Publicidad
Adivina quién llama a la puerta

Adivina quién llama a la puerta

OPINIóN IR

19/07/2020 A A
Imprimir
Adivina quién llama a la puerta
La mecha ya estaba encendida en la cúpula del PP antes de las elecciones gallegas y vascas. Ahora, con Feijóo en lo más alto, se aviva el escopetazo. 2021 será clave. En Génova 13 se preparan para acometer una profunda regeneración en todos los territorios, y el de León está especialmente remarcado con verde fosforito. Aquí, la crisis es galopante. Ni gerente, ni secretario general. Y la presidencia, a uvas. Un desastre. El partido está hecho unos zorros y necesita de nuevos equipos. Lo dice Casado y compañía: renovación. ¿Le suena a alguien?

A raíz de ello, la consigna del sálvese quien pueda está empezando a calar entre los que ambicionan seguir en el Paseo de Salamanca. O los que quieren llegar a martillazos hasta el puesto de mando de la organización. Y tanto es así, que hay ya hasta quien, sin rubor y sin atragantarse, se posiciona para la alcaldía de León dentro de tres años. Sí, como suena, para la Alcaldía. Y sin vaselina. Madrugón. Y, también, –que todo es bueno para el convento, camarada– para la secretaría local del partido. Dos por el precio de uno. Oiga, y sin complejos. Qué horror.

En su día ya le habían dicho al hipotético aspirante, que nanay en cuanto a suceder al dimitido José Miguel González. A él y a quienes lo empujaban con el fin de controlar la organización al margen de Martínez Majo. Eso sí, cogiditos de la mano como en el corro de la patata. Otro horror. Sin embargo, Mañueco torpedeó la operación en cuestión de horas con un puñetazo sobre la mesa. Fue suficiente. Bastó. El miedo guardaba la viña.

Pues nada, señoría, a seguir con el intento. Como Felipito Tacatún. Y si hay que viajar a Guernica en plena campaña electoral vasca, se viaja. El caso es contactar con Teodoro García Egea, el número dos del partido, para, menisco en tierra, arreglar la componenda. Deslucida embajada. En este caso, el yunque es un ‘David’ sin honda y, por lo tanto, sin armas, y el martillo un Goliat –léase García Egea–, siempre con la maza en la mano. Mala comida. Y peores noticias para el viajero.

Se supone que el senador y actual portavoz en el Ayuntamiento de Ordoño II, Antonio Silván, estará al tanto de las ambiciones del aspirante ‘al todo incluido’. Y es natural por el probado proteccionismo que le dispensa desde hace años. Hay ‘feeling’. Por cierto, a José Miguel González, el ex secretario general, lo quiere mandar para su pueblo el pretendiente. Y los afines. Dentro de tres años, claro, pero para su pueblo y adiós muy buenas. Es la táctica. ¿Han tocado en hierro? Cría cuervos. ¡Si antes le hacían la ola! ¡Ay, cómo cambian los tiempos! Y las personas. Y en política, más. Eso de a rey muerto, rey puesto, igual no les funciona. Es hasta posible.
Volver arriba
Newsletter