarlo, pero es verdad que no se te pasa. Al final estás de vacaciones, ves a compañeros de otros equipos o a familiares y tienes que hablar de ello, así que siempre está rondando en la cabeza. Los primeros días fueron complicados, le das muchísimas vueltas a la cabeza,pero tienes que seguir y mirar hacia delante.

–¿Qué estampa había en el vestuario o en el bus de vuelta tras la derrota?
–En el vestuario era de gente tirada en el suelo, destrozada, porque sabías que se había acabado y nadie pensaba que fuera a pasar tan pronto. Además, tal y como transcurrió el partido, fue un palo terrible, porque si te ganan durante el encuentro porque son mejores les felicitas y te vas, pero teniéndolo tan cerca en el partido y en los penaltis... fue un momento agridulce, te sientes decepcionado y sientes que no has cumplido el objetivo del club, la ciudad y el nuestro propio cuando fichamos.

«En el vestuario la gente estaba tirada en el suelo y destrozada. El fútbol ha sido muy injusto con este grupo de currantes» –¿Se piensa más en el empate del descuento o en el penalti?
–El gol te da coraje, no se me olvida nada de nada de esa jugada. Es una sucesión de fallos, de despejes, de no llevarla al córner y matarla ahí... Luego lo de los penaltis es una lotería en la que pueda pasar cualquier cosa, iba Antonio que quien mejor para tirar con lo que quiere a la Cultural y resultó que era el día de Mackay, así que toca resignarse, desconectar y volver con las cabezas limpias para la próxima temporada.

–Los penaltis han acabado quitando una gesta histórica en Copa y un posible ascenso...
–Lo hablábamos luego en el hotel y en el bus al volver, que el fútbol ha sido muy injusto con este grupo de currantes. La Copa era un sueño pero es que también lo merecimos y en el ‘playoff’, aunque yo siempre soy muy crítico y exigente, creo que si alguien tenía que ganar era la Cultural, por llegadas y porque lo tuvo en dos ocasiones. Meter casi al final y que te empaten, y tener un penalti para pasar y errarlo, es muy difícil de digerir.

–Sigue esa espina que tienes clavada con los ‘playoff’ y que parecías contribuir a quitar con ese golazo...
–Fue lo primero que le dije a Pichín, que es quien vino a animarme, que es que es mi quinto ‘playoff’ y no he podido ni tan siquiera jugar esa final, siempre en he caído en esa misma ronda, así que le comenté que cuándo me iba a tocar a mi un ascenso. Este año lo teníamos muy cerca, a partido único éramos un rival muy difícil de batir y de buenas a primeras, cuando crees que ya lo tienes, te da la vuelta toda la película y te ves fuera de vacaciones.

–Viendo cómo llegó el Barcelona B a la final, ¿te da la sensación de que de pasar hubierais tenido muchísimas opciones de ascenso?
–Sinceramente no vi el partido, no quise saber más de fútbol y no creo que vea ni la ‘Champions’ de lo quemado que he terminado, pero sí que da la sensación de que tal y como llegaron no eran un rival tan temible. Nosotros con esos rivales que proponen nos sentimos muy a gusto y es una pena no haber tenido la opción de demostrarlo.

«Me ha costado, no tener la máxima confianza del técnico es complicado, pero siempre curré y busqué oportunidades»–No será consuelo, pero tu ‘playoff’ a nivel individual fue muy bueno...
–De inicio el entrenador decidió no incluirme y lo que me tocaba era currar, quedar a disposición del equipo y darlo todo cuando tuviera la oportunidad. En el primer partido se cambió un poco la dinámica coincidiendo con mi entrada y en el segundo creo que el Sabadell llego muy tocado a la última parte y los que salimos dimos un plus, de hecho nos adelantamos y tuvimos alguna para haberlo matado. Ojalá me pudiera consolar pero la verdad es que no lo hace, lo que importaba era ascender.

–Y analizando la campaña, ¿qué balance haces de esta etapa en la Cultural?
–Personalmente está claro que vine para jugar y aportar, por lo que ha sido una situación que me ha costado mucho porque llegar a un equipo donde no tienes la máxima confianza del entrenador es complicado. Me ha tocado hacerlo lo mejor posible, buscar tener oportunidades pasando por etapas de más o menos crédito, pero siempre peleando porque está claro que no era uno de los fijos, así que tocaba seguir y seguir currando. Es jodido porque es una situación en la que prácticamente nunca me ha tocado estar, pero de este año también he aprendido cosas nuevas que se sacan desde esta perspectiva. Ahora hay un cambio de míster, yo también acabo contrato y ojalá a ambos nos vaya bien y el fútbol nos devuelva lo que nos quitó a los dos.

«En los penaltis puede pasar cualquier cosa, pero el gol del empate da coraje, no se me olvida nada de esa jugada» –¿Hay alguna opción de que continúes en la Cultural?
–Ahora mismo no quiero saber nada, es verdad que hay varias cosas abiertas y ofertas presentes, pero también que no tengo ninguna oferta de renovación por parte del club. Se comentó de que cuando haya entrenador hablaríamos, pero está claro que sin haber nada yo estoy valorando otras opciones. Si antes de cogerlas viniera esa propuesta por supuesto que la escucharía y valoraría porque dentro de la Segunda B hay pocos clubes más apetecibles que la Cultural.

–Ya en invierno se habló de intereses de clubes de Segunda y ahora se repite la situación. ¿Es la prioridad el dar el salto de categoría?
–La Cultural sabe lo que hay en ese aspecto, pero aunque se haya hablado, ahora mismo no me ha llegado nada formal de ahí. En cualquier caso, hablando con compañeros la dinámica de los fichajes con todo lo que acontece está muy parada y se van firmando refuerzos a cuentagotas.

«Este club sobra en Segunda B, es apetecible para cualquiera. Me comentaron que cuando hubiera técnico hablaríamos» –Si al final no llegara nada de Segunda, ¿sería la Cultural la primera opción?
–Aquí he sido feliz y estoy muy agradecido a la gente del club. Es cierto que esta situación de este año de jugar de revulsivo habría que valorarla, pero ahora habrá un cambio de entrenador y cuando este llegue, si creen que soy el tipo de jugador que tengo que buscar, está claro que serían los primeros a los que escucharía y valoraría.

–¿Qué impresión te ha causado el equipo leonés?
–La de que este club sobra en Segunda B. Como le pasa a equipos que han subido como Cartagena o Castellón, son equipos con masas grandes y bien estructurados que en esta categoría son apetecibles para cualquier futbolista y siempre estás dispuesto a ir. Si todo lo que yo diga será bueno, pero insisto en que ahora mismo no tengo nada de la Cultural y lo que tengo lo estoy valorando con tranquilidad.

–¿Qué le dirías a la afición como despedida por si finalmente no sigues?
–No me gustan las despedidas, pero sí que querría darles las gracias por cómo nos han tratado a mí y al equipo. Ya no sólo durante el año, en el ‘playoff’ les tuvimos muy presentes, recuerdo el recibimiento en el hotel tras el Yeclano, las bufandas al llegar al estadio sabiendo que no podían entrar, los mensajes por redes... los sentimos muy cerca. Pero también querría pedirles perdón, porque había equipo para hacer ciertas cosas que no se han hecho y para haber disfrutado más de la temporada en el Reino. Son parte importante para que, si llega una oferta por parte del club, la valore muy bien y con cariño.
Volver arriba
Newsletter