Publicidad
Adjudicada la peatonalización de Los Cubos y Carreras por casi 1,2 millones

Adjudicada la peatonalización de Los Cubos y Carreras por casi 1,2 millones

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 18/11/2021 A A
Imprimir
Adjudicada la peatonalización de Los Cubos y Carreras por casi 1,2 millones
Municipal El plazo de ejecución es de doce meses, pero las obras no arrancarán hasta abril y van a coincidir en el tiempo con las de la ronda interior
De forma paralela al inicio este miércoles de las primeras demoliciones para ejecutar la ronda interior entre la plaza del Espolón y la calle La Palomera, el Ayuntamiento sigue trabajando en los despachos para avanzar en los proyectos. A los trámites para cerrar las expropiaciones y dejar expedita la manzana ubicada entre las calles Fernando I y Alfonso el Justiciero, se unen los referidos a la licitación de las obras del nuevo vial.

El objetivo es que puedan empezar en primavera, pero más avanzado está desde el punto de vista administrativo el proyecto central de todos estos trabajos, el que servirá para peatonalizar la avenida de Los Cubos y la calle Carreras con el objetivo de poner en valor este tramo de la muralla y conseguir un enlace paseable hasta la Era del Moro, cuyo acondicionamiento como jardín está a la espera de la autorización de Patrimonio para tapar los restos encontrados en las catas arqueológicas.

En este sentido, el perfil del contratante del Ayuntamiento de León recoge ya la propuesta de adjudicación del proyecto, que será ejecutado por la empresa constructora Copcisa con un presupuesto total de 1.150.715,55 euros (IVA incluido) y con doce meses de plazo de ejecución. Sin embargo, su inicio no llegará al menos hasta abril, cuando concluyan las demoliciones y se inicien las obras de la ronda interior.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aporta 804.000 euros a través del 1,5% Cultural, mientras que el resto lo asume el Ayuntamiento de León. En la avenida de Los Cubos, se respetan las zonas verdes que hay entre ellos y se prevén distintas franjas. Habrá una de 1,8 metros pegada a las fachadas de las edificaciones existentes y que será accesible y libre de obstáculos. Otra estará destinada a la colocación de árboles y mobiliario urbano y una tercera –de cuatro metros– se reservará para el acceso de vehículos de emergencias, residentes y carga y descarga.

Mientras, el proyecto para la calle Carreras simulará los cubos de la muralla que se demolieron a principios del siglo XX. Se hará mediante bancos semicirculares y un empedrado en el suelo. Además, entre ellos se colocará un adoquín poroso que permitirá el nacimiento de césped. El resto del pavimento será de granito. También se instalarán paneles informativos alusivos a la evolución urbana del recinto histórico, bancos y árboles y arbustos. Todo el proyecto cumple las normas básicas de accesibilidad universal, para lo cual se eliminarán obstáculos como bordillos y resaltos y todos los pavimentos peatonales se realizarán al mismo nivel que las zonas verdes.

Desde el equipo de gobierno se defiende que se trata de la mayor transformación urbanística de la ciudad desde que se peatonalizó el entorno de la Catedral. En este sentido, hacen hincapié en que a lo largo del año 2023 se configurará una gran zona peatonal desde la calle Ramón y Cajal –con la recuperación de la Era del Moro y el Molino Sidrón– hasta el ábside de la Catedral.
Volver arriba
Newsletter