Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Aguas fecales inundan las aulas del sótano del colegio Valentín García Yebra

Aguas fecales inundan las aulas del sótano del colegio Valentín García Yebra

EL BIERZO IR

Imagen de un pasillo del colegio, este lunes. | L.N.C. Ampliar imagen Imagen de un pasillo del colegio, este lunes. | L.N.C.
D.M. | 21/01/2019 A A
Imprimir
Aguas fecales inundan las aulas del sótano del colegio Valentín García Yebra
Salud El Ampa quiere una solución definitiva a una situación de suciedad e insalubridad que se repite "cada vez que llueve" / Han enviado al Ayuntamiento de Ponferrada un escrito en octubre, pero no han obtenido respuesta
El colegio público Valentín García Yebra de Ponferrada ha vuelto a inundarse este fin de semana de aguas fecales causando otra situación de suciedad y malos olores en el centro.

Las aulas que se encuentran en el sótano del edificio, que se corresponden con los dos grupos de Primero de Primaria, así como el aula de Música, el aula de Gallego, los pasillos, los baños y varias salas de almacén, entre ellas la que usa la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) , tuvieron que ser limpiadas a fondo por el servicios del Ayuntamiento,  de las aguas residuales que han salido por la arqueta que se encuentra en el sótano del edificio. Algo que se repite habitualmente con las lluvias, cuando la red de alcantarillado no consigue asumir todas las aguas.

Pero en esta ocasión, el Ampa ha considerado que es  la gota que colma el vaso, para poner de manifiesto un problema que se repite cada poco, de hecho, “cada vez que llueve”, informan a este periódico desde el colectivo de familias.

Aunque el problema viene de años atrás, este mismo curso el Ampa ha presentado escritos al Ayuntamiento de Ponferrada explicando el problema y reclamando una solución firme, después de las últimas inundaciones de finales del curso pasado, durante el verano y en el mes de septiembre. En algunas de ellas, el agua que sale por la arqueta y alcanza varios centímetros de altura en las salas del sótano, ha destrozado muebles, libros, material de decoración para las fiestas de Carnaval y Navidad del Colegio que guardaba el Ampa, cajas con material de limpieza, etcétera.

Sin embargo, desde el mes de octubre que enviaron el escrito, “no hemos recibido respuesta”. Por eso entienden que ya no pueden esperar más y consideran que el problema debe conocerse para que lleguen las soluciones definitivas. Y es que, aunque servicios municipales se desplazan a limpiar al colegio cada vez que hay inundaciones, y a menudo realizan trabajos de desatasco, la comunidad escolar  convive cada poco con desagradables situaciones de malos olores, insalubridad y suciedad y sus consecuencias, que vuelven al centro con cada jornada de lluvias abundantes.

“Aunque limpien el suelo, las aguas fecales impregnan las paredes, los muebles, los materiales. Son niños pequeños que lo tocan todo, se les caen los lápices al suelo, los bocadillos”, argumentan desde el Ampa. Una situación lamentable con la que las familias llevan conviviendo ya demasiado tiempo sin que parezca que nadie quiera ponerle arreglo.

Desde el Ampa no han valorado aún si llevar la queja a una protesta más visible, a modo de manifestación o similar. “Lo ideal sería que no hiciera falta hacerlo, que se solucione ya”, porque la situación se hace insostenible. Lo que sí van es a celebrar asambleas para valorar el problema y ver qué medidas se toman. No quieren especular con cual pueda ser la solución y de quién tiene que venir, si del Ayuntamiento o de la Consejería de Educación de la Junta. Sospechan que puede ser una obra costosa, pero parece claro que "o sale la arqueta, o salen los niños. No tienen ningún sentido que haya una arqueta dentro del edificio del colegio” por la que alivian las aguas fecales de todo el contorno cada vez que la red no asume el torrente de aguas de una jornada de lluvia en Ponferrada.



Volver arriba
Newsletter